Remedios Caseros para las Arrugas.

Hay algunas cosas inevitables en la vida. Una de ellas es la aparición de arrugas, uno de los signos visibles del envejecimiento y que comienzan hacerse notar durante la madurez. No obstante, los remedios caseros para las arrugas pueden retardar su aparición.

Quizá te has preguntado cómo le hacen algunas personas para verse jóvenes y tener una piel tersa a pesar del paso de los años. Si bien esto es una combinación de factores que incluye la genética, también influye el cuidado que se pone a la piel. Las arrugas están presentes en todas las personas de una edad avanzada, pero pueden ser tenues o profundas.

Si tú deseas retardar su aparición o prevenir la formación de surcos profundos, hay muchas cosas que puedes hacer en casa.

Signos de las Arrugas.

Las arrugas son uno de los signos visibles del envejecimiento. Son surcos o pliegues en la piel que aparecen en todo el cuerpo, pero tienden a ser más notorios en el rostro, las manos y el pecho.

A medida que nos hacemos mayores, las células en general se vuelven menos eficaces y menos capaces de reproducirse y regenerarse.

Causas.

Son parte del ciclo natural de la vida. A medida que nos hacemos mayores, las células en general se vuelven menos eficaces y menos capaces de reproducirse y regenerarse. En la piel, esto ocasiona que se produzca menos colágeno y elastina, que se reduzca la grasa subcutánea y que la epidermis se vuelva más delgada, frágil y seca, por lo que pierde resistencia y elasticidad. Como consecuencia, la piel se arruga.

Hay varios elementos que pueden acelerar o estimular la aparición de arrugas, como la radiación solar, el hábito de fumar y algunas expresiones faciales.

Tratamiento.

No existe un tratamiento médico como tal para tratar las arrugas, pero un dermatólogo puede recomendar productos para mantener la humectación de la piel y conservar otras propiedades. Se recomienda mantener una rutina diaria de limpieza y humectación.

9 Remedios caseros para las Arrugas.

No hay ningún remedio herbal milagroso que las borre. Las siguientes preparaciones actúan en la piel brindándole humectación y suavidad, y si se usan con frecuencia el beneficio es a largo plazo. Utiliza los remedios caseros para las arrugas como parte de una rutina de belleza para prevenirlas.

1. Hidratación de la piel.

-La hidratación es clave para evitar surcos prematuros. Usa aceite de coco o de almendras dulces (Prunus dulcis) para eliminar el maquillaje y las impurezas del rostro. Después, enjuaga la piel con agua tibia y aplica los productos que acostumbras luego de la limpieza.

2. Té de llantén mayor o malvavisco.

-Acostúmbrate a beber 3 tazas al día de un té de hojas de llantén mayor (Plantago major) o de raíz de malvavisco (Althaea officinalis), que contienen altas cantidades de minerales, benéficos para la salud del cuerpo, incluida la piel. También contribuyen a mantener el cuerpo hidratado.

3. Mascarilla de aguacate.

-Prepara la típica mascarilla de aguacate y aplícala sobre el rostro al menos 1 vez a la semana. Este fruto es rico en vitamina E y ácidos grasos que contribuyen a humectar la piel. Simplemente aplasta la pulpa de un aguacate pequeño y úntala sobre el rostro. Déjala actuar durante 10 minutos y enjuaga con agua templada. Puedes aplicarte después una crema humectante.

4. Crema humectante natural.

-Prepara una crema hidratante nutritiva de uso diario con 1 taza de aceite de almendras dulces, aceite esencial de naranjo amargo o neroli (Citrus x aurantium), aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia, L. officinalis), 20 g de cera de abejas rallada  y 1 taza con agua. Deposita la cera y el aceite en una olla y caliéntalos a fuego lento hasta que se fundan. Espera 1 minuto, vierte la mezcla en la licuadora junto con el agua y enciéndela durante unos segundos para que se forme una pasta. Viértela en un recipiente y añádele 10 gotas de cada aceite esencial; después deposita la crema en una botella y guárdala en el refrigerador. Úsala para humectar todo el cuerpo (hasta el rostro).

Deséchala al cabo de algunos días en el refrigerador, pues pierde sus propiedades.

5. Té de tsuga del Canadá.

-Consigue los conos secos de tsuga del Canadá (Tsuga canadensis) para hacer un té, poniéndolos a cocer en agua. Utiliza el líquido frío para enjuagar tu rostro antes de dormir, y como tónico.

6. Dieta con antioxidantes.

-Incluye en tu dieta diaria alimentos ricos en antioxidantes, que combaten los radicales libres y retardan los signos más obvios del envejecimiento, como las arrugas. Hierbas y otros alimentos con antioxidantes son los frutos rojos (cerezas, arándanos, etcétera), el ajo, el ginkgo (Ginkgo biloba), el orégano (Origanum vulgare), los chiles y los tomates.

7. Agua de rosas.

-Después de limpiar tu rostro por la mañana y por la noche, aplícate agua de rosas como tónico. Además de prevenir arrugas, limpia bien la piel y la suaviza. Puedes hacerla poniendo 120 g de pétalos frescos de rosas de cultivo orgánico (sin pesticidas ni otros productos químicos) en ½ l de agua destilada, a fuego lento, durante 45-60 minutos. Apaga el fuego y destapa la olla después de algunas horas. Guárdala en una botella en el refrigerador para que se conserve varios días y aplícala fría con una torunda de algodón. Es adecuada aun para pieles sensibles.

8. Uso diario de protección solar.

-La radiación solar es un agente que causa envejecimiento prematuro y manchas. Los dermatólogos recomiendan usar diariamente bloqueador solar incluso en días nublados, pero si prefieres, puedes aplicar sobre cuerpo y rostro aceite de nim (Azadirachta indica), que protege de los rayos solares. Sin embargo, es mejor usarla en días poco soleados y aplicar después una crema protectora de FPS 30 o mayor.

9. Ungüento de consuelda.

-La piel que rodea los ojos es muy delicada y es importante cuidarla, pues es donde aparece multitud de arrugas. Consiéntela de vez en cuando con un ungüento de consuelda (Symphytum officinale) y aceite esencial de romero, que debes dejar actuar durante 20-30 minutos. Ten cuidado de no introducir el ungüento en los ojos.

Cómo hacer ungüentos medicinales.

Tratamientos naturales para las arrugas.

Recomendaciones.

-Limpiar bien el rostro antes de dormir, seas hombre o mujer.

-Beber agua para hidratar tu cuerpo. Prefiere el agua simple y jugos de fruta natural en vez de bebidas carbonatadas.

-Evitar el estrés y dormir lo suficiente para permitir la regeneración celular.

Otras opciones…

-1 o 2 tazas de té verde (Camellia sinensis) varios días de la semana. El té verde está colmado de antioxidantes, por lo que puede ayudar a retrasar la aparición de arrugas.

Remedios caseros para las arrugas (No herbales).

1. Mascarilla de papaya.

-Aplica 3 veces a la semana una mascarilla hecha con un poco de pulpa de papaya machacada. Déjala en el rostro durante 30 minutos, enjuaga con agua fría y unta una crema humectante.

2. Hidratación con agua mineral.

-Para ayudar a mantener el rostro siempre hidratado, lleva siempre contigo una pequeña botella con agua mineral. La botella debe tener atomizador para rociar el rostro varias veces al día.

3. Aplicación de leche de vaca.

-La leche de vaca contiene alfahidroxiácidos (AHAs), que si se aplican tópicamente estimulan la producción de colágeno. Aplica diariamente, 1 o 2 veces al día y con ayuda de una bolita de algodón, un poco de leche fresca sobre la piel limpia. Una vez que lo hagas usa tus productos cotidianos de cuidado de la piel.

Fuentes

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003252.htm

Alice Roberts. El gran libro del cuerpo humano. La guía visual definitiva. Dorling Kindersley Ltd.

Jiri Stodola, Jan Volak. (1992). The illustrated encyclopedia of herbs. Their medicinal and culinary uses. Dorset Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.