Remedios Caseros para la Artrosis.

La artrosis, conocida también como osteoartritis, es un tipo específico de artritis que afecta mayormente el cartílago de las articulaciones, tornándolas doloridas, rígidas e inflamadas; sin embargo, los remedios caseros pueden hacer mucho por nosotros. En varios países, como Reino Unido, es el tipo de artritis más común, y se presenta sobre todo en las personas mayores de 50 años. A mayor edad, mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Se trata de un problema crónico y degenerativo. Puede afectar cualquier articulación del cuerpo, pero por lo regular lo hace en las rodillas, las vértebras lumbares, las caderas y las manos.

Síntomas de la Artrosis.

La lista de síntomas incluye inflamación, enrojecimiento o sensación de calor en una o más articulaciones, pérdida de masa muscular, rigidez articular al levantarse o permanecer sentado durante mucho tiempo, dificultad para caminar, subir escaleras, sentarse o inclinarse, entumecimiento de brazos o piernas, sonido o sensación de crujido en las articulaciones y, en general, dificultad para realizar movimientos que requieren doblar las articulaciones. En la artrosis de rodilla, es común que con el tiempo ambas queden afectadas.

Causas.

Hay ciertos factores que aumentan el riesgo de padecer artrosis; por ejemplo, tener una articulación dañada por una cirugía o lesión en el pasado, tener antecedentes familiares con la enfermedad, tener más de 50 años de edad (o incluso 45) y padecer obesidad.

La artrosis se produce cuando la capa superior del cartílago que rodea los huesos se rompe y comienza a desgastarse progresivamente. Este desgaste ocasiona que las membranas sinoviales, que rodean la cápsula articular, se inflamen, y que los huesos sin cartílago rocen entre sí. Esto genera dolor, que empeora si se desprenden fragmentos de hueso.

Se trata de un problema crónico y degenerativo que puede afectar cualquier articulación del cuerpo.

Tratamiento.

La artrosis se trata con la intención de aliviar los síntomas, por lo que los médicos recomiendan mantener un peso adecuado, llevar una alimentación equilibrada, practicar ejercicios específicos para aumentar el tono muscular y aliviar la presión sobre las articulaciones, entre otras medidas. Hay casos en los que la degeneración articular es muy grave; estos pueden requerir una cirugía para eliminar los fragmentos de hueso o hasta para reemplazar la articulación dañada.

6 Remedios caseros para la Artrosis.

Los siguientes remedios caseros con hierbas no curan la osteoartritis, pero sí alivian el dolor y la inflamación.

1. Cataplasma de hierbas medicinales.

-Mezcla en un recipiente 4 cucharillas de raíz de cúrcuma (Curcuma longa) finamente cortada, 4 cucharillas de raíz de jengibre (Zingiber officinale) cortada, 1 cucharada de gel de sábila (Aloe vera), 1 cucharilla de pimienta de Cayena (Capsicum annuum) y 1 cucharilla de aceite de oliva. Coloca la pasta en el sitio de dolor y cúbrela con una tira ancha de gasa. Mantenla ahí durante 45 minutos para reducir el dolor. Puedes hacerlo diariamente o según la frecuencia de dolor.

-Para aliviar la inflamación y el dolor de la artrosis de rodilla, aplica ½ cucharilla de aceite de oliva virgen 3 veces al día durante 1 mes.

2. Té de malvavisco.

-El dolor e inflamación de las primeras etapas de la osteoartritis puede tratarse con té de malvavisco (Althaea officinalis). Simplemente pon a calentar agua hasta hervir y viértela en 1 taza con 2 cucharillas de hojas secas de la hierba. Espera 15 minutos y bébelo.

El malvavisco es un buen remedio para aliviar síntomas de enfermedades reumáticas por su contenido de compuestos de ácido salicílico y sus propiedades antiinflamatorias; bebe 3 tazas del té al día durante varios días.

3. Aplicación de preparado con Cayena.

-Mezcla 1 parte de pimienta de Cayena por 3 partes de aceite de oliva, y aplica la pasta en la zona dolorida. Se sabe que la capsaicina de la cayena es eficaz para aliviar el dolor al “dormir” los nervios del área. Puedes aplicar la mezcla diariamente.

Si tienes tiempo para prepararla, haz tintura de Cayena con glicerina y aplícala tanto como lo necesites, como si fuera un ungüento.

4. Tintura de hierbas.

-Toma ½ cucharilla 3 veces al día de tintura preparada con raíz de ñame silvestre (Dioscorea villosa), raíz de garra del diablo (Harpagophytum procumbens) o corteza de sauce blanco (Salix alba) y vodka, brandy o glicerina vegetal. Hazlo durante varias semanas, y descansa 1 mes entre cada período.

Cómo hacer una tintura herbal.

5. Aceite herbal con hierba de San Juan.

-Haz un aceite herbal por el método de baño maría con ½ l de aceite de oliva y 115-120 g de flores frescas cortadas de hierba de San Juan (Hypericum perforatum). Cuando lo tengas listo, úsalo para frotar suavemente las áreas doloridas, las veces que lo necesites. Ayuda a reducir la inflamación.

Atención: la hierba de San Juan puede producir reacciones desfavorables en la piel de algunas personas sensibles. Antes de usarlo en un área grande, frota una pequeña cantidad en el antebrazo para descartar efectos negativos.

6. Infusión de hierbas.

-Bebe 3 tazas al día, durante unos 3 meses, de una infusión hecha con una mezcla de las siguientes hierbas: hojas de milenrama (Achillea millefolium), semillas de apio (Apium graveolens), raíces de cohosh negro (Cimifuga racemosa), corteza de sauce blanco y hojas de trébol acuático (Menyanthes trifoliata). Puedes mezclar 2 cucharillas del trébol y 1 cucharilla por cada una de las otras hierbas, preferentemente secas, y usar 1 cucharilla de la mezcla por cada taza de agua hirviendo. Deja reposar durante 15 minutos y bebe el líquido. Descansa durante 1 mes y vuelve a tomar la dosis por otros 2 o 3 meses.

Recomendaciones.

-Evitar alimentos y bebidas que agravan los síntomas, como carnes rojas, harinas refinadas, alimentos con vinagre, jamón, tocino, tomates, café (incluso el descafeinado), bebidas carbonatadas, jugos cítricos y mariscos.

-Tomar suplementos de sulfato de glucosamina, que ayuda a reparar los tejidos y promover la producción de cartílago. 250-500 mg diarios son adecuados, pero consulta con el médico antes de tomarlos.

Otras opciones…

-Un baño de tina con 450 g de sales de Epsom y (opcional) 10 gotas de aceite esencial de gaulteria (Gaultheria procumbens) para aliviar el dolor.

Remedios caseros para la Artrosis (No herbales).

1. Masaje con aceites.

-Mezcla 2 cucharadas de aceite de menta y 3 cucharadas de aceite de oliva, y aplica la mezcla en la zona dolorida, dando un ligero masaje.

2. Baño con sales.

-Llena tu tina con agua caliente y añade ¾ de taza de sales de Epsom. Sumérgete durante un máximo de 8 minutos para que la mezcla ayude a eliminar toxinas y otras sustancias negativas y a reducir el dolor.

3. Consume glucosamina.

-Toma 1,500 mg diarios de sulfato de glucosamina, que coadyuva en la reparación del cartílago y la disminución del dolor de las articulaciones.

 

Fuentes

http://www.nhs.uk/conditions/osteoarthritis/Pages/Introduction.aspx

http://www.niams.nih.gov/health_info/osteoarthritis/osteoarthritis_ff.asp

Alice Roberts. El gran libro del cuerpo humano. La guía visual definitiva. Dorling Kindersley Ltd.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos. Healing Arts Press.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.