Remedios Caseros para los Mareos y Vértigo.

Los mareos y vértigos logran aminorarse con remedios caseros. Pueden ser experimentados por niños, adultos y ancianos debido a múltiples causas, desde movimientos bruscos y embarazo hasta problemas como migraña o hipertensión arterial. La palabra “mareo” designa a un conjunto de sensaciones desagradables, como la de perder el equilibrio y la orientación. Cuando alguien sufre una ilusión de movimiento, frecuentemente acompañada de náuseas y a veces de vómito, se dice que tiene vértigo.

Los mareos no son una enfermedad ni un problema grave por sí solos, pues suelen ser un síntoma de una enfermedad o un problema de salud subyacente.

Síntomas de Mareos y Vértigo.

Se describen generalmente como una sensación de pérdida del equilibrio o de que la habitación en la que una persona se encuentra está girando. Un individuo mareado también puede mostrarse débil, aturdido e inestable, como si estuviera flotando, y sentir que pronto se desmayará.

El vértigo puede provocar náuseas y hasta vómito.

Los mareos suelen ser un síntoma de una enfermedad o un problema de salud subyacente.

Causas.

Los mareos pueden tener una de varias causas, pero en muchos casos se deben a un daño en zonas del cerebro implicadas en el equilibrio o en los sentidos. Entre las causas más comunes se encuentran la migraña, el estrés, la ansiedad, el agotamiento por calor, la deshidratación, un bajo nivel de azúcar en la sangre, movimientos violentos, infecciones del oído interno (laberintitis), golpes en la cabeza, tumores cerebrales, mala circulación sanguínea, embarazo, anemia, trastornos de ansiedad y fobias y trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson, entre otros.

Quizá más comunes son los mareos que se sienten cuando una persona bebe mucho alcohol.

Tratamiento.

El tratamiento médico depende de la causa, y por lo general se trata primero esta para que los síntomas disminuyan. Los mareos causados por movimiento pueden prevenirse y remediarse fácilmente con medicamentos de venta libre, y otros asociados con algunas enfermedades necesitan medicamentos de venta con receta. Si la causa es una infección se trata con antibióticos; si la causa es un tumor puede requerirse cirugía.

9 Remedios caseros para los mareos y vértigo.

1. Infusión de jengibre.

-Mareos ocasionados por cinetosis o movimiento pueden remediarse con una infusión de raíz de jengibre (Zingiber officinale) rallada. Prepárala (1 cucharilla por taza de agua hirviendo) y tómala inmediatamente.

2. Bebida de toronjil.

-Para los mareos que acompañan un dolor de cabeza, añade 1 cucharilla de hojas secas de toronjil (Melissa officinalis) a 1 taza con agua hirviendo, y deja reposar durante 15 minutos. Bébelo, y prepara otra taza si la sensación regresa.

3. Cucharadas de miel.

-Si tus mareos provienen de una resaca, antes que nada bebe muchos líquidos para promover la eliminación del alcohol de tu cuerpo. Después, comienza a beber 1 cucharilla de miel cada 20 minutos durante algunas horas, y toma 4 antes de consumir tu primera comida para que el potasio ayude a disminuir los efectos del alcohol y los síntomas de la resaca.

4. Cápsulas de raíz de jengibre.

-Prepara cápsulas de raíz de jengibre en polvo según las indicaciones recomendadas, y toma 2 cuando sientas mareos por cinetosis. Puedes tomar hasta 4 al día.

Cómo hacer cápsulas medicinales.

5. Infusión de matricaria.

-Ante la sensación, haz una infusión con 1 cucharilla de hojas secas de matricaria (Tanacetum parthenium) y bébela cuando esté tibia. Puedes tomar hasta 3 tazas, pero utiliza solo las hojas.

6. Tintura de esculetaria de Virginia.

-La esculetaria de Virginia (Scutellaria lateriflora) es antiespasmódica, sedante y ligeramente amarga, así que puede ayudarte a aliviar los mareos relacionados con problemas nerviosos. Haz una tintura con las hojas secas y alcohol según nuestras recomendaciones, y toma ¼ o ½ cucharilla cada hora hasta que la sensación desaparezca. No tomes más de 6 cucharillas al día.

7. Compresa con aceite de lavanda.

-Si el mareo es resultado de agotamiento o golpe de calor, no pierdas tiempo y retírate del sol. Afloja tu ropa o deshazte de parte de ella, y pásate una esponja o trapo mojado con agua fría por el cuerpo. Después, haz una compresa con una tela o paño de algodón a la que debes añadir 10 gotas de aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia, L. officinalis), mójala en agua fría, escúrrela y colócala sobre la frente, el cuello y las muñecas. En caso de que las náuseas y los mareos no se detengan, acude apresuradamente al médico.

8. Té para el mareo.

-La ansiedad o un ataque de pánico puede marear a algunas personas. Remedia ambos problemas con un té de manzanilla (Chamaemelum nobile) o de pasionaria, flor de la pasión o pasiflora (Passiflora incarnata), y bébelo tibio lentamente. Puedes tomar hasta 3 tazas al día.

9. Té de regaliz.

-En ocasiones, un acceso de ira intensa puede producir palpitaciones, jadeos y hasta mareos. Cuando esto sucede, es importante tratar de tranquilizarse pronto, respirar lentamente y sentarse para mantener el equilibrio. Para bajar los ánimos, toma 2 o 3 tazas al día de un té de raíz de regaliz (Glycyrrhiza glabra) o raíz de diente de león (Taraxacum officinale). Añade 1 cucharilla de hierba seca por cada taza con agua.

Recomendaciones.

-Evitar los movimientos violentos y los cambios bruscos de postura que pueden causar mareos.

-Evitar el consumo de cafeína, alcohol y tabaco. También es importante moderar el consumo de sal.

-Cerrar los ojos y recostarte durante un mareo o vértigo.

Otras opciones…

-Compresa de agua fría con 10 gotas de aceite esencial de menta (Mentha x piperita). Colócala sobre la frente.

-10 inhalaciones profundas de aceite esencial de albahaca (Ocimum basilicum) o lavanda, directamente de la botella.

-3 tazas al día de infusión de albahaca o menta.

Remedios caseros para mareos y vértigo (No herbales).

1. Mantén la vista fija.

-Ante la primera sensación de mareo, siéntate (incluso en el suelo) con las piernas relajadas o extendidas y trata de mantener la vista en un objeto fijo. Esto ayuda a acortar la duración del mareo y a reducir las náuseas.

2. Inhala aceite de lavanda.

-Si de repente te sientes mareado o con vértigo, consigue aceite esencial de lavanda y unta un poco debajo de la nariz, o bien, pon unas gotas en un pañuelo e inhala hasta que sientas alivio.

3. Cambia tu postura.

-Para evitar mareos, trata de cambiar de posición o postura lentamente después de estar sentado o recostado durante mucho tiempo.

4. Come algo helado.

-Chupa una paleta helada o una fruta congelada o helada. Mastica lentamente.

5. Bebe agua.

-Si eres propenso a los mareos, bebe 1 vaso con agua cada 1-2 horas durante la mañana-tarde.

 

Fuentes

http://www.nhs.uk/Conditions/dizziness/Pages/Introduction.aspx

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/dizziness/basics/definition/con-20023004

(1997). Remedios, curaciones y tratamientos médicos. México: Reader’s Digest México.

Anke Bialas. (2013). Homemade Health. Home remedies your grandmother knew. Natator Publishing.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos: DK Publishing.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.