Remedios Caseros para la Depresión.

Los remedios caseros para la depresión son útiles en cualquier nivel como complemento a tratamientos médicos especializados. para Podemos sentirnos tristes, desesperanzados o con los ánimos bajos en ciertos momentos de nuestra vida, pero la depresión es algo más que tristeza.

Se conoce como depresión clínica a una enfermedad completamente real en la que se experimenta tristeza, bajo estado de ánimo, apatía o pensamientos negativos durante la mayor parte del tiempo, de tal modo que afecta toda la vida y el funcionamiento normal de una persona.

La gravedad de una depresión varía, pero debe buscarse atención médica profesional si se tienen pensamientos suicidas, si ha afectado el trabajo o la escuela, si se escuchan voces dentro de la cabeza o si se presentan 3 o más síntomas de depresión.

Síntomas de la Depresión.

Una persona deprimida experimenta varios de los siguientes síntomas: ansiedad o tristeza persistentes, pesimismo, sensación de vacío, desamparo o desesperanza, bajo estado de ánimo en general, cansancio, desinterés por cosas que antes entusiasmaban, dificultad para concentrarse, irritabilidad, sentimientos de culpa, impotencia e inutilidad, pensamientos de muerte o suicidio, dormir mucho o muy poco, aumento o disminución del apetito (y consecuentes pérdida o aumento de peso) y falta de deseo sexual. Existe básicamente una incapacidad para disfrutar la vida.

La gravedad de depresión varía, pero debe buscarse atención médica profesional si se tienen pensamientos suicidas.

Causas.

La depresión es muy compleja. No existe una sola causa específica, sino que puede ser ocasionada por una combinación de factores. Hay personas que tienen mayor predisposición a padecerla; por ejemplo, que alguien en su familia cercana la experimente o haya experimentado. Puede ser desencadenada por enfermedades crónicas como el cáncer, por sucesos estresantes como un divorcio o la pérdida de un ser querido, las drogas, el abuso del alcohol, el aislamiento social y ciertos medicamentos, entre otros.

Las personas con tendencia al perfeccionismo o a la autocrítica, o con baja autoestima, son también susceptibles a la depresión.

Tratamiento.

Existen varios tipos de trastornos depresivos, incluida la depresión posparto, el Trastorno afectivo estacional, la depresión psicótica y la depresión mayor. El tratamiento se basa en el tipo y en los síntomas, y puede consistir en modificaciones del estilo de vida, medicamentos y terapias. La depresión leve y moderada suele aliviarse con grupos de autoayuda y terapia psicológica, pero también el ejercicio y ciertas actividades como paseos pueden ayudar.

Por otra parte, la depresión moderada a severa puede requerir fármacos antidepresivos, pero estos solo deben ser consumidos si el médico los prescribe. Hay más de una opción de tratamiento, y generalmente se usan varias al mismo tiempo.

10 Remedios caseros para la Depresión.

1. Tintura con hierba de San Juan.

La hierba de San Juan (Hypericum perforatum) ha sido usada históricamente para tratar la depresión leve a moderada. Esta planta inhibe la degradación de serotonina y noradrenalina, neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo. Al parecer, también inhibe la recaptación de serotonina. En general, esta hierba puede mejorar el estado de ánimo, el sueño y la vitalidad, por lo que vale la pena probarla.

Atención: no tomes hierba de San Juan si estás tomando medicamentos antidepresivos ya que puede disminuir la eficacia de estos.

-Toma ½ a 1 cucharilla diariamente durante 3 semanas de una tintura hecha con una mezcla de hierbas: 1 parte de hojas, frutos y flores de espino navarro (Crataegus laevigata), 2 partes de flores de hierba de San Juan y 1 parte de los granos inmaduros de avena (Avena sativa). Usa alcohol de 80º. Interrumpe la dosis durante 1 semana y vuelve a tomarla.

2. Pañuelos con aceites medicinales.

-Reduce los sentimientos continuos de tristeza con aceite esencial de albahaca (Ocimum basilicum), lavanda (Lavandula officinalis) o romero (Rosmarinus officinalis). Vierte 5-10 gotas en un pañuelo limpio y acércalo a tu nariz para inhalar el aroma durante 10 minutos. Este simple acto puede mejorar tu estado de ánimo.

3. Tintura de tres hierbas.

-Para aliviar la depresión moderada, toma 5 ml 3 veces al día, durante 1 mes, de una tintura hecha con paja de avena, artemisa (Artemisia vulgaris) y hierba de San Juan a partes iguales.

4. Infusión de hierba de San Juan.

-Toma infusión simple de hierba de San Juan. Hazla en casa usando 1 cucharilla de flores secas por cada taza de agua hirviendo. Toma 3 tazas al día durante varios días, hasta que sientas alivio.

5. Infusión de hierba luisa.

-Para mejorar un estado de ánimo depresivo, bebe una infusión de hierba luisa (Aloysia citrodora) antes y después de cenar, es decir, 2 tazas al día. Tiene un ligero efecto relajante sobre el sistema nervioso; te ayudará a dormir bien y a despertar con buen ánimo.

6. Infusión con hojas de toronjil.

-El toronjil (Melissa officinalis) se ha usado como tónico para calmar los nervios y tratar la ansiedad, el insomnio y la depresión leve, entre otros padecimientos relacionados. Se sabe que protege al cerebro del exceso de estímulos. Prepara una infusión con hojas frescas o tintura con las hojas secas, según nuestras recomendaciones generales, y toma 3 tazas de la primera o bien, de ½ a 1 cucharilla de la segunda 3 veces al día durante algunos días.

7. Tintura de paja de avena.

-La paja de avena es rica en calcio y silicio, dos elementos que nutren el cerebro. Es valiosa para aliviar la depresión moderada y la ansiedad. Vierte agua en una taza y vacíala en un recipiente para calentar. Agrega 1 cucharilla de paja de avena, y cuece a fuego lento durante 15 minutos. Apaga el fuego, deja reposar durante 15-20 minutos y bebe la decocción lentamente. Toma 3 tazas al día durante varios días. Si lo prefieres, puedes hacer una tintura, de la que deberás tomar ½ o 1 cucharilla hasta 3 veces al día.

8. Infusión con hojas de damiana.

-La damiana (Turnera diffusa) puede funcionar como tónico nervioso y antidepresivo. Suele usarse cuando la depresión conlleva un factor sexual. Prueba durante unos días 3 tazas de una infusión hecha con 1 cucharilla de hojas secas en 1 taza con agua hirviendo.

9. Bebida de regaliz.

-Si tu depresión ha persistido durante varias semanas, debes consultar con un médico. Puedes ayudarte con 3 tazas de regaliz al día, preparadas con la raíz seca y rallada o picada. Se sabe que unos 8 compuestos de esta planta funcionan como Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO), encontrados también en muchos fármacos antidepresivos.

10. Té o tintura de pasionaria.

-Otras hierbas que pueden fungir como remedios caseros para la depresión son la pasionaria, cuyas flores tienen un efecto calmante sobre el sistema nervioso central y retardan la degradación de los neurotransmisores; y la agripalma, que puede aliviar los sentimientos de tristeza, cansancio y ansiedad gracias a sus efectos sedantes, antiespasmódicos y cardíacos. Pruébalas en tés o tinturas en las dosis recomendadas.

Recomendaciones.

-Evitar el consumo de alimentos y bebidas con cafeína, que debido a su acción estimulante puede empeorar la ansiedad y los sentimientos negativos.

-Consumir alimentos ricos en ácidos grasos esenciales que tienen una acción benéfica en el cerebro al hacerlo funcionar de manera correcta. Los bajos niveles de ácidos grasos Omega-3 parecen aumentar el riesgo de depresión en personas propensas a ella.

-Evitar el alcohol, pues los remedios caseros para la depresión no tendrían el mismo efecto.

Otras opciones.

-Un baño de tina con 10 gotas de aceite esencial de lavanda. Sumérgete hasta el cuello durante 10 minutos, tratando de cerrar los ojos y relajarte. Aumenta el efecto con música de tu gusto.

Remedios caseros para la depresión (No herbales).

1. Aromatiza el ambiente.

-Pon a calentar 1 l de agua hasta hervir y viértela en varios recipientes anchos alrededor de la habitación. Deposita 5-10 gotas de aceite esencial de lavanda o toronjil para que el ambiente se impregne de un aroma tranquilizante. Hazlo todos los días durante los momentos en los que lo necesites.

2. Consume aceite de pescado.

-Toma diariamente 1,500 mg de aceite de pescado en cápsulas. Los ácidos grasos Omega-3 EPA/DHA estimulan la función neurotransmisora en el cerebro, por lo que su acción es muy útil durante los períodos de depresión.

 

Fuentes

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003213.htm

http://www.nimh.nih.gov/health/publications/depression-what-you-need-to-know-12-2015/index.shtml

http://www.nhs.uk/Conditions/Depression/Pages/Treatment.aspx

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Doreen Shababy. (2010). The wild and weedy apothecary. Llewellyn Publications.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.