Remedios Caseros para la Gota.

Los remedios caseros para la gota cada vez ganan más adeptos. A la gota se le ha conocido como “la enfermedad de los reyes”, debido a su alta incidencia entre famosos monarcas de Europa, cuya dieta solía ser abundante en carne. Sin embargo, hoy en día no es exclusiva de ellos, y puede ser padecida por personas de cualquier condición social y sexo.

Es una forma de artritis que se desarrolla cuando existe demasiado ácido úrico en el cuerpo, por lo que se acumula en las articulaciones, provocando inflamación y dolor.

Síntomas de la Gota.

Por lo regular, no todas las articulaciones del cuerpo son afectadas, sino solo una o unas pocas. La gota produce un dolor pulsante e intenso en las articulaciones, que se inflaman, enrojecen y sienten calientes. También pueden estar muy sensibles.

El dolor suele comenzar en un dedo gordo de un pie, y después se desarrolla en otras articulaciones del cuerpo como rodillas, tobillos, codos, muñecas, dedos de las manos, arco de los pies y talones. A veces la articulación se inflama durante la noche y el dolor es tan intenso que puede despertar a la persona.

Es una enfermedad que aparece cuando los niveles de ácido úrico son muy elevados debido a que el cuerpo lo produce en exceso o bien, no puede eliminarlo eficazmente.

Causas.

La gota es una enfermedad que aparece cuando los niveles de ácido úrico son muy elevados debido a que el cuerpo lo produce en exceso o bien, no puede eliminarlo eficazmente. Como resultado, el ácido úrico se acumula en la sangre, y forma cristales que se depositan fácilmente en las articulaciones. En adición, crean una especie de bultos que sobresalen de la piel, conocidos como tofos gotosos.

Ahora bien, no existe una causa específica de la gota, pero se sabe que es más común en personas en cuya familia se ha presentado. También aparece en individuos que consumen gran cantidad de alimentos ricos en purinas, que al descomponerse forman ácido úrico, y en individuos obesos, con diabetes, con leucemia, con cáncer de la sangre y con algunos tipos de anemia.

Tratamiento.

Tener gota no significa que las articulaciones siempre están inflamadas; en realidad, suele haber períodos en los que las molestias son mínimas y no hay inflamación y otras en las que la enfermedad aparece con todos sus síntomas. Los médicos se enfocan en controlar las molestias con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y corticosteroides que reducen el dolor y la hinchazón. Otros analgésicos más fuertes son prescritos cuando los ataques son muy dolorosos.

El tratamiento médico debe complementarse con una dieta saludable, alta en frutas y vegetales frescos y relativamente baja en alimentos de origen animal. Es importante reducir el consumo de alcohol y de bebidas ricas en azúcar.

9 Remedios caseros para la Gota.

1. Compresas de vinagre de manzana.

Moja un paño limpio con un poco de vinagre de sidra de manzana sin diluir y ponlo sobre las articulaciones afectadas durante unos 10 minutos o hasta que el dolor se reduzca. Después, vierte 2 gotas de aceite esencial de menta y déjalo secar.

2. Tintura de alcachofera.

Debido a sus propiedades amargas y antioxidantes, la alcachofera (Cynara scolymus) fortalece la función de los riñones y el hígado, por lo que coadyuva en el tratamiento de la gota. Haz una tintura con las hojas secas, base alcohol, y toma ½ o 1 cucharilla 3 veces al día durante varios días. Trata de interrumpir su consumo durante 1 semana, y después vuelve a tomarla.

Elabora tus propias tinturas medicinales.

3. Decocción de bayas de enebro.

Pica 1 puñado de bayas de enebro frescas (Juniperus communis) y pon a calentar agua (1 taza). Ya picadas, deposita 2 cucharillas de las bayas picadas y déjalas cocer durante 15 minutos a fuego lento.

Bebe 2 tazas al día del líquido tibio.

Atención: no consumas remedios caseros con bayas de enebro durante el embarazo.

4. Baño de avena.

Si tus dedos o tobillos son afectados, date un baño de pies. Pon 5 puñados de paja de avena (Avena sativa) en 1 l de agua, y haz una decocción durante 15 minutos. Deja reposar por 20 minutos, y después agrega el líquido, incluida la paja, a un recipiente con agua suficiente para cubrir completamente tus pies. Remoja estos en el agua durante 20 minutos para aliviar el dolor.

5. Bebida de vinagre de sidra de manzana y miel.

En un vaso con agua tibia, vierte 1 cucharada de una mezcla a partes iguales de vinagre de sidra de manzana y miel de abeja, y agita bien.

Toma de 1 a 2 vasos al día durante 10 días.

6. Decocción de apio nabo.

Consigue 2 bulbos de apio nabo (Apium graveolens var. rapaceum) y pícalos finamente. Después, ponlos a cocer en agua durante 20 minutos.

Deja enfriar y bebe 1 taza del líquido a lo largo del día.

7. Bebida de nogal común.

Añade 1 puñado de hojas de nogal común (Juglans regia) a 1 l de agua, y ponla a calentar. Una vez que hierva, cuece a fuego lento durante 10 minutos y apaga.

Bebe 3 tazas del té al día.

8. Cápsulas de cúrcuma.

Consigue raíz seca de cúrcuma (Curcuma longa) y elabora cápsulas. Toma 2 de ellas, 3 veces al día durante varios días.

Cómo elaborar cápsulas medicinales en casa.

9. Tintura de apio y gauyaco.

Este tipo de remedios caseros es muy efectivo. Mezcla:

  • 2 partes de apio (Apium graveolens),
  • 1 parte de guayaco (Guaiacum officinale),
  • 2 partes de grama (Elytrigia repens) y
  • 2 partes de Eupatorium purpureum,

Elabora una tintura con alcohol según nuestras recomendaciones.

Bebe 5 ml 3 veces al día.

Recomendaciones.

  • Evitar el consumo de alimentos ricos en purinas, como las sardinas, las carnes rojas, las anchoas, la hueva de pescado y los mariscos.
  • Beber mucha agua para promover el desecho de toxinas a través de la orina.
  • Consumir regularmente cerezas frescas y en jugo. Estos frutos contienen flavonoides antiinflamatorios y antocianinas, así que pueden contribuir al tratamiento de la gota para reducir el dolor y la inflamación. En un estudio de la Universidad de California en Davis se comprobó que una porción de cerezas frescas al día redujo hasta en un 15 % el ácido úrico de las mujeres.

Otras opciones…

  • 1 taza al día de infusión de hojas de ortiga (Urtica dioica), durante varias semanas, para reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones a través de la eliminación de los desechos del cuerpo.
  • Piña fresca como parte de la dieta diaria. Contiene bromelina, una enzima que puede reducir la inflamación de las articulaciones.

Remedios caseros para la gota (No herbales).

1. Bebida con limón.

-Para ayudar a neutralizar el ácido úrico del cuerpo, bebe 2-3 veces al día 1 vaso con agua tibia y el jugo de 1 limón fresco pequeño.

2. Aplicación de hielo.

-Aplica una bolsa de hielo envuelta en un paño delgado, durante 20 minutos, sobre la zona dolorida, especialmente si la molestia te impide moverte bien. Repítelo 3 veces al día.

3. Solución con agua fría.

-Si de repente sufres dolor en una articulación, colócala bajo el chorro de agua fría (puedes colocar una cubeta debajo para no desperdiciar el líquido) durante 2 minutos, y después toma un baño frío.

 

 

Fuentes

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000422.htm

Doreen Shababy. (2010). The wild and weedy apothecary. Llewellyn Publications.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

David Hoffmann. (1998). The herbal handbook. A user’s guide to medical herbalism. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.