Remedios Caseros para el Pelo Seco.

Un cabello suave, brillante y manejable es el sueño de muchas mujeres, y de muchos hombres también, pero varios factores cotidianos pueden maltratarlo y afectar su apariencia. Lo importante es que con remedios caseros el pelo o cabello tiene oportunidad de restaurarse.

El cabello seco es uno de los problemas estéticos más comunes que afectan a las personas, y se caracteriza por la pérdida de su humedad y aceites naturales. Pocas veces representa un peligro para la salud, pero puede ser un signo de algún otro padecimiento.

Signos de un cabello seco.

El pelo seco es muy evidente. Se siente áspero al tacto, no tiene brillo natural y puede romperse con facilidad. Suele resultar difícil peinarlo, y a menudo se daña al modelarlo.

Causas.

Detrás del cabello seco hay muchos factores: deficiencia de nutrientes, exceso de lavado, uso (excesivo o no) de champús fuertes con alcohol o detergentes, uso continuo de productos (geles, aeorosoles, cremas, etcétera) y aparatos (tenazas, planchas y secadoras) de modelado, un entorno con aire seco y ciertos padecimientos como hipoparatiroidismo, hipotiroidismo y síndrome de Menkes.

Las causas más comunes son la falta de nutrientes importantes para la salud de piel, pelo y uñas (como los ácidos grasos y la vitamina A) y un cabello mal cuidado. Una dieta que no contiene suficientes cantidades afecta la composición y, por ende, la apariencia del cabello. Por otra parte, muchas veces, en el afán por modelar el pelo, usamos mucha cantidad de productos o simplemente utilizamos los inadecuados, lo que termina dañándolo.

Las causas más comunes son la falta de nutrientes importantes para la salud de piel, pelo y uñas.

Tratamiento.

Por lo regular, el cabello seco no requiere una visita al doctor, a menos que esté cayéndose o existan otros síntomas inusuales en otras partes del cuerpo. Para solucionarlo, es importante lavar el cabello con champús suaves, sin detergentes, formulados para cabello seco.

La frecuencia de lavado varía entre las personas, pero por lo regular se recomienda hacerlo unas 2 veces a la semana si no se realizan actividades que implican sudar o el clima no es caluroso, para no eliminar sus aceites naturales. Hay que poner atención a las reacciones del cabello.

Al lavarlo, aplica el champú solo en el cuero cabelludo, masajéalo suavemente unos minutos y enjuaga. Después aplica un acondicionador en las puntas. Con una dieta equilibrada y cuidados sencillos, el pelo puede recobrar su humedad natural.

5 Remedios caseros para el pelo seco.

1. Elabora shampoo herbal.

-Elabora tu propio champú herbal. Mezcla 1 l de agua hirviendo y 8 cucharadas de flores secas de manzanilla común (Chamaemelum nobile); deja reposar durante 20 minutos y después cuela para que solo quede el líquido. Vierte en un recipiente y añádele 60 ml de jabón de Castilla líquido. Agita bien y vierte la mezcla en una botella. ¡Eso es todo! Guarda el champú en el refrigerador hasta que se termine.

2. Infusión de manzanilla.

-Si además de reseco está opaco, usa infusión de manzanilla común como enjuague. Prepara el té con la receta anterior, cuela el líquido y guárdalo en una botella en el refrigerador; deséchalo al cabo de 3 días porque pierde sus propiedades. Aplica sobre el cabello después de lavártelo y no lo enjuagues.

Los remedios con manzanilla son convenientes para cabellos castaño claro a rubio, ya que puede producir reflejos claros con el uso frecuente.

3. Shampoo de múltiples hierbas.

-Otro champú herbal que puedes preparar incluye una infusión hecha con partes iguales de flores de caléndula (Calendula officinalis), raíz de malvavisco (Althaea officinalis) y hojas de ortiga (Urtica dioica). Usa 8 cucharadas de la mezcla herbal seca por cada litro de agua. Una vez que la infusión esté lista, combínala muy bien con 90 ml de jabón de Castilla líquido, 240 ml de agua destilada, ½ cucharilla de aceite de jojoba (Simmondsia chinensis) y 30 gotas de aceite esencial de menta (Mentha piperita). Puedes guardarlo en el baño y usarlo masajeando suavemente el cuero cabelludo.

4. Mascarilla nutritiva. (Muy recomendado)

-Combina en un recipiente 1 parte de miel de abejas y ½ parte de aceite de oliva. Cubre el cabello con la mezcla; si padeces caspa masajea bien el cuero cabelludo. Retira la mascarilla al cabo de 20-30 minutos, solamente con agua templada. Repite esto varias veces a la semana.

5. Infusión de tomillo

-Usa infusión de tomillo (Thymus vulgaris) para dar un brillo saludable al cabello. Prepárala con 4 cucharillas de hojas secas por el contenido de 2 tazas; una vez que esté lista déjala enfriar. Aplica en el cabello después de lavarlo, no es necesario enjuagar.

5. Aceite de coco o almendras. (Muy recomendado)

-Antes de lavar tu cabello, aplica aceite de coco o de almendras en toda su longitud. Si tu cuero cabelludo es graso, úsalo solo en las puntas. Envuelve el pelo en un gorro de plástico durante unos 30 minutos, y después lava como acostumbras. Hazlo cada 2 días durante varias semanas hasta que observes resultados, o bien, como parte del cuidado regular del cabello.

Cómo hacer aceites medicinales.

Recomendaciones.

-Proteger tu cabello del viento, el sol y el cloro de las piscinas. Usa gorros o sombreros al exponerte directamente a ellos.

-Evitar el uso excesivo de productos de modelado para el cabello, cuyas sustancias químicas pueden resecarlo.

-Mantener una dieta balanceada, rica en vitaminas y minerales, para promover la salud del cabello desde adentro.

Otras opciones…

-Infusión de ortiga o aceite de ricino como enjuague para fortalecerlo.

Tratamientos naturales para el cabello seco.

Remedios caseros para el pelo seco (No herbales).

1. Aplicación de aceite de oliva.

-Para reparar el cabello muy seco, aplica antes de dormir un chorrito de aceite de oliva por todo el cabello y cubre tu cabeza con un gorro de plástico o un paño. Enjuaga o lava el pelo a la mañana siguiente. Realiza esto 1 o 2 veces a la semana.

2. Aplicación de miel.

-Añade 2 cucharillas de miel de abejas en 1 vaso con agua tibia y agita bien. Aplícala sobre la cabeza y a lo largo de todo el cabello, y enjuaga solo con agua después de 30 minutos. Repite 3 o 4 veces a la semana.

3. Unta huevo.

-Bate 2 huevos y agrégales 2 cucharillas de aceite de oliva. Unta en todo el cabello y enjuaga la mezcla después de 20 minutos. Aplica el tratamiento 2 o 3 veces por semana, hasta que notes resultados.

4. Aplica mayonesa.

-Si tienes las puntas muy secas, aplica 1 o 2 cucharadas de mayonesa a lo largo. Su contenido graso ayudará a mejorar la apariencia del cabello; úsala 1 o 2 veces a la semana. Deja la mayonesa actuar durante 1 hora y después enjuaga bien. Puede quedar un olor penetrante, por lo que se recomienda lavarlo.

Si la mayonesa no es una opción para ti, usa pulpa machacada de 1 aguacate.

5. Usa champú para bebés.

-Un consejo que puede parecer extraño, pero posiblemente efectivo, es usar champú para bebés. Este producto tiene una fórmula más suave sin dejar de lado su tarea de limpieza, por lo que puedes usarlo en lugar de un champú común.

 Fuentes

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003245.htm

http://www.webmd.com/beauty/hair-repair/dry-hair-causes

https://www.aad.org/public/skin-hair-nails/hair-care/tips-for-healthy-hair

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Anke Bialas. (2013). Homemade Health. Home remedies your grandmother knew. Natator Publishing.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.