Remedios con plantas

Cómo hacer ungüentos, pomadas y bálsamos medicinales

Por Equipo de redacción. Actualizado: 19 diciembre 2022
Cómo hacer ungüentos, pomadas y bálsamos medicinales

¿Un hematoma? Bálsamo de árnica (Arnica montana). ¿Erupciones en la piel? Ungüento de caléndula (Calendula officinalis). Los ungüentos, pomadas y bálsamos medicinales son preparaciones semisólidas de uso externo que se aplican en la piel y se ablandan al contacto con ella. Son muy comunes en todo hogar para aliviar desde un sarpullido hasta quemaduras y cortaduras de moderada gravedad. Su textura untuosa ofrece una aplicación agradable al tacto.

Los bálsamos, pomadas y ungüentos son muy semejantes entre sí, aunque generalmente los bálsamos son más firmes y grasosos que los ungüentos (que pueden cubrir áreas más grandes de la piel), y tienen una cantidad alta de aceites volátiles, por lo que tras su aplicación despiden vapores aromáticos. Todos están hechos a base de una sustancia grasa y su fórmula no contiene agua. Según la hierba empleada, pueden servir para nutrir y suavizar la piel, o para calmar y curarla, pero también para tratar problemas menos superficiales, como el dolor de cabeza y la inflamación de articulaciones.

Son muy fáciles de elaborar, pues su preparación parte de un aceite engrosado o endurecido con otra grasa sólida, como vaselina, manteca de cacao, manteca de karité, cera de abejas, etcétera. La mayoría de los ungüentos tienen como base una mezcla de cera y un aceite fijo, mezclados o impregnados en sustancias vegetales. Existen muchísimas formas para preparar un bálsamo, ungüento o pomada, por lo que varían en textura y en propiedades. En Remedios-Naturales.org, te mostramos dos recetas caseras sencillas: la primera es muy básica y la más fácil de preparar, mientras que la segunda requiere más tiempo, pero también es muy sencilla.

También te puede interesar: Usos medicinales del jengibre

Índice

  1. Receta de pomada de hierbas casera
  2. Receta de bálsamo casero con cera de abejas
  3. Hierbas medicinales perfectas para bálsamos y ungüentos

Receta de pomada de hierbas casera

Si quieres preparar una pomada casera a base de hierbas medicinales perfecta para aliviar irritaciones y comezón en la piel, toma nota de la siguiente receta:

Ingredientes:

  • 220 g de vaselina.
  • 2 cucharadas de hierba seca o fresca. Puede usarse raíces, hojas o flores.
  • Cacerola.
  • 1 gasa fina.
  • Frasco opaco de boca ancha con tapa.

Preparación:

  1. Pon la vaselina en la cacerola, a fuego lento.
  2. Añade la hierba y continúa el proceso hasta que la mezcla alcance la ebullición. Mueve con frecuencia.
  3. Apaga el fuego y pasa la mezcla a través de la gasa, para que solo el líquido pase. Presiona las hierbas firmemente para no desperdiciar ni una gota.
  4. Vierte la mezcla en un frasco y tápalo una vez que se haya enfriado, cuando tenga una consistencia semisólida.
Cómo hacer ungüentos, pomadas y bálsamos medicinales - Receta de pomada de hierbas casera

Receta de bálsamo casero con cera de abejas

Si quieres preparar un ungüento más espeso, toma nota de la siguiente receta de bálsamo casero con cera de abejas, ideal también para hidratar y humectar la piel.

Ingredientes:

  • 1 taza de aceite herbal. Debe estar perfectamente colado, de modo que no tenga residuos sólidos de hierbas.
  • ¼ de taza de cera de abejas.
  • Cacerola.
  • Frasco opaco de boca ancha con tapa.

Preparación:

  1. Calienta la cera de abejas y el aceite herbal en la cacerola, a fuego lento. Tú mismo puedes preparar el aceite fácilmente.
  2. Una vez que la cera esté completamente derretida, retira del fuego y vierte en el frasco.
  3. Guarda el frasco en un lugar fresco y oscuro.

Una tercera receta consiste simplemente en dejar macerar hierba seca en 450 ml de aceite de oliva y 50 g de cera de abejas a baño maría, a fuego lento, y después filtrar el líquido para descartar los residuos sólidos. Si deseas que tus preparados adquieran la consistencia de un bálsamo, usa más cera. No es necesario agregar un conservante, pero deséchalos si notas un olor rancio. Típicamente duran de 6 meses a 1 año. Aplica masajeando suavemente la piel para que el preparado se absorba.

Por lo general, los ungüentos con ingredientes estimulantes o con aceites esenciales, como aquellos con jengibre y menta, no necesitan aplicarse mediante masajes.

Hierbas medicinales perfectas para bálsamos y ungüentos

  • Árnica: flores.
  • Pamplina o hierba gallinera (Stellaria media): hojas y flores.
  • Eucalipto (Eucalyptus globulus): hojas y aceite esencial.
  • Olmo (Ulmus rubra): corteza interna.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer ungüentos, pomadas y bálsamos medicinales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios con plantas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Cómo hacer ungüentos, pomadas y bálsamos medicinales