Remedios Caseros para los Hongos en las Uñas.

Sabemos que la mayoría de los hongos adoran vivir en zonas húmedas. El problema es cuando se alojan en partes de nuestro cuerpo… ahí es momento de aplicar remedios caseros. Por ejemplo, son muy comunes en y alrededor de las uñas de pies y manos. Si esto ocurre y los hongos se multiplican, se produce una infección fúngica.

Una uña infectada por hongos causa comezón, desgaste de los bordes y, quizá lo que más preocupa a muchas personas, cambios en su apariencia. Es un problema que a pesar de no ser grave llega a ser difícil de curar.

Síntomas de los Hongos en las Uñas.

Los síntomas más notorios tienen que ver con el aspecto: las uñas se hacen más gruesas, adquieren una forma anormal, se vuelven resecas y quebradizas, adquieren un color amarillento y aparecen en su superficie franjas blancas o amarillas. Los bordes pueden resecarse, y puede haber leve a intensa comezón.

Causas.

El uso de uñas postizas aumenta el riesgo, sobre todo si se dejan mucho tiempo puestas.

Por lo general, la infección fúngica en las uñas de los pies es resultado del pie de atleta o de tiña, pero también puede desarrollarse si permanecen húmedas durante mucho tiempo, si se usan zapatos que hacen sudar los pies o que impide que se sequen, o si se tiene alguna enfermedad o deformidad en ellos. Las uñas de las manos también pueden contraer una infección por estar mucho tiempo húmedas. El uso de uñas postizas aumenta el riesgo, sobre todo si se dejan mucho tiempo puestas.

Tratamiento.

El tratamiento más utilizado consiste en medicamentos antimicóticos en cremas, esmaltes o pastillas, que combaten los hongos y promueven el crecimiento de uña sana. Estos productos pueden adquirirse sin receta en las farmacias, pero si el tratamiento no funciona es mejor acudir al médico.

En los casos más graves la uña se extirpa o se usa un tratamiento con láser que destruye los hongos.

6 Remedios caseros para los hongos en las uñas.

1. Pasta con ajo.

El ajo, específicamente el bulbo, es uno de los elementos naturales mejor conocidos por sus propiedades antimicrobianas y antisépticas. Puedes aplastar ligeramente un diente junto con un chorrito de aceite de oliva o de almendras dulces (Prunus dulcis) hasta formar una pasta que debes aplicar sobre la uña durante 45 minutos, o bien, frotar un trozo directamente. Sin embargo, para muchas personas el ajo solo puede irritar la piel, así que recomendamos usarlo con aceite.

Enjuaga tus pies con agua después de hacerlo. Si te preocupa el olor, hazlo durante la noche y a la mañana siguiente lávalos con agua y jabón.

2. Decocción de corteza de roble.

-Haz una decocción de corteza de roble blanco americano (Quercus alba). Corta en trozos la corteza y usa 1 o 2 cucharillas por cada taza con agua hirviendo. Espera 20-30 minutos para que alcance una temperatura adecuada, y vierte un poco del líquido (debes desechar antes los restos de corteza) sobre las uñas afectadas.

3. Aceite de árbol de té sobre las uñas.

-El aceite esencial de árbol de té (Melaleuca alternifolia) es un conocido agente antifúngico y antiséptico, es decir, combate los hongos y las infecciones. Consigue un poco y pon 2 o 3 gotas en las uñas, 2 veces al día durante un par de días. Si lo prefieres, mezcla el aceite con una loción corporal sin fragancia.

Atención: antes de usar el aceite esencial en la uña, aplica un poco sobre la piel para comprobar que no te causa dermatitis.

Prepara aceites medicinales.

4. Aceite de tomillo.

-Usa aceite esencial de tomillo (Thymus vulgaris) para combatir los hongos. En este caso, vierte 1 gota por cada uña afectada dos veces al día.

Atención: el aceite esencial sin diluir solo debe usarse en uñas infectadas, no en otras afecciones del cuerpo.

5. Aceites sobre tus uñas.

-Si la infección ha ocasionado que tus uñas se pongan duras, remójalas en agua tibia durante 20-30 minutos. Después mezcla 1 cucharilla de aceite de árbol de té y 1 cucharilla de aceite de nim (Azadirachta indica), y aplica 1-2 gotas directamente en la uña después de recortarla en forma recta.

6. Remoja los pies.

-Pon a calentar 1 l de agua. Apaga el fuego cuando hierva y agrégale ¼ de taza de sal, 3 cucharadas de hojas secas de orégano (Origanum vulgare) y 2 cucharadas de hojas secas de tomillo. Deja reposar durante 10 o 15 minutos; después vierte solo el líquido en un recipiente o cubeta de boca ancha y remoja tus pies limpios durante 20 minutos. Hazlo 1 vez al día durante varios días, hasta que la infección se reduzca.

Recomendaciones.

-Secar muy bien tus pies después de remojarlos, lavarlos y aplicarles cualquier remedio líquido o aceitoso. Claro está, no pases la toalla justo donde aplicaste el remedio, para permitir que actúe.

-Usar calcetines de algodón o de un tejido que absorba el sudor. También es bueno usar zapatos que no promuevan la sudoración.

-Usar las toallas y calcetines una vez después de usarlos. Lávalos muy bien después para evitar que la infección permanezca. No los compartas.

Las uñas de las manos también pueden contraer una infección por estar mucho tiempo húmedas.

Otras opciones…

-Té de manzanilla sobre las uñas. Vierte el líquido 3 veces al día.

-2 gotas al día de aceite esencial de limón (Citrus x limon).

Tratamientos naturales para los hongos en las uñas.

Remedios caseros para los hongos en las uñas (No herbales).

1. Aplicación de pasta.

-Haz una pasta ligera con 2 cucharadas de montmorillonita (un tipo de arcilla) verde, 1 gota de aceite de lavanda y un chorrito de agua. Aplícala fría en la mañana o en la noche sobre las uñas afectadas y retírala con agua al cabo de 2 horas. Usa este remedio durante 4 o 5 semanas.

2. Remojo de pies.

-Vierte 4 l de agua tibia en un recipiente ancho y agrégale 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y 5 gotas de aceite de árbol de té. Remoja tus pies durante 45 minutos y al terminar sécalos bien. Hazlo diariamente hasta que la infección disminuya.

3. Aplicación de agua oxigenada.

-Lava y seca muy bien tus pies. Aplica en las uñas infectadas un poco de agua oxigenada; cuando sequen, unta Vicks VapoRub y cubre los pies con calcetines de algodón durante toda la noche. Enjuaga con agua tibia en la mañana. Repítelo durante varios días.

Fuentes

http://www.nhs.uk/conditions/Fungal-nail-infection/Pages/Introduction.aspx

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001330.htm

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Anke Bialas. (2013). Homemade Health. Home remedies your grandmother knew. Natator Publishing.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.