Remedios Caseros para la Obesidad

Millones de personas buscan remedios caseros para la obesidad. Aunque muchas sienten la necesidad de hacerlo para mejorar su aspecto físico, en caso de sobrepeso u obesidad es una necesidad, ya que estas condiciones son un peligro para la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la obesidad se ha duplicado desde 1980 en todo el mundo, y que la mayoría de las personas viven en países donde el sobrepeso y la obesidad matan a más personas que el bajo peso.

Ambos problemas son la raíz de varios males o están relacionados con, por ejemplo, la diabetes, el colesterol alto, la hipertensión arterial, las cardiopatías, la artritis y el dolor de espalda y rodillas.

Adelgaza naturalmente con agua de Avena…

Síntomas de la Obesidad.

El sobrepeso y la obesidad se distinguen por una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo, y aunque por lo regular son notorios, existen herramientas para detectarlos. El cálculo del IMC (Índice de Masa Corporal) nos da la pauta: un adulto con un IMC igual o mayor de 25 tiene sobrepeso, y si el IMC es igual o mayor de 30, entonces tiene obesidad.

El sobrepeso y la obesidad no tienen síntomas expresamente dichos, pero muchas personas con estos problemas pueden tener dificultades para hacer ejercicio físico o para realizar movimientos que implican un poco de flexibilidad, sudan fácilmente o en abundancia, tienen dificultad para respirar, roncan, con frecuencia se sienten cansados, con dolor en las articulaciones o la espalda y pueden sentirse inseguros o avergonzados de su cuerpo.

La Organización Mundial de la Salud indica que la obesidad se ha duplicado desde 1980 en todo el mundo.

Causas.

Desde el punto de vista fisiológico el sobrepeso y la obesidad son causados por un consumo de calorías más alto de las que se queman, entonces el exceso se almacena en el cuerpo en forma de grasa; esto es básicamente un desequilibrio entre las calorías que se consumen y las que se gastan.

Hay 2 aspectos destacados en el desarrollo del sobrepeso: la ingesta de alimentos poco saludables e hipercalóricos y la falta de actividad física o sedentarismo. No obstante, en algunos casos el exceso de peso es resultado de problemas de salud subyacentes, como el hipotiroidismo.

Tratamiento.

No existe algo como un tratamiento estándar para el sobrepeso y la obesidad, pero sí hay medidas que la mayoría de los médicos recomiendan, entre las que siempre se incluye llevar una dieta saludable. Los nutriólogos indican limitar el consumo de alimentos con altos niveles de azúcar, grasas y sal, aumentar la ingesta de frutas y verduras frescas, granos enteros, cereales integrales, legumbres y frutos secos, e incluir varios minutos al día de actividad física. Las cantidades y tipos de alimentos a consumir deben estar conformes a la edad, la talla y otras características de cada persona.

Caminar, trotar y nadar son ejercicios muy recomendados, ya que pueden ser realizados por casi cualquier persona. Por otra parte, el sobrepeso y la obesidad generalmente conllevan problemas de confianza y autoestima. En casos graves las personas se aíslan o se deprimen; si es así, es conveniente tomar algún tratamiento psicológico para tratar el problema de raíz.

Remedios para la obesidad (Video).

7 Remedios caseros para la obesidad.

Los siguientes remedios son muy útiles en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, pero por sí solos no reducen kilos. Hay que recordar que no existe un tratamiento milagroso para bajar de peso, y además, lo más conveniente es hacerlo paulatinamente.

1. Bebida con sargazo vejigoso

-Una de las plantas que mejor reputación tienen contra el exceso de peso es el sargazo vejigoso (Fucus vesiculosus), un estimulante de la glándula tiroides que ayuda a regular la función tiroidea. Si la consigues fresca, vierte 3 cucharillas en su forma seca a 1 taza con agua hervida, y deja reposar durante 15 o 20 minutos. Bebe 3 tazas al día de forma regular, pero consulta antes al médico para descartar cualquier problema que pudiera surgir.

2. Bebe té de apio

-Bebe diariamente 2-3 tazas de un té de apio (Apium graveolens). Pon a calentar a fuego lento 1 l de agua junto con 50 g de raíces de la planta, y apaga al cabo de 30 minutos. Bebe 1 taza después de comer; también ayuda a mejorar la digestión.

3. Controla la ansiedad

-La ansiedad impulsa a algunas personas a comer más o darse atracones. Si es tu caso, en los momentos de mayor tensión bebe 1 taza de té de menta (Mentha x piperita), de lúpulo (Humulus lupulus) o de manzanilla (Chamaemelum nobile). Vierte agua hervida a la taza con 1 o 2 cucharillas de hojas secas, o flores en el caso de la manzanilla, espera 15 o 20 minutos y bebe lentamente. Puedes tomar 3-4 tazas a lo largo del día.

4. Bebida para los impulsos

-Para controlar los deseos irrefrenables de comer, mezcla 1 cucharilla de cáscara de Plantago psyllium en 1 vaso con agua templada y bébelo 30 minutos antes de cada comida. Después bebe un poco más de agua. Una vez que llega al estómago, la hierba se hincha y produce una sensación de saciedad. También es útil en casos de estreñimiento.

5. Bebidas más sanas

-Los polifenoles del té verde pueden contribuir a la pérdida de peso. Si tienes antojo de una bebida dulce para acompañar una comida, bebe un té de hierba de limón (Cymbopogon citratus) en vez de refresco o jugos azucarados. Prepáralo poniendo a hervir 3 tazas de agua, baja el fuego y después agrega ½ taza de la hierba fresca picada. Deja cocer durante 25 minutos y agrega stevia al gusto y 2 cucharillas de hojas de planta del té (Camellia sinensis). Apaga el fuego al cabo de 5 minutos, licua todo, cuela para eliminar los restos sólidos y deja enfriar. Puedes usar té verde ya preparado, añadir más agua y hielo.

6. Prueba con té verde

-Como coadyuvante en el tratamiento de la obesidad, bebe 2 o 3 tazas al día de té verde simple, usando 1 cucharilla de hojas secas por cada taza. No le agregues leche ni azúcar, y evita beberlo hasta 4 horas antes de ir a dormir, ya que es estimulante y puede impedir conciliar el sueño.

Algunos estudios sugieren que esta hierba aumenta la capacidad del cuerpo de quemar energía, lo que resulta benéfico para la pérdida de peso.

7. Bebidas diuréticas

-Para ayudar a limpiar tu organismo las hierbas diuréticas son una excelente opción. La ortiga (Urtica dioica) y el diente de león (Taraxacum officinale) tienen la ventaja de ser muy nutritivas, por lo que aunque eliminan el exceso de agua no desmineralizan el cuerpo. Bebe 4 o 5 veces a la semana una infusión de hojas cortadas y secas de diente de león, hecha con 3 cucharillas por cada taza de agua, o bien, una infusión hecha con 2 cucharillas de hojas secas de ortiga por taza de agua hervida. Bebe 3-5 tazas del líquido al día.

Remedios naturales para perder peso.

Remedios para la obesidad (No herbales).

1. Realiza caminatas

-Haz una caminata rápida 30 o 60 minutos antes de comer, ya que esto ayuda a refrenar el apetito. Basta con 800 metros en 15 minutos.

2. Consume ácidos grasos

-Toma 100 g de ácido gamma-linolénico y 3 g de aceite de pescado al día, ricos en ácidos grasos. Estos son importantes para quemar grasa como combustible del cuerpo.

3. Cápsulas para las ansias

-Consigue cápsulas de fibra soluble y toma de 2 a 4, acompañadas de 8-12 onzas de agua, 30-20 minutos antes de comer. Ayuda a contener las ansias de comer.

Recomendaciones.

-Si aún no tienes obesidad duerme bien, alrededor de 8 horas cada noche. La privación del sueño durante períodos prolongados aumenta el riesgo de padecer no solo obesidad, sino también diabetes, hipertensión arterial y otras peligrosas condiciones de salud.

-Incluye en tu dieta regular algunas recetas con alimentos crudos y frescos. Sazona con hierbas de olor en vez de sal y prefiere el aceite de oliva virgen extra. Si te da hambre entre comidas, come manzanas o un poco de frutos secos.

-Limita las comidas en restaurantes, cuyos platillos, incluidos a veces las ensaladas, pueden ser muy calóricos.

Fuentes

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/en/

https://medlineplus.gov/obesity.html

http://www.nhs.uk/conditions/obesity/Pages/Introduction.aspx

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.

Walter Last. (2010). Heal yourself the natural way. Huckleberry Enterprises.

David Hoffmann. (1998). The herbal handbook. A user’s guide to medical herbalism. Estados Unidos. Healing Arts Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.