Remedios Caseros para la Fatiga.

Así como el estrés, este es un problema muy común y muy fácil de sentir en estos días, pero también fácil de solucionar con remedios caseros para la fatiga. Si bien el cansancio es una consecuencia natural de un esfuerzo físico o mental, si se produce con mucha frecuencia puede afectar desde el ánimo hasta la salud general.

Síntomas de la Fatiga.

La fatiga es en sí misma un síntoma y no una enfermedad, pero puede manifestarse con sensación de debilidad, somnolencia, ojeras, dolor muscular, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, ánimo bajo, fallas leves de memoria e irritabilidad, entre otros factores.

Causas.

Las causas de la fatiga pueden ser físicas, emocionales y de otra índole. Evidentemente, una actividad física realizada durante horas continuas llega a cansar en algún punto, y si se repite durante varios días la fatiga es mayor. También puede ser causada por ciertas enfermedades o problemas de salud, como anemia, diabetes, apnea del sueño, insomnio, sobrepeso u obesidad y problemas de tiroides, entre otros. Las causas mentales pueden ser ansiedad, depresión o estrés.

La fatiga no requiere un tratamiento médico a menos que no se alivie con descanso.

A veces es simplemente nuestro estilo de vida lo que nos produce fatiga. El abuso del alcohol, el quedarse trabajando hasta tarde o el llevar una mala alimentación, pobre en nutrientes, afecta el cuerpo y la mente y es motivo de fatiga. El síndrome de fatiga crónica es un padecimiento singular, pues no se conoce su causa exacta y no se alivia aun después de descansar.

Tratamiento.

La fatiga no requiere un tratamiento médico a menos que no se alivie con descanso o se tengan otros síntomas relacionados con otras enfermedades. El médico puede prescribir medicamentos para aliviar los dolores, y recomendar un estilo de vida más saludable. Debido a que la fatiga puede tener varias causas, es importante acudir con un médico para que este evalúe el caso.

7 Remedios caseros para la Fatiga.

1. Decocción de ginseng.

-El ginseng (Panax ginseng) ha cobrado relevancia en el mundo occidental al atribuírsele el poder de otorgar energía al cuerpo. En realidad, esta hierba sí tiene propiedades adaptógenas y puede funcionar en caso de fatiga y debilidad, aunque en algunas personas produce dolor de cabeza. Puedes probar con una decocción; corta la raíz seca y después pon ½ cucharilla de ella en un recipiente con el agua de 1 taza. Cuece a fuego lento durante unos 30 minutos, deja reposar durante otros 15 minutos y después bebe lentamente el té. Toma 3 tazas al día.

2. Té de ortiga.

-Si tu fatiga está relacionada con una deficiencia de nutrientes, evidentemente necesitar comer bien. Aunque pocos lo saben, la ortiga (Urtica dioica) está cargada de vitaminas y minerales, especialmente hierro y calcio. Puedes complementar tu dieta con un té de ortiga hecho con 2 cucharillas colmadas de hojas secas por taza de agua hirviendo. Bébelo regularmente.

Tienes muchas otras opciones para añadir la ortiga a tu dieta. Córtalas y cuécelas con mantequilla, sal y pimienta y cómelas como tentempié, úsalas como vegetal para sopas y prepara ensaladas con ella. En las mañanas, toma el jugo de la hierba entera, extraído de las hojas picadas, ablandadas en agua durante 1 día entero y prensadas a través de un colador para extraer el líquido. Puedes agregar un poco de miel de abeja.

3. Infusión de albahaca.

-Para aliviar la fatiga mental, se recomienda beber 3 o 4 tazas al día de una infusión de albahaca (Ocimum basilicum), usando 1 cucharilla de hojas secas por cada taza de agua hirviendo. Además de ayudar a proveer energía, aumenta la resistencia al estrés.

Si además te duele la cabeza, mezcla ½ cucharilla de las hojas secas con ½ cucharilla de hojas de toronjil (Melissa officinalis) y ¼ de cucharilla de hojas de manzanilla (Chamaemelum nobile), y prepara una taza de infusión.

4. Leche con menta.

-Un remedio fácil y de agradable sabor: leche con menta. Pon a calentar un recipiente con el contenido de 1 taza de leche, y apaga el fuego cuando comience a hervir. Arroja inmediatamente 1 cucharada de hojas secas de menta (Mentha x piperita), deja reposar durante 15 minutos y cuela para eliminar las hojas. Bebe lentamente el líquido. Si lo necesitas, bebe 2 tazas más a lo largo del día.

5. Rociador con hierbas aromáticas.

-Pon a calentar 250 ml de agua y apaga cuando hierva. Añade 2 gotas de los siguientes aceites esenciales: eucalipto, canela y menta, y 10 gotas de aceite esencial de limón. Mezcla muy bien y vierte el líquido en una botella con atomizador; rocía el aire a tu alrededor varias veces a lo largo del día.

6. Masaje con aceite de cacahuate.

-Pide a alguien que te dé un masaje con aceite de cacahuate (maní). Solamente debe verterse un chorrito en la espalda, hombros y nuca, y masajear suave pero firmemente el cuerpo.

7. Tintura de regaliz.

-El regaliz (Glycyrrhiza glabra) puede ser útil para tratar el síndrome de fatiga crónica. Prepara una tintura con una mezcla de partes iguales de raíz de regaliz, raíz de ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus), raíz de jengibre (Zingiber officinale), raíz de Rhodiola rosea y vodka o brandy. Deja macerar la mezcla en el alcohol durante 5 o 6 semanas en un sitio fresco y seco, después elimina las hierbas y guarda el líquido en una botella. Bebe 1 cucharilla de la tintura 3 veces al día durante 3 meses. Si la fatiga continúa, descansa durante 4 semanas y vuelve a tomar la dosis durante otros 3 meses.

Recomendaciones.

-Desayunar bien. Puedes comer huevos, yogur, leche y frutas para comenzar el día con una cantidad suficiente de carbohidratos, azúcares y proteínas.

-Dormir bien. Esta recomendación es obvia, pero muchas personas la pasan por alto. No basta con acostarse durante 5 o 6 horas, trata de dormir las 8 horas continuas recomendadas. Si tienes insomnio o problemas para conciliar el sueño, prueba remedios caseros.

Tratamientos naturales para la fatiga.

Otras opciones…

-Varias inhalaciones profundas de aceite esencial de menta o eucalipto (Eucalyptus globulus), rociando 5 gotas en un paño.

Remedios caseros para la fatiga (No herbales).

1. Bebida con miel y canela.

-Para recobrar energía y vitalidad ante los primeros signos de fatiga por trabajo o ciertas actividades, bebe un vaso con ¾ de cucharada de miel de abejas y 1 pizca de canela en polvo.

2. Estimula el flujo sanguíneo.

-Si estás en casa y te sientes fatigado, recuéstate boca arriba y levanta las piernas colocando 3 almohadas debajo de ellas. Esta posición favorece el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo cual ayuda a “despertar” y estimular el estado de alerta. Mantén la posición durante 5-10 minutos.

3. Evita la deshidratación.

-En ocasiones, la fatiga es un síntoma de deshidratación. Sospecha de esto si no has orinado durante varias horas y si sientes la boca seca. Si es el caso, remédialo bebiendo un vaso con agua fría y varias rodajas de pepino fresco.

4. Bebida con vinagre.

-¿Un período de muchas actividades y mucho cansancio físico y mental? Impide sucumbir ante la fatiga bebiendo 3 veces al día, antes de cada comida, 1 taza con agua caliente y  1 cucharilla de vinagre de sidra de manzana. Hazlo durante algunos días.

 

Fuentes

https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/conditionsandtreatments/fatigue

http://www.nhs.uk/Livewell/tiredness-and-fatigue/Pages/why-am-I-tired.aspx

http://www.nhs.uk/Livewell/tiredness-and-fatigue/Pages/medical-causes-of-tiredness.aspx

Rosemary Gladstar. (2012). Medicinal herbs. A beginner’s guide. Storey Publishing.

David Hoffmann. (1998). The herbal handbook. A user’s guide to medical herbalism. Estados Unidos: Healing Arts Press.

(2013). 88 Natural Remedies: Ancient Healing Traditions for Modern Times. National Geographic Society.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.