Remedios Caseros para la Ansiedad.

Los remedios caseros también pueden ayudarnos con nuestra ansiedad. A veces nuestro sistema nervioso nos hace pasar malos momentos, como cuando nos vemos presos de la ansiedad. Esta puede definirse como una emoción leve a intensa que se caracteriza por un sentido de aprensión excesivo debido a próximos eventos importantes.

Es normal sentir ansiedad en muchas circunstancias de la vida, como la realización de un examen médico o un primer día en la escuela o trabajo. Este tipo de ansiedad es una respuesta perfectamente normal ante una situación, pero cuando la ansiedad es tan intensa que llega a afectar la vida cotidiana, se convierte en un problema. Afortunadamente, existen muchas posibilidades para remediarlo.

Síntomas de la Ansiedad.

Por lo general, la ansiedad produce palpitaciones, temblores, náuseas, sudoración abundante, respiración entrecortada, mareos o vértigo, bochorno o escalofríos, malestar estomacal, tensión muscular, irritabilidad, agitación, dolor de pecho, sofoco o sensación de ahogo, hormigueo en manos y pies, dificultad para concentrarse y problemas de sueño.

Cuando la ansiedad es muy intensa puede derivar en ataques de pánico, en los que la persona siente un miedo excesivo a perder el control e incluso a morir, y experimenta agitación y dificultad para respirar.

Cuando la ansiedad es muy intensa puede derivar en ataques de pánico, en los que la persona experimenta dificultad para respirar.

Causas.

Existen varios trastornos de ansiedad, como el Trastorno de ansiedad social y el Trastorno de ansiedad generalizada. Es un tema complejo y no se ha reconocido una sola causa, pero sí algunos factores de riesgo genéticos y ambientales. Es posible que la interacción entre varios de dichos factores haga a una persona propensa a padecer ansiedad.

Algunos factores de riesgo son: tener trastornos de salud mental, tener familiares cercanos con trastornos de ansiedad, haber vivido eventos estresantes en la infancia o adultez y tener pocos recursos económicos. También puede ser desencadenada por problemas de salud, como el Síndrome del intestino irritable, el abuso de drogas, las enfermedades del corazón y la diabetes.

Tratamiento.

La ansiedad leve y esporádica no suele requerir tratamiento médico convencional, pero los trastornos de ansiedad suelen tratarse con psicoterapia y fármacos ansiolíticos o tranquilizantes. Sin embargo, es importante seguir las prescripciones médicas al pie de la letra y no aumentar el período de consumo de los medicamentos, ya que pueden causar adicción.

11 Remedios caseros para la ansiedad.

1. Infusión de hojas de asperilla.

-Añade 1 cucharilla de hojas secas de asperilla o aspérula (Galium odoratum) en 1 taza con agua hirviendo para hacer una infusión. Déjala reposar durante 15 minutos y bebe. Toma hasta 3 tazas a lo largo del día. También es útil para conciliar el sueño.

2. Té de manzanilla.

-Calma tu ansiedad con un té de manzanilla. Puedes hacerlo tú mismo con flores secas; usa 1 cucharilla por cada taza de agua hirviendo. Bebe unas 3 tazas del té caliente al día, o bien, 1 taza antes de un evento importante.

3. Bebida de hierbas medicinales.

-Combina 3 partes de toronjil (Melissa officinalis), 1 parte de flores y hojas de borraja (Borago officinalis), 1 parte de flores de manzanilla, 1 parte de hierba luisa (Aloysia citrodora) y 1 parte de hierba de San Juan (Hypericum perforatum). Deposita 1 cucharilla de las hierbas en 1 taza con agua hirviendo, y déjalas reposar durante 15 minutos. Al término, cuela para desechar las hierbas y bebe tibio. Bebe 3 o 4 tazas al día.

4. Bebida de lúpulo.

-Generalmente se asocia a la valeriana, la pasionaria y la lavanda con el efecto relajante, pero hay muchas otras hierbas con propiedades sedantes. Por ejemplo, el lúpulo (Humulus lupulus) ha sido usado para tratar el insomnio, la tensión y la ansiedad por su efecto relajante sobre el sistema nervioso central. Si la ansiedad te impide dormir, vierte 1 cucharilla de hojas secas en 1 taza con agua hirviendo, déjala reposar durante 15 minutos y bébela tibia antes de acostarte. Si la tensión abarca todo el día, toma 3 tazas.

5. Té de menta.

-¿Examen final? ¿Entrevista de trabajo? Alivia la ansiedad que provocan eventos significativos como estos con 1 taza de té de menta (Mentha x piperita), hecha con 1 cucharilla de hojas secas en 1 taza con agua hirviendo. Bébelo a pequeños sorbos o bien, bebe 3 tazas al día.

6. Bebida tibia de betónica.

-Algunas personas se sienten cansadas debido a la ansiedad y la tensión emocional. Si es tu caso, pon 1 o 2 cucharillas de hojas de betónica (Stachys officinalis) en 1 taza con agua hirviendo, y bebe tibio 15 minutos después. Puedes beber hasta 3 tazas al día.

7. Infusión de cuatro hierbas.

-La amapola de California (Eschscholzia californica) es una hierba ligeramente sedante, cuyo consumo es seguro para los niños. Combina flores de esta hierba, flores de manzanilla y semillas inmaduras de avena en partes iguales, con ½ parte de raíz de malvavisco (Althaea officinalis). Prepara una infusión y bebe varias tazas a lo largo del día.

8. Tintura de valeriana.

-Prepara tintura de valeriana (Valeriana officinalis), una de las hierbas más usadas en el tratamiento de la tensión y la ansiedad. Hazla según nuestras recomendaciones generales, y toma hasta 4 ml al día durante 1 o 2 días.

9. Tintura de lúpulo y valeriana.

-Mezcla partes iguales de lúpulo y valeriana, y haz una tintura con ambas hierbas. Cuando esté lista, diluye 4 gotas en un vaso con agua y bebe el líquido a sorbos.

10. Infusión de hojas de salvia.

-Para la ansiedad leve y ocasional, haz infusión de hojas de salvia (Salvia officinalis) y bebe 2 o 3 tazas a lo largo del día.

11. Tintura de granos de avena.

-Otra tintura adecuada para tratar la ansiedad: la de paja o granos inmaduros de avena (Avena sativa). Haz una decocción con 1 cucharilla por taza de agua, y bebe varias tazas de líquido al día. Constituye un tónico nutritivo para el cerebro y alivia problemas relacionados, como el nerviosismo y la tensión.

Recomendaciones.

-Evitar los alimentos con cafeína, una sustancia estimulante. Esto incluye el té verde o negro.

-Evitar fumar y beber alcohol.

Tratamientos naturales para la ansiedad.

Otras opciones…

-Un baño de tina con 12 gotas de aceite esencial de lavanda, manzanilla o jazmín. Sumérgete hasta el cuello durante 8 minutos.

-Una bola de algodón con 5 gotas de aceite esencial de lavanda, manzanilla o jazmín también es un excelente remedio casero contra la depresión. Acércala a tu nariz e inhala profundamente durante unos 5-10 minutos.

-Té de hojas frescas de toronjil. Pon 2 cucharillas por cada taza.

Remedios caseros para la ansiedad (No herbales).

1. Unta aceite de lavanda.

-Unta unas gotas de aceite esencial de lavanda sobre tu frente y cuello cuando estés pasando una situación de alta tensión. Trata de inhalar profundamente. Repite esto las veces que lo necesites.

2. Rico baño de tina.

-Llena la tina con agua caliente y sumérgete durante 8 minutos. Una excelente idea es agregar unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda para incrementar el efecto relajante.

Prepara un relajante baño medicinal…

3. Libera endorfinas.

-Si puedes, realiza 20-30 minutos de ejercicio aeróbico (correr o saltar la cuerda son actividades ideales para esto) durante un episodio de ansiedad. Te ayudará a liberar endorfinas y así mejorar tu estado de ánimo.

 

 

Fuentes

http://www.nimh.nih.gov/health/topics/anxiety-disorders/index.shtml

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/anxiety/home/ovc-20168121

Rosemary Gladstar. (2008). Herbal recipes for vibrant health. Storey Publishing.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Walter Last. (2010). Heal yourself the natural way. Huckleberry Enterprises.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.