Remedios Caseros para los Problemas de Memoria.

No saber en dónde quedaron las llaves, no recordar cómo llegar a un sitio o no acordarse del aniversario son pequeños problemas cotidianos que la mayoría de las personas hemos experimentado. Estos problemas de memoria pueden reducir con remedios caseros. Ocurren por distintos motivos como estrés o simplemente por no poner atención, pero también existe pérdida de memoria más grave, como la que aparece por la enfermedad de Alzheimer.

Un trastorno de pérdida de memoria bien conocido es la amnesia.

Síntomas de Problemas de Memoria.

Se distingue por la pérdida, momentánea o permanente, del recuerdo de sucesos que ocurrieron desde segundos hasta años atrás. Algunas personas advierten una neblina mental y dificultad para hilar oraciones o escoger la palabra adecuada para una frase. Según la causa de la pérdida de memoria, puede haber incapacidad para seguir instrucciones y recordar lugares y personas cotidianos, repetición de preguntas y confusión de lugares, personas y eventos, entre otros.

Si crees que últimamente tu memoria está fallando, revisa tu estilo de vida y tu alimentación para detectar factores que podrían ser responsables.

Causas.

Problemas de memoria leves y transitorios pueden deberse a estrés, ansiedad, migraña, problemas de sueño, deficiencia de nutrientes o depresión leve, pero aquellos que aparecen a través de un período rápido, se agravan y no tienen recuperación pueden ser consecuencia de derrames cerebrales, demencia, lesiones en la cabeza, enfermedad de Alzheimer, tumores cerebrales, infecciones cerebrales, depresión severa, esquizofrenia, desorden bipolar, abuso de alcohol o drogas ilegales y traumatismos craneales, solo por mencionar algunos.

Tratamiento.

Si crees que últimamente tu memoria está fallando, revisa tu estilo de vida y tu alimentación para detectar factores que podrían ser responsables. Acude al médico si has tenido algún traumatismo o lesión en la cabeza, si eres una persona de la tercera edad o si hay en tu familia antecedentes de problemas neurológicos o Alzheimer. Entonces, el médico puede recomendar un tratamiento basado en la causa y en tus características, que suele incluir medicamentos para retardar el avance del deterioro de la memoria y para aliviar algunos síntomas. Se recomienda practicar ejercicio y evitar la exposición a contaminantes.

En algunos casos, la pérdida de memoria es irreversible.

7 Remedios caseros para problemas de memoria.

1. Infusión de ginkgo.

-El ginkgo (Ginkgo biloba) es una planta que mejora la memoria al aumentar el flujo de sangre y captar adecuadamente el oxígeno, lo que mejora la transmisión entre las células nerviosas. Además, es antioxidante y combate los radicales libres. Puede retrasar el deterioro mental y mejorar la función cognitiva.

Prepara una infusión con sus hojas poniéndolas a reposar durante 15 minutos en agua hervida. Toma el té 3 veces al día durante varios días. Si el problema ya es crónico, toma las 3 tazas durante unos 3 meses, interrumpe la dosis durante 3 o 4 semanas y vuelve a beber.

Si se consume con regularidad, el ginkgo contribuye a la prevención de la demencia.

2. Infusión de albahaca.

-La albahaca (Ocimum basilicum) tiene un efecto calmante, y en situaciones en las que el estrés puede nublar la mente es útil para mejorar la concentración y la memoria. Toma 2 o 3 tazas de una infusión hecha con 2 cucharillas de hojas secas de albahaca por cada taza de agua hirviendo. Déjala reposar durante 15 minutos y bébela lentamente.

3. Tintura de bacopa.

-La bacopa (Bacopa monniera) mejora la producción y función de la serotonina, mejorando así la memoria y concentración. Puedes tomar ½ cucharilla de tintura 3 veces al día durante varios días. Se elabora poniendo a macerar la planta entera seca y cortada en vodka, brandy o glicerina durante unas 4-6 semanas. Al término de este período elimina la hierba y usa solo el líquido.

4. Tintura de gotu kola.

-Toma ½ cucharilla de tintura de gotu kola (Centella asiatica) de la misma manera que en la receta anterior, usando las hojas y tallos secos y cortados. Esta hierba es una alternativa natural para la estimulación de la memoria, incluso en personas con Alzheimer.

5. Tintura de salvia española.

-Para tratar la pérdida de memoria durante las primeras etapas de demencia, toma ½ cucharilla de tintura, 3 veces al día, de hojas de salvia española (Salvia lavandulifolia). También puedes beber regularmente 4 tazas de té al día. Consúmela durante 2 o 3 semanas, descansa 4 semanas y vuelve a tomar la dosis.

6. Lleva ramitas de romero.

-A través del tiempo, los estudiantes han usado coronas o ramitas de romero (Rosmarinus officinalis) para mejorar su concentración y memoria durante los exámenes. Si no te atreves a ir a la escuela con una corona de romero, simplemente coloca ramitas cerca de tu nariz; por ejemplo, en un bolsillo de la camisa o en la oreja. Si estás en casa puedes colocarlas como prefieras.

El romero es un antiguo tónico cerebral, al que los antiguos romanos confiaban para aclarar su mente y promover la función de la memoria.

7. Paño con aceite herbal.

-Aprovecha la proximidad de las fosas nasales con el cerebro. Toma un pequeño paño limpio y deposita en él 5-10 gotas de aceite herbal de romero o toronjil (Melissa officinalis). Asegúrate de que la tela quede bien impregnada del aroma, y acércala a tu nariz para inhalar profundamente durante unos 10 minutos. Haz esto en ocasiones o eventos en los que necesites darle un impulso a tu memoria, o bien, hazlo regularmente.

En Inglaterra se está estudiando el uso de la aromaterapia con toronjil debido a que se sugiere que los componentes de esta hierba interactúan con los neurotransmisores del cerebro de cierto modo. De esta manera, el toronjil podría ser útil para tratar no solo problemas leves de memoria, sino también padecimientos neurológicos más serios como el Alzheimer.

Tratamientos naturales para la memoria.

Remedios caseros para problemas de memoria (No herbales).

1. Agua con vinagre.

-Si estás pasando por un período de tensión o estrés y tu memoria resiente la situación, toma antes de cada comida (3 veces al día) 1 vaso de agua mezclada con 1 cucharilla de vinagre de sidra de manzana. Repítelo durante varios días o algunas semanas.

2. Ejercita tu mente.

-Resuelve todos los días o varias veces a la semana rompecabezas, memoramas, sopas de letras, crucigramas o juegos semejantes. Estos son prácticamente ejercicios mentales, y estimulan la función cerebral.

3. Utiliza tu otra mano.

-Practica diariamente hacer cosas con la mano opuesta a la que usas. Si eres diestro, trata de escribir o tomar objetos con la izquierda, y viceversa.

Recomendaciones.

-Consumir alimentos con vitamina B3 y vegetales de hoja verde, que son ricos en clorofila y por lo tanto ayudan a transportar oxígeno al cerebro.

-Moderar el consumo de grasas saturadas es importante para prevenir problemas de memoria en el futuro. Evita los alimentos fritos y prefiere cocinar con aceites vegetales buenos, como el aceite de oliva extra virgen.

-Añadir a tu dieta alimentos y hierbas ricos en antioxidantes, como frutos rojos, albahaca, salvia y tomillo.

 

Fuentes

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/memory.html

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003257.htm

https://www.nia.nih.gov/alzheimers/publication/understanding-memory-loss/serious-memory-problems-causes-and-treatments

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

James A. Duke. (2002). Handbook of medicinal herbs. Second edition. CRC Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.