Remedios Caseros para la Tendinitis y la Bursitis.

La bursitis y la tendinitis son padecimientos que implican dolor e inflamación en torno a los músculos y los huesos. La tendinitis o tendonitis es la inflamación de un tendón, mientras que la bursitis es la inflamación de una bursa o bolsa sinovial. Ambos problemas pueden presentarse en cualquier persona, pero las más afectadas son, generalmente, aquellas que ejecutan los mismos movimientos continuamente, como los carpinteros, músicos, jardineros y algunos deportistas.

Síntomas de la Tendinitis y la Bursitis.

Cuando una persona tiene tendinitis, experimenta dolor, sensibilidad e inflamación en la zona que rodea una articulación. El dolor aumenta cuando se somete a movimiento. Los síntomas son similares en el caso de la bursitis, pues hay dolor e inflamación en el área afectada. A veces, la inflamación es tan severa que se aprecia fácilmente enrojecimiento.

Las partes más afectadas por bursitis y tendinitis son las muñecas, las caderas, las rodillas, los codos, los tobillos y los hombros. Según la zona donde se produce la tendinitis, puede tener un nombre específico: codo de tenista, codo de golfista, rodilla de saltador, hombro de nadador y hombro de lanzador de pelota.

La tendinitis es la inflamación de un tendón, mientras que la bursitis es la inflamación de una bolsa sinovial.

Causas.

En todas las personas existen unas bandas de tejido fibroso que conectan los músculos a los huesos. Son los tendones, y ayudan a mover las articulaciones. Por otra parte, entre los músculos, los tendones y los huesos existen unos pequeños sacos llenos de líquido que amortiguan el impacto del movimiento de las articulaciones. Son las bursas.

La tendinitis suele desarrollarse tras lesiones continuas en una articulación particular, mientras que la bursitis puede aparecer como resultado del desgaste de la articulación. Otras causas de bursitis y tendinitis son: una postura incorrecta, una posición incorrecta de las articulaciones y efectos de ciertos medicamentos. A veces, la aparición de estas condiciones está relacionada con enfermedades como diabetes, artritis y gota.

Tratamiento.

En algunas personas, la tendinitis desaparece a medida que pasa el tiempo, pero en otras se requiere un tratamiento médico. En general, el tratamiento de la bursitis y tendinitis se centra en la curación de la bursa o el tendón afectado y en la reducción del dolor y la inflamación. El médico puede recetar analgésicos como naproxeno, ibuprofeno o ácido acetilsalicílico para esto último, y prescribir algún tipo de actividad para ayudar a sanar la articulación. Otras opciones son un tratamiento con ultrasonido, hidroterapia y hasta cirugía.

Las recomendaciones más usuales incluyen:

-Descansar la articulación. Aunque esto puede ser muy complicado en deportistas, es necesario dejar reposar la zona para que los síntomas no empeoren y pueda sanar.

-Usar una férula para el tobillo o el pie. El codo de tenista o golfista suele requerir el uso de una banda elástica

-Masajear suavemente la zona.

-Realizar ejercicios de estiramiento. A menudo, los ejercicios son practicados con el apoyo de un fisioterapeuta.

-Someterse a inyecciones de corticosteroides.

5 Remedios caseros para la tendinitis y la bursitis.

1. Infusión de jengibre

-Para aliviar el dolor, prueba una infusión de jengibre (Zingiber officinale), que también promueve la circulación periférica. Corta finamente la raíz y agrega 1.5 cucharillas a 1 taza con agua hervida. Deja reposar durante 10 minutos antes de beber.

2. Tintura de dos hierbas

-Combina 3 cucharadas de corteza de sauquillo (Viburnum opulus) en trozos y 3 cucharadas de hojas de lobelia (Lobelia inflata), y prepara una tintura con base en glicerina vegetal. Toma ½ cucharilla cada hora, sin exceder de 6 cucharillas al día. Es un remedio ideal cuando el dolor y la inflamación son intensos.

3. Remedio con cúrcuma

-La cúrcuma (Curcuma longa) tiene un efecto antiinflamatorio útil en enfermedades reumáticas, pero que puede ayudar también en casos de tendinitis. Combina ¼ de taza de cúrcuma en polvo en un recipiente con ½ taza de agua y pon a calentar a fuego lento, removiendo continuamente. Apaga el fuego cuando hierva, deja enfriar, toma 1 cucharilla de la mezcla y combínala con 1 taza de leche de almendras. Puedes añadir miel de abeja y canela en polvo para mejorar el sabor. Bebe 1 o 2 vasos al día; también funciona para aliviar la inflamación de la bursitis.

4. Tintura de hierbas

-Prepara una tintura con glicerina vegetal usando partes iguales de corteza de sauce blanco (Salix alba), corteza de sauquillo, semillas o frutos maduros secos de apio (Apium graveolens) y ½ parte de corteza de Zanthoxylum americanum. Deja macerar todo durante 4-6 semanas, y cuando esté lista, toma 5 ml 3 veces al día, durante un par de días. Esta tintura combina ingredientes antiinflamatorios, antiespasmódicos y estimulantes de la circulación.

5. Ungüento herbal

-Prepara un ungüento con flores frescas de árnica (Arnica montana), aceite de oliva y cera de abejas, según nuestras recomendaciones, y frota una generosa cantidad en la articulación 3 veces al día. Repite la acción durante el tiempo que necesites.

¿Cómo hacer mi propio ungüento?

Remedios para la tendinitis.

Remedios para la tendinitis y la bursitis (No herbales).

1. Aplicación de hielo

-Hielo. Consigue un paquete pequeño o mediano, envuélvelo con una toalla o un trozo de tela y colócalo encima de la zona dolorida durante 20 minutos. Repite la acción 3 veces al día. Si al tercer día sigue doliendo, aplica una bolsa de agua caliente sobre la zona durante unos 10 minutos y después el hielo, 2 o 3 veces al día.

2. Tela con agua y vinagre

-Vinagre y agua caliente. Mézclalos en partes iguales y moja un pequeño trozo de tela con la que debes dar golpecitos en el área afectadas. Repite 3 o 4 veces al día.

Recomendaciones.

-Aumentar el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3, que coadyuvan en la reducción de la inflamación. Reduce la ingesta de alimentos empacados que contienen aceites hidrogenados, ya que ocasionan el efecto contrario.

-Adoptar una postura correcta en todo momento, y evitar permanecer sentado durante largos períodos de tiempo.

 

Fuentes

http://www.niams.nih.gov/Health_Info/Bursitis/default.asp

http://www.niams.nih.gov/Health_Info//Bursitis/bursitis_tendinitis_ff.pdf

http://www.arthritis.org/about-arthritis/types/tendinitis/

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.