La salud es uno de los pilares de nuestra existencia. Todos deseamos gozar de un cuerpo sin dolor ni enfermedad, pero ¿qué probabilidades hay de ser completamente saludables?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no únicamente la ausencia de enfermedades o afecciones. Cuando esto ocurre nos sentimos con energía, con buen ánimo y capaces de hacer todo, pero a lo largo de nuestra vida pasamos por períodos en que esto no es así, por lo que recurrimos a la medicina para encontrar alivio.

En el mundo occidental generalmente acudimos a un consultorio de medicina convencional, practicada por profesionistas de bata blanca y estetoscopio al cuello, pero cada vez más personas optan por usar remedios de la medicina herbal. En el imaginario común la herbología es asunto de individuos sabios, expertos en toda la naturaleza y celosos de sus conocimientos, pero te sorprendería saber que cualquier persona puede usarla para su beneficio, ¡y no solo las abuelas!

“La salud no lo es todo, pero sin ella, todo lo demás es nada“.

Arthur Schopenhauer

La OMS estima que poco más del 80 por ciento de la población mundial utiliza la medicina herbal como principal sistema de curación, y que un 25 por ciento de los medicamentos prescritos tan solo en Estados Unidos contienen uno o más ingredientes activos derivados de las plantas. La medicina herbal es casi con total seguridad el sistema de curación más antiguo del mundo, y se ha desarrollado a través de los siglos hasta consolidarse como una opción segura y eficaz.

La medicina herbal, una opción natural

La herbología estudia las hierbas y las aplica en el cuerpo para tratar dolencias agudas y crónicas, prevenirlas y mejorar el estado de salud general. Para eso, tiene un amplísimo catálogo de hierbas medicinales, es decir, plantas con constituyentes activos que producen efectos en el cuerpo.

¿Quién no ha usado alguna vez canela, manzanilla, menta, ajo, hierbabuena, sábila o lavanda para aliviarse o curarse? Algunas de estas hierbas tienen más usos de los que crees, y quizá hay otras de interesante utilidad que no conocías. En el catálogo puedes encontrar:

  • Hierbas nutritivas, que contribuyen a mejorar tu salud desde el interior del cuerpo.
  • Hierbas antioxidantes, que aumentan la calidad de vida.
  • Hierbas tónicas, que refuerzan los sistemas corporales.
  • Hierbas de uso cosmético, que mejoran la apariencia de piel y cabello.De las hierbas medicinales se extraen aceites, resinas, gomas y otros fluidos, y con sus hojas, raíces, tallos, frutos, flores y otras partes se elaboran los maravillosos remedios que funcionan en todos los sistemas del cuerpo. De las muchas formas de preparaciones medicinales sobresalen los tés, las tinturas, las cataplasmas, las píldoras, los bálsamos, los jarabes y los supositorios. Estas preparaciones incluyen varios principios activos, a diferencia de la mayoría de los medicamentos convencionales, que solo contienen uno.

¿Por qué optar por la medicina herbal?

La medicina convencional es importante y útil cuando de problemas graves y urgentes se trata, pero la medicina herbal es una buena opción cuando los medicamentos y tratamientos pueden suplirse, como en el caso de dolores de cabeza, quemaduras, insomnio, estrés, infecciones, depresiones leves y un sinfín de dolencias más. Incluso, algunas hierbas tienen propiedades para prevenir el cáncer.

Hay muchas razones para elegir remedios herbales, pero podemos mencionar:

  • Se sustentan en las propiedades de las hierbas, que, al igual que los medicamentos, contienen sustancias o principios activos que al entrar en contacto con el cuerpo producen un efecto.
  • Cuando se utilizan de modo adecuado y sensato, son igual o más efectivos que algunos medicamentos convencionales.
    Pueden diluirse y ajustarse a las necesidades y características de cada persona.
  • Son seguros. La propia OMS indica que el uso de las hierbas medicinales está bien establecido y reconocido como seguro y eficaz, y la investigación médica respalda un amplio número de remedios herbales seguros y eficaces.
  • Al ser de origen y procesamiento natural, tienen un impacto mínimo en el suelo y el agua.
  • No son caros. Por lo general, las hierbas medicinales son accesibles y fáciles de conseguir y de cultivar.

¡Tú también puedes preparar remedios caseros!

Y no es necesario ser un experto en botánica ni tener un “don” especial. Basta con conocer poco a poco las valiosas propiedades de las hierbas medicinales y saber utilizar herramientas de cocina, porque la mayoría de los remedios herbales pueden prepararse fácilmente ahí. Con práctica y tiempo, cualquier persona es capaz de preparar desde una infusión hasta verdaderas píldoras.

Por supuesto, las hierbas medicinales también pueden crecer en un jardín, e incluso formar todo un jardín de hierbas. El cultivo brinda dos ventajas importantes: las hierbas están a la mano en cualquier momento, y cada persona puede sembrar y cosechar las que más necesita. Eso sí, es necesario cuidarlas y saber cuándo y de qué forma recolectarlas, a fin de aprovechar al máximo sus propiedades terapéuticas.

El mundo de las hierbas y los remedios caseros

No hay secretos ni fórmulas milagrosas para tener una vida saludable, pero sí regímenes adecuados. Los remedios caseros preparados con hierbas medicinales son, además de una forma de curar y aliviar dolencias leves a graves, una excelente manera de mantener la salud y de prevenir futuros problemas, como parte de un estilo de vida que incluye una dieta suficiente y equilibrada, descanso y ejercicio.

Arándano Azul

No todo lo que cura sabe mal. El arándano azul es una planta medicinal con más de cinco propiedades curativas y un delicioso sabor en sus frutos antioxidantes.

Leer Más...

Remedios Caseros para Alergias Respiratorias

Los expertos indican que son resultado de factores ambientales y genéticos, y aunque una alergia no se cura, pueden tratarse exitosamente con remedios naturales.

Leer Más...

Remedios Caseros para Aftas Bucales

Dolorosas e incómodas, las aftas bucales son prevenibles y de fácil tratamiento. La equinácea, el toronjil o la lavanda pueden ayudarte a solucionar el problema.

Leer Más...

Saúco Negro

Los flores y frutos del saúco negro contienen más de 15 propiedades medicinales, ayudando en partes corporales tan diversas como riñones, piel, ojos y oídos.

Leer Más...

Sauce Blanco

Con propiedades analgésicas y antiinflamatorias, el sauce blanco es un excelente auxiliar para cólicos, fiebres por infección y alivio de dolor para artritis o gota.

Leer Más...

Pamplina

Rica en vitamina C, calcio y potasio, la pamplina se usa principalmente en padecimientos de la piel, que van desde una herida pequeña hasta eccema o psoriasis.

Leer Más...

Cohosh Negro

Actaea racemosa es considerada la planta para la mujer, ya que sus propiedades y constituyentes activos actúan contra problemas propios de las mujeres como la menstruación dolorosa, la menopausia y el síndrome premenstrual.

Leer Más...

Algarrobo

Ideal para pasteles y galletas, el algarrobo (Ceratonia siliqua) posee numerosas propiedades medicinales para diferentes tipos de padecimientos digestivos.

Leer Más...

Aguacate

Nativa del sur-centro de México, la planta de aguacate da un fruto muy nutritivo y rico en grasas saludables y taninos que le atribuyen más de 15 propiedades medicinales.

Leer Más...

Lúpulo

Humulus lupulus o Lúpulo, es un sedante natural con gran efecto sobre el sistema nervioso central. Así que si tienes irritabilidad, estrés o ansiedad, esta planta es ideal para ti.

Leer Más...