Remedios Caseros para Uñas Frágiles o Quebradizas.

Unas uñas sanas son fuertes, sin estrías ni círculos en su superficie, y de un color rosado debido a los vasos sanguíneos debajo de ellas. Pero a veces, debido a algún problema de salud subyacente, se ponen débiles o adquieren un color extraño, mientras que otras son objeto de infecciones por hongos. Más común es que se vuelvan resecas, frágiles y quebradizas.

Signos de Uñas Frágiles o Quebradizas.

Nuestras uñas están compuestas de una proteína llamada queratina, que también se encuentra en el cabello. Ayudan a proteger la punta de los dedos, pero en ocasiones son muy blandas, se doblan y rompen con facilidad, se descaman, muy rara vez llegan a crecer más de unos centímetros y se tornan más susceptibles a las infecciones.

Pueden ser un síntoma de alguna enfermedad subyacente, como anemia por deficiencia de hierro o hipotiroidismo.

Causas.

Las uñas débiles pueden ser resultado de frecuentes condiciones de humedad, por el uso continuo y a largo plazo de esmaltes de uñas o por una dieta deficiente en nutrientes. También pueden ser un síntoma de alguna enfermedad subyacente, como anemia por deficiencia de hierro o hipotiroidismo.

Tener uñas quebradizas es un problema que llega a afectar a personas de edad avanzada, pues los cambios en las proteínas que componen las uñas las vuelven menos resistentes, más débiles y más susceptibles a romperse y dividirse, como sucede con otras estructuras del cuerpo.

Tratamiento.

Pocas veces las uñas frágiles o quebradizas requieren un tratamiento médico complejo. Si la causa no es una enfermedad grave o una infección, usualmente basta con aplicar lociones o ungüentos con ingredientes hidratantes o con lanolina. El médico puede prescribir suplementos alimenticios para aumentar el nivel de aminoácidos, oligoelementos y biotina del cuerpo, y así nutrirlo, lo que debe reflejarse en la salud de las uñas.

4 Remedios caseros para uñas frágiles o quebradizas.

Los siguientes remedios caseros son útiles para reforzar las uñas frágiles debido a problemas de deficiencia de nutrientes y malos hábitos. En caso de observar uñas azules, deformadas, en forma de cuchara, muy gruesas, con hoyos o con un color blanco debajo de ellas, es necesario acudir al médico para determinar la causa y el tratamiento adecuado.

1. Infusión con hojas de ortiga.

-La ortiga (Urtica dioica) es una hierba con muchos minerales y calcio. Prepara una infusión con hojas secas (2 cucharillas por cada taza de agua hirviendo) y déjala reposar durante 10-15 minutos hasta que alcance una temperatura adecuada para ser bebida. Toma 2 o 3 tazas al día durante varios días para fortalecer las uñas desde adentro.

También puedes añadir las hojas a tu dieta regular. Cocina las hojas en sopas o en ensaladas.

2. Bebida con avena.

-Pon a calentar 1 l de agua. Mientras tanto, deposita 1 cucharilla de paja de avena (Avena sativa) en una taza. Apaga el fuego cuando hierva y vierte el agua en la taza. Deja reposar el preparado durante 15 o 20 minutos, desecha las hierbas y bebe el té tibio. Puedes tomar 3 tazas al día durante varios días. Esta hierba es rica en minerales, que ayudan a fortalecer las uñas.

3. Bebe té de cola de caballo.

-La cola de caballo (Equisetum arvense) es otra hierba rica en minerales, con propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y astringentes, entre otras. Bebe 3 tazas al día, durante varios días, de té. Para preparar una taza, simplemente deposita 1 cucharilla de la hierba seca y vierte agua sobre ella.

Tés medicinales para preparar en casa.

4. Ajo para las uñas.

-Si tu problema es que no puedes dejar de morderte las uñas, frota sobre ellas un trozo de diente de ajo cortado, de modo que la parte húmeda impregne su superficie. El sabor y aroma, que para muchos resulta desagradable, puede hacerte desistir de morderlas.

Tratamientos naturales para las uñas quebradizas.

Remedios caseros para uñas frágiles o quebradizas (No herbales).

1. Aplicación de aceites naturales.

-Si tus uñas se han vuelto débiles de repente y han adquirido un color amarillento, podrías tener hongos. Remójalas en agua tibia o ligeramente caliente para ablandarlas, y después aplícales 1 gota de una mezcla de aceite de árbol de té (Melaleuca alternifolia) y aceite de nim (Azadirachta indica), que consigues en tiendas naturistas. Repite esto durante 3 días; si las uñas no mejoran su apariencia, prueba otro remedio o acude al médico.

2. Masaje con aceite de almendras.

-Compra aceite de almendras (Prunus dulcis) y vierte 1 gota sobre las uñas. Masajea suavemente cada uña todos los días, al menos 1 vez al día, para mantenerlas suaves y promover su hidratación. No olvides masajear las cutículas.

3. Evita morderlas.

-Aceite de árbol de té frotado sobre las uñas, sin enjuagar. Su sabor es picante y desagradable, por lo que puede evitar que te las muerdas.

4. Aplica crema hidratante.

-Cremas hidratantes convencionales a modo de masaje. A menudo se aplican solo sobre la piel, pero las uñas pueden necesitar un poco.

5. Cápsulas de biotina.

-De 300 a 3,000 mcg de biotina en cápsulas diariamente. Esta vitamina ayuda a algunas personas a fortalecer las uñas.

Recomendaciones.

-Consumir suficiente vitamina A, vitaminas del complejo B, zinc, hierro y ácidos grasos esenciales.

-Evitar el uso de esmaltes y acetona, que contribuyen a la resequedad.

-No morderte las uñas. Además de ser una práctica nada higiénica, deja sus bordes irregulares y estropea su apariencia.

-Usar guantes al lavar ropa y limpiar la casa.

 

 

Fuentes

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003247.htm

https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/conditionsandtreatments/nails-fingernail-and-toenail-problems

http://www.aocd.org/?page=BrittleSplittingNail

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.