Thymus vulgaris

El tomillo es un ingrediente usual en muchísimos platillos. Pues bien, esa modesta hierba confinada a la cocina es una potente hierba medicinal con muchas posibilidades.

Thymus vulgaris es una de las cerca de 350 especies del género Thymus. Pertenece al orden Lamiales y a la familia Lamiaceae, y es nativa de la región mediterránea, básicamente de España, Francia e Italia. Fue introducida por los romanos a las islas británicas, y gracias a su versatilidad se le ha introducido en muchos países del mundo.

Las propiedades culinarias y medicinales del tomillo se conocen desde tiempos antiguos. Según Plinio el Viejo, era la cura de todas las “aberraciones de la mente”.

¿Cómo es?

El tomillo es un arbusto perenne de base leñosa con múltiples tallos verticales y ramas variadas. Se le describe como un arbusto enano, pues alcanza de 15 a 30 centímetros de altura. Sus hojas son pequeñas, estrechas, gris verdosas y muy aromáticas.

Desarrolla, generalmente en verano, pequeñísimas flores que crecen en racimos medianos. Son flores aromáticas de 5 sépalos, 2 labios (bilabiadas), forma tubular y colores que varían entre el blanco, rosado y púrpura. A pesar de su tamaño y discreto color, son muy vistosas, por lo que algunas personas cultivan la planta con motivo ornamental.

El tomillo es un excelente desinfectante con usos tanto internos como externos.

Cultivo y cosecha

El tomillo es propio de climas cálidos y secos, por lo que no crece naturalmente en zonas frías y muy húmedas; se sabe que no tolera la humedad invernal de muchas regiones. Puede propagarse por semillas a mediados de primavera, por esquejes en verano o por división a finales de verano o en primavera. Los suelos más adecuados para su crecimiento son alcalinos, bien drenados, calcáreos y hasta secos. No requiere un suelo muy rico en nutrientes, pero sí necesita desarrollarse a pleno sol.

Los cuidados para Thymus vulgaris son mínimos, pero puede recortarse un poco después de la aparición de las flores para promover el crecimiento del follaje. Dado que solo se usan las partes aéreas en la medicina herbal, la cosecha tiene lugar en verano, mayormente entre junio y agosto y a pleno día. Deben cortarse las ramas con flores o bien, la planta completa.

Constituyentes activos

Contiene flavonoides, taninos, amargos, terpenos, saponinas, aceites volátiles (incluidos borneo, eucaliptol, carvacrol y timol) y ácidos orgánicos.

Propiedades

Carminativas, antiespasmódicas, expectorantes, descongestivas, astringentes, digestivas, antiedémicas, estimulantes, antibacterianas, antimicrobianas, relajantes, inmunoestimulantes, rubefacientes, antioxidantes, antihelmínticas, fungicidas, analgésicas, antiinflamatorias, sedantes, antipiréticas, antitusivas, coleréticas, diuréticas, emenagogas, hipotensivas, nervinas, tónicas y vermífugas.

Partes utilizadas

Hojas y flores, además del aceite esencial que se extrae.

Usos medicinales tradicionales

En general, el tomillo es un excelente desinfectante con usos tanto internos como externos. El aceite esencial se usa en aromaterapia para tratar agotamiento y depresión leve, y, como ingrediente de ungüentos, linimentos o lociones, para disminuir dolores musculares, de reumatismo y de artritis.

Sistema digestivo. Como la mayoría de las especias y hierbas de olor, el tomillo tiene un efecto benéfico sobre el hígado y el tracto digestivo, gracias a sus constituyentes y propiedades amargas, relajantes y carminativas. Estimula la función del hígado, aumenta el apetito y mejora la digestión, por lo que es apto para tratar dispepsia, cólico y síndrome de colon irritable. Además, debido a que sus compuestos relajan los músculos lisos del estómago y los intestinos, calma los espasmos.

Es eficaz para aliviar síntomas de padecimientos infecciosos como disentería, gastroenteritis y diarrea. Se ha utilizado para ayudar a expulsar nematodos parásitos. Contribuye a restaurar la flora bacteriana del tracto digestivo.

Sistema circulatorio. El tomillo, usado como planta medicinal y aún como hierba culinaria, complementa los tratamientos para reducir los niveles de colesterol de la sangre. También estimula la circulación sanguínea.

Sistema respiratorio. Como antiséptico, alivia síntomas de problemas como dolor de garganta, laringitis, amigdalitis, resfriados, gripes y otras infecciones respiratorias. Al relajar los espasmos, ayuda a controlar la tos causada por bronquitis, neumonía, asma, y pleuresía, por ejemplo. Su poder antiséptico ayuda a aliviar la irritación y dolor de la garganta si se le usa como enjuague bucal y en líquidos para hacer gárgaras. El té, hoy no tan consumido, era en siglos anteriores un remedio popular para la tos y el resfriado.

También, como poderoso expectorante debido principalmente al timol y al carvacrol, permite la expulsión de la mucosidad que obstruye las vías aéreas superiores durante la congestión nasal.

Sistema tegumentario. El aceite esencial se aplica sin diluir directamente sobre uñas infectadas por hongos, y diluido sobre la piel para combatir a los mismos. Si se le usa como enjuague capilar provee brillo y fuerza al cabello.

Sistema reproductivo. Baños de asiento con líquidos hechos a base de tomillo pueden ayudar a combatir infecciones vaginales.

Usos y propiedades del tomillo.

Preparaciones comunes

Se administra en forma de jarabes, tés (infusiones), tinturas y compresas. El aceite esencial puede usarse en compresas, baños y muchas otras preparaciones medicinales.

Contraindicaciones

El tomillo es generalmente seguro y no produce reacciones adversas. En casos muy raros puede provocar reacciones alérgicas o malestar gastrointestinal.

Curiosidades

-El griego Teofrasto llamó al tomillo thymus en su idioma original (griego).

-En algunas culturas, el tomillo se asocia con algunos rituales realizados por mujeres jóvenes para revelar el amor verdadero.

-En la naturaleza, crece en pastizales, bancos de piedra, formaciones rocosas, laderas y terrenos baldíos.

-Los griegos también usaban la hierba en ritos funerarios como incienso y como agente fumigante en los hogares.

 

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Thymus_vulgaris

http://www.iucnredlist.org/details/203348/0

Rosemary Gladstar. (2012). Medicinal herbs. A beginner’s guide. Storey Publishing.

David Hoffmann. (1998). The herbal handbook. A user’s guide to medical herbalism. Estados Unidos. Healing Arts Press.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

James A. Duke. (2002). Handbook of medicinal herbs. Second edition. CRC Press.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.