Remedios Caseros para la Ciática.

Solemos llamar simplemente “ciática” a un dolor intenso en la espalda baja y la pierna, producido por un daño al nervio ciático. Los remedios caseros para la ciática han mostrado buenos resultados en quienes los aplican. Este dolor es un problema que, si bien no pone en peligro la vida de una persona, llega a ser limitante al impedir hacer movimientos normales.

El nervio ciático es el más largo de todos los que están en el cuerpo; pasa a través de los glúteos y al ramificarse desciende por la pierna y el pie, proporcionándoles movilidad y sensibilidad. Por eso, cuando el nervio es presionado o lesionado, el dolor es agudo.

Síntomas de la Ciática.

El síntoma más destacado de la ciática es un dolor pulsante y agudo, generalmente en un solo lado del cuerpo, que se percibe en la cadera o en la pierna e irradia hasta la pantorrilla e incluso el pie. Puede comenzar como un hormigueo o una sensación caliente, y hacerse más intenso al levantarse, inclinarse hacia atrás, caminar o hacer un esfuerzo natural como toser y estornudar. También es posible sentir entumecimiento.

Es un problema que no pone en peligro la vida de una persona, pero llega a ser limitante al impedir hacer movimientos normales.

Causas.

La ciática es resultado de una presión o daño en el nervio ciático, y esto a su vez puede ser ocasionado por una hernia discal, por el estrechamiento de la columna vertebral, por una fractura de pelvis y por tumores, entre otros problemas. Sin duda, una de las causas más comunes es la hernia discal, que aparece cuando un disco (que separa las vértebras de la columna) sale de su lugar, prolapsa hacia abajo y entonces una punta presiona el nervio ciático.

Tratamiento.

Para reducir el dolor de la ciática usualmente se prescriben analgésicos y algunos ejercicios lentos y suaves, o bien, fisioterapia. El médico puede recomendar aplicar un poco de hielo en la zona y después una sustancia caliente para aliviar los ataques de dolor intenso. Si la ciática no desaparece al cabo de algún tiempo, se recurre a inyecciones para disminuir el dolor o a cirugía para reparar el nervio ciático.

7 Remedios caseros para la Ciática.

La mayoría de los remedios caseros para el alivio de los síntomas de la ciática consisten en masajes diarios con ingredientes conocidos por sus propiedades analgésicas.

1. Masaje con aceite de manzanilla alemana.

-En un recipiente, diluye 2 cucharadas de aceite de manzanilla alemana (Matricaria recutita) en 4 cucharadas de oliva o de almendras dulces (Prunus dulcis). Da un masaje suave, durante unos 10 minutos, a la zona dolorida.

2. Masaje con aceite de cedro del Himalaya.

-Consigue aceite esencial de cedro del Himalaya (Cedrus deodara) y masajea la región afectada con un chorrito, que también puedes diluir en un poco de aceite de oliva o almendras dulces. Este aceite tiene propiedades analgésicas y ligeramente sedantes, por lo que su uso ayuda a reducir el dolor.

3. Decocción de raíz de bufera.

-Haz una decocción de raíz de bufera o ashwagandha (Withania somnifera) en aceite de semillas de sésamo. Puedes hacer ½ o 1 l para usar varias veces. Toma un chorrito de esta decocción y aplícala sobre la piel con movimientos suaves y repetidos para calmar el dolor.

4. Masaje con hierba de San Juan.

-Si se aplica en remedios de uso externo, la hierba de San Juan (Hypericum perforatum) actúa como antiinflamatorio y como agente contra el dolor neurálgico. Prepara un aceite medicinal con las flores según nuestras recomendaciones, y aplícalo en la región afectada mediante un masaje generoso.

5. Baño de asiento con manzanilla.

-Date un baño de asiento caliente, que en muchas personas alivia el dolor y otras molestias de la ciática, al aumentar el flujo sanguíneo la zona inferior del abdomen. Calienta unos 4 l de agua hasta que alcance unos 40-43 ºC. Agrégale unas 5-10 gotas de aceite esencial de manzanilla alemana o común (Chamaemelum nobile), y viértela en una tina pequeña o recipiente en donde puedas sentarte.

Siéntate de modo que el agua cubra solo tus glúteos y cadera y parte de tus muslos, dejando fuera las piernas. Permanece ahí no más de 8 minutos; trata de colocar una compresa de agua fría en el cuello o la frente para evitar la congestión cerebral. Cuando termines, seca tu cuerpo y vístete.

6. Ungüento con cayena.

-La Cayena (Capsicum annuum, o pimiento rojo), aplicada sobre la piel, promueve la circulación sanguínea y el flujo de la sangre a las mucosas. Cuando el dolor te ataque, aplica un ungüento para aliviarlo, preparado con 2 cucharadas de Cayena en polvo, 1 taza de aceite de oliva, ¼ de cera de abejas y 3 gotas de aceite esencial de gaulteria (Gaultheria procumbens). Mezcla muy bien todos los ingredientes, y una vez listo guárdalo en un frasco que cierre bien.

Toma un poco del ungüento con los dedos y úntalo sobre la piel con movimientos circulares. Déjalo actuar y no lo enjuagues. Puedes repetirlo tantas veces como lo necesites.

Atención: evita usar cayena sobre la piel si la tuya es sensible. Prueba poner un poco del ungüento sobre tu antebrazo antes, para descartar cualquier reacción desfavorable.

Cómo hacer bálsamos o ungüentos medicinales.

7. Cataplasma de semillas de mostaza.

-Muele un puñado de semillas de mostaza negra (Brassica nigra) y mézclalas con 4 puñados de harina (de cualquier tipo) y un poco de agua fría. Debe quedar una pasta suave. Colócala entre 2 trozos un poco gruesos de tela de algodón, y coloca la cataplasma sobre la piel durante 15-30 minutos. No apliques la pasta directamente sobre la piel, porque puede irritarla.

Cómo hacer cataplasmas.

Recomendaciones.

-Evitar mantenerte en cama o sentado durante mucho tiempo, con la intención de no sentir dolor. Esto no ayuda a resolver el problema. En vez de ello descansa a intervalos cortos.

-Evitar hacer movimientos bruscos. No realices una rutina de ejercicio sin atención de un profesional.

Otras opciones…

-Un baño de tina con ½ l de paja de avena para aliviar el dolor. Masajea la zona con los dedos durante 5 minutos.

Remedios caseros para la ciática (No herbales).

1. Baño de asiento.

-Toma un baño de asiento. Llena con agua caliente dos recipientes; uno para tus pies y otro en el que te sentarás. Colócalos cerca uno de otro para facilitarte esto. Sumerge tu cuerpo en el recipiente más grande y tus pies en el más pequeño. Mantente ahí durante 8 minutos para ayudar a mitigar el dolor.

2. Agua caliente.

-Si sientes espasmos, llena una botella de plástico con agua caliente y hazla rodar por el área dolorida durante 15-20 minutos.

3. Masaje con aceite de oliva.

-Recibe un masaje con aceite de oliva. Frota suavemente la piel con movimientos circulares durante 15 minutos; el aceite se calentará un poco y brindará un suave efecto analgésico.

 

Fuentes

https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/conditionsandtreatments/sciatica

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000686.htm

Alice Roberts. El gran libro del cuerpo humano. La guía visual definitiva. Dorling Kindersley Ltd.

James Green. (2000). The herbal medicine maker’s handbook. A home manual. Estados Unidos: Crossing Press.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.

James Green. (2000). The herbal medicine maker’s handbook. A home manual. Estados Unidos. Crossing Press.