Fotografía de: Vangeliq.petrova

Uncaria tomentosa

El curioso nombre común de esta planta proviene de la forma de sus espinas, cortas y curvas hacia abajo. Su popularidad ha aumentado últimamente, pues sus efectos sobre el sistema inmunitario y su uso para tratar problemas como el cáncer y el VIH se han popularizado en algunos países.

La planta es nativa de los bosques tropicales del centro y este de la región andina, en Sudamérica, así como en la Amazonia, y crece especialmente en Perú. Se extiende a ciertas partes de Centroamérica desde Belice. Se clasifica científicamente como parte del orden Gentianales, de la familia Rubiaceae y del género Uncaria.

Durante mucho tiempo ha sido usada por nativos del Perú para tratar ciertos problemas de salud como asma, reumatismo y condiciones de riñones. Sin embargo, no fue sino hasta la década de 1970 cuando el resto del mundo comenzó a conocer las propiedades y posibilidades de la uña de gato. A principios de la década de 1990 emergió en Europa y Perú como parte del tratamiento del VIH.

¿Cómo es?

La uña de gato es una liana, una planta trepadora con tallos delgados y leñosos y espinas en forma de gancho con las que se ayuda a asirse mientras se enreda en las estructuras. Durante sus primeros años, los tallos se encuentran cubiertos por pelos muy cortos, pero los pierden conforme pasa el tiempo. Su altura es de hasta 30 metros, y los tallos miden alrededor de 20 centímetros de diámetro.

Posee hojas de forma elíptica dispuestas en espirales, cuyos bordes son lisos. La superficie es de un verde brillante, pero el envés es más pálido.

A principios de la década de 1990 emergió en Europa y Perú como parte del tratamiento del VIH.

Cultivo y cosecha

Uncaria tomentosa requiere vivir en un entorno cálido y húmedo, propio de los trópicos de donde es nativa. Actualmente no hay cultivares agrícolas; las selvas son las principales fuentes de la planta, pero a veces se cultiva informalmente en Sudamérica. Algunas instituciones gubernamentales y compañías privadas están investigando la posibilidad del cultivo comercial.

Generalmente se propaga por medio de esquejes; la propagación por semillas suele tener poco éxito. La uña de gato crece bien junto a los árboles, debido a su hábito de enredarse, y en sitios soleados o con un poco de sombra.

Constituyentes activos

Alcaloides oxindoles pentacíclicos (POA), alcaloides oxindoles tetracíclicos (TOA), esteroles, flavonoides, glucósidos triterpenoides y taninos (incluidas epicatequina y proantocianidinas).

Propiedades

Antibacterianas, antiagregantes, inmunoestimulantes, antiedémicas, antiinflamatorias, antioxidantes, antimutagénicas, antipiréticas y antivirales.

Partes utilizadas

Raíces y corteza de los tallos.

Usos medicinales tradicionales

La uña de gato actúa principalmente en el sistema inmunitario. Sin embargo, sus beneficios se han ensalzado muchísimo, por lo que conviene decir que no es una panacea ni la cura de enfermedades como el cáncer y el VIH/SIDA. El National Center for Complementary and Integrative Health de Estados Unidos indica que todavía hay pocos ensayos clínicos de alta calidad sobre la planta, y que aún no hay evidencia científica concluyente sobre su eficacia en problemas de salud, si bien podría ser un valioso auxiliar.

En general, Uncaria tomentosa incrementa la resistencia a las infecciones (incluso las crónicas) y ayuda a combatirlas, debido a que actúa en el sistema reticuloendotelial, ayudando a aumentar el número y la actividad de los fagocitos. También mejora la proliferación de linfocitos T y B. La corteza modera la producción de interleucinas, unas proteínas que estimulan la actividad de los leucocitos de la sangre. Resulta valioso para personas que reciben quimioterapia, que tratan de prevenir el cáncer y que están en tratamiento por VIH/SIDA, aunque se recomienda consultar a un médico antes de empezar a consumirlo.

La mayor parte de sus beneficios sobre el sistema inmunitario se deben a los alcaloides oxindoles pentacíclicos, que actúan básicamente como estimulantes de la función inmunitaria. El consumo de uña de gato puede ayudar a prevenir el resfriado, la tos y otras infecciones respiratorias, y es auxiliar para eliminar bacterias cuando hay dolor de garganta y amigdalitis. Permite el alivio de la tos crónica, y se usa en el tratamiento de problemas del tracto urinario relacionados con un sistema inmunitario debilitado. Puede contribuir en el combate de virus del herpes y de los hongos del género Candida.

Sus efectos antioxidantes previenen el daño celular que a veces se presenta en personas con enfermedades crónicas degenerativas. En los últimos años se ha popularizado como parte del tratamiento de artritis reumatoide y osteoartritis. Al respecto, la Arthritis Foundation de Estados Unidos indica que la uña de gato, como antiinflamatorio y estimulante del sistema inmunitario, inhibe el factor de necrosis tumoral (TNF), lo mismo que muchos medicamentos para la artritis reumatoide.

Por su actividad antiinflamatoria también es adecuado en casos de úlceras gástricas, colitis y enfermedad de Crohn.

Preparaciones comunes

Se administra en tinturas, tabletas, tés (decocciones) y cápsulas.

Contraindicaciones

La hierba está contraindicada para mujeres embarazadas y que amamantan, así como para personas con tuberculosis o que consumen medicamentos inhibidores del sistema inmunitario. No se recomienda su consumo a mujeres que están intentando quedar embarazadas, ya que se ha usado para prevenir e interrumpir la gestación.

Puede ocasionar dolor de cabeza, mareos, vómitos y disminución de la presión arterial.

Curiosidades

-El investigador austríaco Klaus Keplinger llevó a cabo las primeras investigaciones científicas importantes sobre la uña de gato, en las décadas de 1970-1980.

-El pueblo Asháninca es uno de los que conocen las propiedades de la planta desde hace mucho tiempo, y la utilizaba en su medicina.

Uncaria guianensis, una especie emparentada, es llamada también uña de gato, pero la mayoría de los remedios actuales usan Uncaria tomentosa puesto que contiene importantes compuestos medicinales que no están presentes en U. guianensis.

 

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Uncaria_tomentosa

http://umm.edu/health/medical/altmed/herb/cats-claw

https://nccih.nih.gov/health/catclaw

Rebecca Johnson, Tieraona Low Dog, Steven Foster y David Kiefer. (2012). Guide to medicinal herbs. National Geographic Society.

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

Marilyn Barrett (Editor). (2004). The handbook of clinically tested herbal remedies. Volume 1. The Haworth Press, Inc.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.

James A. Duke. (2002). Handbook of medicinal herbs. Second edition. CRC Press.