Remedios Caseros para la Menopausia.

Los remedios caseros para la menopausia son cada vez más solicitados. Las niñas nacen con un número promedio de óvulos, que a partir de la pubertad maduran para permitir la concepción de un nuevo ser humano. Sin embargo, entre los 40 y 55 años la capacidad reproductiva de una mujer cesa debido a que la menstruación deja de presentarse. Esto es básicamente la menopausia: el final de la menstruación.

Pero esto no es tan sencillo. El cuerpo de la mujer experimenta varios cambios hormonales un tiempo antes de que la regla se interrumpa definitivamente, por lo que tiene síntomas y malestares físicos y psicológicos.

Síntomas de la Menopausia.

Años o meses antes de que se presente la menopausia, las mujeres presentan períodos irregulares (la menstruación llega con mayor o menor frecuencia), sequedad vaginal debido al adelgazamiento de la capa externa de la membrana mucosa que recubre la vagina, cambios de humor, resequedad de la piel, latidos cardíacos acelerados, insomnio, aumento de peso debido a que el metabolismo se hace más lento, etcétera.

Los síntomas varían de persona a persona y pueden durar varios años, pero uno de los más comunes y molestos son los sofocos, también llamados bochornos y calores. Cuando esto sucede, se siente un aumento súbito de la temperatura del cuerpo, enrojecimiento, sudoración, y a veces, escalofríos. Por lo general se sienten en el pecho y el rostro, y pueden producirse al dormir.

La menopausia es resultado de la reducción de los niveles de estrógeno y progesterona, unas hormonas que controlan la reproducción sexual.

Causas.

La menopausia es resultado de la reducción de los niveles de estrógeno y progesterona, unas hormonas que controlan la reproducción sexual. Al disminuir estas en el cuerpo, se producen los síntomas, y entonces los ovarios dejan de producir óvulos. La menopausia se considera finalizada cuando pasa 1 año sin la menstruación.

Hay otras razones por las que ocurre: por una histerectomía (extirpación del útero o matriz), por medicamentos de la quimioterapia o terapia hormonal, por radioterapia y por insuficiencia ovárica primaria.

Tratamiento.

La menopausia es un proceso biológico normal, y pocas veces requiere un tratamiento médico. No obstante, si los síntomas interfieren con la vida cotidiana, aparecen como resultado de una cirugía o enfermedad o parecen más graves de lo normal, se realizan estudios para conocer el estado de la salud y buscar alguna anomalía. Algunas mujeres se someten a una terapia hormonal que alivia los sofocos y algunos otros síntomas, y otras toman una dosis baja de antidepresivos.

6 Remedios caseros para la menopausia.

1. Infusión de hierbas.

-Haz una infusión con una mezcla de 1 cucharilla de flores y hojas de toronjil (Melissa officinalis), 1 cucharilla de hojas de agripalma (Leonurus cardiaca), 1 cucharilla de hojas de salvia a partes iguales y 2 cucharillas de flores de trébol rojo (Trifolium pratense). Bebe 4 tazas al día durante unos 5 días en caso de sofocos; descansa 2 días y vuelve a tomar 4 tazas al día durante otra semana. Puedes hacer esto varias veces.

2. Cápsulas herbales.

-¿Sofocos? Combina 2 cucharillas de salvia (Salvia officinalis), 2 cucharillas de cohosh negro (Cimifuga racemosa), 1 cucharilla de verbena azul (Verbena hastata), 1 cucharilla de bayas de vitex (Vitex agnus-castus) y 2 cucharillas de agripalma, todo en polvo. Haz cápsulas con la mezcla de hierbas y toma 2 de ellas 3 veces al día.

Atención: en algunas mujeres el cohosh podría aumentar los sofocos, así que pruébalo en pequeña cantidad y si notas malos resultados, toma otros remedios.

3. Tintura con cohosh negro.

-Otra tintura que puede servirte para aliviar los síntomas se prepara con 1 cucharilla de cohosh negro, 1 cucharilla de hierba de San Juan (Hypericum perforatum) y 2 cucharillas de vitex. Toma 5 ml de la tintura 3 veces al día.

Los frutos del vitex son muy útiles, ya que ayudan a equilibrar perturbaciones hormonales al estimular la glándula pituitaria. Son efectivos para reducir gradualmente los sofocos.

Cómo hacer una tintura medicinal.

4. Té de salvia y miel.

-El geraniol, una sustancia presente en la salvia, actúa como un fitoestrógeno. Estimula ligeramente la actividad hormonal, por lo que ayuda a reducir la transpiración nocturna y los sofocos. Haz un té con 2 cucharadas de hojas frescas picadas de salvia en 2 tazas de agua, y endulza con un poco de miel. Toma 2 tazas al día cada vez que experimentes sudores y sofocos.

5. Tintura de 4 hierbas.

-Haz una tintura con base en alcohol, usando 1 parte de ginseng (Panax ginseng), 1 parte de regaliz (Glycyrrhiza glabra), 1 parte de ñame silvestre (Dioscorea villosa) y 2 partes de cohosh negro. Cuando la tengas lista, toma ¼ de cucharilla de ella y viértela en un vaso con agua caliente. Bebe 3 vasos al día para calmar los sofocos.

6. Tintura con vodka.

-Si tu caso se complica con ansiedad y palpitaciones, prepara tintura con vodka, 1 cucharilla de cohosh negro, 1 cucharilla de hierba de San Juan, 2 cucharillas de agripalma y 2 cucharillas de vitex. Toma 5 ml 3 veces al día.

Recomendaciones.

-Mantenerte hidratada con líquidos fríos a lo largo del día.

-Practicar ejercicios Kegel para reforzar el suelo pélvico y mantener el tono de los órganos reproductores.

-Evitar recibir masajes con sustancias oleaginosas (aceites) durante los sofocos, ya que pueden contribuir al calentamiento del cuerpo.

-Consumir brotes de soya, ricos en fitoestrógenos.

Otras opciones…

Un baño en tina con aceite esencial de menta o limón, durante 8 minutos.

-Agua con varias gotas de aceite esencial de menta o lavanda. Ponla en una botella con atomizador y rocíala sobre cuello, cara y pecho (con los ojos cerrados) para aliviar el calor y el enrojecimiento.

Remedios caseros para la menopausia (No herbales).

1. Baño mañanero.

-Toma en las mañanas, antes de comenzar tus actividades cotidianas, un baño con agua tibia durante 15-20 minutos. Prueba durante 5 días si tus sofocos se reducen; si es así, hazlo regularmente.

2. Baño de asiento.

-Si tomas un baño de asiento caliente algunas veces a la semana estimulas la circulación en el área pélvica, lo que puede contribuir a mejorar la sequedad vaginal. Llena con agua caliente un recipiente ancho y siéntate en él de modo que tus glúteos, caderas y cintura queden cubiertos por el agua. Coloca un paño frío y húmedo sobre la frente y mantente ahí durante 8 minutos como máximo.

3. Consume tofu.

-Consume entre 170 y 320 g de tofu todos los días, un alimento que contiene buenos niveles de fitoestrógenos, semejantes a los estrógenos humanos. Pueden ayudar a combatir la sequedad vaginal y los sofocos.

 

 

Fuentes

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/menopause/basics/definition/con-20019726

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000894.htm

(1997). Remedios, curaciones y tratamientos médicos. México: Reader’s Digest México.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.