Remedios Caseros para los Gases Intestinales.

El exceso de gases intestinales o flatulencias es una condición que llega a ser incómoda y hasta dolorosa, pero puede aliviarse con remedios caseros. Cuando alguien produce gases intestinales en abundancia y sufre distensión abdominal, se dice que padece meteorismo.

Las personas sanas producen de 0.2 a poco menos de 2 litros de gases al día, lo cual es normal. Sin embargo, problemas digestivos o de otra índole promueven la producción de una cantidad mayor, lo cual conlleva a molestias difíciles de ignorar. No te preocupes, este problema no suele ser grave y se remedia fácilmente con ingredientes de origen natural.

Síntomas de los Gases Intestinales.

Puede percibirse por la expulsión continua de gases, de olor generalmente fuerte, por hinchazón o distensión abdominal, y por dolor. Algunas veces se experimenta una sensación de saciedad que no se alivia aunque hayan pasado horas después de la última comida.

En muchas ocasiones, el exceso de gases es parte de un problema subyacente, como la indigestión y el estreñimiento.

Causas.

Los gases intestinales, compuestos principalmente por oxígeno, nitrógeno, dióxido de carbono, hidrógeno, y en ocasiones metano, son resultado de la descomposición de los carbohidratos complejos de los alimentos y la fermentación de los nutrientes que el cuerpo no absorbe.

Hay muchos factores causantes del exceso de gases. El más común es el tipo de alimento; es bien sabido que las legumbres como los chícharos, los frijoles y las lentejas promueven la producción de gases. Asimismo, algunas personas son intolerantes a la lactosa y cuando consumen un producto lácteo se ven afectadas no solo por gases, sino también por diarrea y otros problemas. En otras personas las flatulencias excesivas son consecuencia de mucho aire que se traga al comer y beber, y en algunas más existe un factor hereditario que las hace producir más metano de lo normal.

Tratamiento.

En realidad, el exceso de gases no requiere un tratamiento médico por sí solo, sino que se trata el problema subyacente. Puede remediarse con medicamentos de venta libre con simeticona. No obstante, si también experimentas diarrea, inflamación, dolor agudo y pérdida de peso sin razón aparente, consulta a un médico convencional.

8 Remedios caseros para los gases intestinales.

Las hierbas más utilizadas en el tratamiento de las flatulencias excesivas tienen propiedades carminativas. Los remedios caseros para gases intestinales más eficaces son:

1. Infusión de manzanilla y menta.

Si tus flatulencias son causadas por indigestión, haz una infusión con:

Bebe ½ taza antes y después de cada comida hasta completar 3 tazas al día.

2. Tintura de angélica.

Usa de 2 a 4 g de raíz seca de angélica (Angelica archangelica) para hacer una tintura con base en alcohol, y toma ¼ de cucharilla cada hora.

No tomes más de 6 cucharillas al día. Esta hierba reduce la sensación de plenitud del estómago y facilita la expulsión de los gases.

Prepara tinturas en casa.

3. Té de hinojo.

Pon a calentar un recipiente con 1 taza de agua. Cuando hierva, apaga el fuego y deposita 2 cucharillas de semillas molidas de hinojo (Foeniculum vulgare); deja reposar durante 10 o 15 minutos.

Bebe el té 30 minutos antes de comer. Puedes hacerlo con cada comida a lo largo del día.

4. Té de vara de oro.

La vara de oro (Solidago virgaurea) es una hierba relativamente poco conocida, pero sus propiedades carminativas pueden aprovecharse para el tratamiento de las flatulencias.

Bebe 3 veces al día un té preparado con 3 cucharillas de hojas secas en 1 taza de agua hirviendo.

5. Mezcla de hierbas.

Para reducir las flatulencias y la hinchazón abdominal, combina en un plato:

Todas destacadas hierbas de acción carminativa. Mastícalas juntas a lo largo del día. ¡No te las tragues!

6. Té de hinojo y anís.

Combina en un recipiente:

  • 1 cucharilla de semillas de hinojo,
  • 1 cucharilla de semillas de anís,
  • ½ cucharilla de semillas de cardamomo,
  • 1 cucharada de hojas secas de menta y
  • 1 cucharilla de trozos de canela (Cinnamomum verum) en rajas.

Añade 2 tazas de agua hirviendo y deja reposar durante 20 minutos. Toma 2 tazas al día, 1 antes de las comidas.

7. Tintura de genciana.

Muchos herboristas recomiendan tomar tintura de genciana (Gentiana lutea), una hierba amarga que estimula la digestión, con lo cual se reduce la formación de gases.

Prepara una tintura con raíz de la hierba y alcohol, y toma 2 ml 3 veces al día.

8. Infusión de eneldo.

Haz 1 taza de infusión de eneldo para tomar antes de las comidas.

Simplemente deposita 2 cucharillas de las semillas molidas en una taza con agua hirviendo, y deja reposar durante 15 o 20 minutos antes de beber.

Recomendaciones.

  • Masticar tus alimentos despacio, hablar poco y evitar el uso de pajillas para limitar la entrada de aire en el tracto digestivo.
  • Reducir, si padeces con frecuencia de exceso de gases, el consumo de los alimentos que lo producen. Debes identificar muy bien cuáles son.
  • Reducir el consumo de alimentos grasosos.

Otras opciones…

  • 1 taza de infusión de menta antes y después de las comidas.
  • 3 tazas de infusión de canela al día.
  • 3 tazas de té de toronjil (Melissa officinalis) al día, hecho con las hojas y flores.

Remedios caseros para gases intestinales (No herbales).

1. Agua tibia con limón.

-Si sientes el estómago “extraño” después de comer profusamente, podrías tener indigestión y padecer gases. Para prevenir, vierte el jugo de 1 limón mediano en 1 vaso con agua tibia, y bebe el líquido a pequeños sorbos.

2. Jugo de papaya.

-Bebe 1 vaso con jugo de papaya, preparado con partes iguales de agua y de la fruta, 30 minutos antes de comer. No le agregues azúcar. Puedes tomar 2 vasos más a lo largo del día.

3. Aceites y galleta.

-Combina 3 gotas de aceite esencial de limón, 3 de menta y 3 de estragón en un chorrito de agua, y toma 1 gota sobre una galleta sin azúcar después de cada comida.

 

 

 

Fuentes:

(1997). Remedios, curaciones y tratamientos médicos. México: Reader’s Digest México.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos: DK Publishing.

Rosemary Gladstar. (2012). Medicinal herbs. A beginner’s guide. Storey Publishing.

Rosemary Gladstar. (2008). Herbal recipes for vibrant health. Storey Publishing.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.