Remedios Caseros para el Dolor de Oídos.

Nuestro oído se compone de 3 partes principales: el oído externo, el oído medio y el oído interno. Cualquiera de estas partes puede doler en algún momento debido a lesiones o infecciones, y provocar gran malestar, pero los remedios caseros están para ayudarnos.

El dolor de oídos es más común en niños, pero prácticamente cualquier persona puede padecerlo.

Síntomas del Dolor de Oídos.

El dolor de oído es básicamente un síntoma de otro problema. A menudo se siente como un dolor pulsante, agudo o sordo que se torna más intenso o más débil a lo largo del día. A veces puede experimentarse también fiebre e irritabilidad y, en los niños, aumento del llanto. Los niños pequeños suelen tocarse continuamente las orejas.

El dolor de oído es básicamente un síntoma de otro problema.

Causas.

Una infección del oído medio (otitis media) o una infección del oído externo (otitis externa) son causas comunes de esta dolencia, pero a veces puede ser resultado de alguna lesión por objetos introducidos, por cambios en la presión (usual en algunas personas cuando vuelan en avión), por problemas de la mandíbula, por dolor de dientes, por dolor de garganta, por acumulación de cerumen, etcétera.

Tratamiento.

Normalmente el dolor y la inflamación se reducen en el curso de algunos días, pero el dolor puede ser tan intenso que requiera un sencillo tratamiento médico con gotas de acción antibiótica para aliviar la infección y con analgésicos para disminuir el dolor.

Remedios caseros para Dolor de Oídos (VIDEOS)

8 Remedios caseros para Dolor de Oídos.

1. Compresa de aceite esencial de menta.

-Calienta 1 l de agua y agrégale 10 gotas de aceite esencial de menta (Mentha x piperita). Toma una toalla o un paño y remójalo en el líquido; este debe estar caliente pero no demasiado, porque vas a doblar el paño a lo largo y colocarlo debajo de la barbilla hasta alcanzar las orejas. Mantén así la compresa durante 3-5 minutos, vuelve a remojarlo y colócalo de nuevo. Haz esto durante unos 10-15 minutos.

2. Tintura de raíz de equinácea.

-Para aliviar el dolor en niños, causado por una infección, prepara tintura de raíz de equinácea (Echinacea purpurea, E. angustifolia), dejándola macerar en glicerina vegetal durante 3 semanas. Consulta las dosis recomendadas para niños, y diluye la tintura en jugo. Para adultos, se puede tomar ½ cucharilla cada hora hasta completar 3 cucharillas al día.

3. Masaje con aceite herbal.

-Haz aceite herbal con flores de gordolobo (Verbascum thapsus) y aceite de oliva, y vierte 2 gotas en el canal auditivo. Si además ofreces un suave masaje en la entrada y en la oreja, tienes un buen remedio casero para el alivio del dolor leve y la otitis media.

4. Gotas de lavanda.

-Si el dolor es leve, vierte 3 gotas de aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia, L. officinalis) en una bola de algodón estéril, y colócala en la entrada del canal auditivo (no la introduzcas en él). Déjala ahí durante 20-30 minutos para que sus propiedades analgésicas y antisépticas actúen.

5. Gotas de aceite en algodón.

-Un remedio casero parecido al anterior, pero más adecuado cuando se trata de una infección, consiste en poner 2 gotas de aceite esencial de árbol de té (Melaleuca alternifolia) y 2 gotas de aceite esencial de lavanda en una bola de algodón estéril. El aceite de árbol de té combate los hongos y las infecciones, por lo que es muy útil en este caso. Coloca la bola en la entrada del oído y déjalo ahí toda la noche. Retíralo en la mañana.

Atención: en algunas personas el aceite de árbol de té produce dermatitis. Antes usar un remedio con él aplica un poco en tu antebrazo para descartar una reacción negativa. No lo uses en tés o cualquier otro remedio casero de uso interno.

6. Gotas de aceite esencial de eneldo.

-Para aliviar el dolor, consigue aceite esencial de eneldo (Anethum graveolens), que puede aliviar también la inflamación. Simplemente vierte 2 gotas en el oído, déjalas actuar varias horas y después lávalo solo con agua templada.

7. Gotas de aceite de ajo.

-Prepara aceite de ajo según nuestras recomendaciones, usando varios dientes y aceite de oliva. Una vez listo, pon dos gotas en el oído con ayuda de una bola de algodón, para desinfectar y combatir microbios u hongos que pueden ser responsables de una infección. Déjalo actuar durante 4 o 5 horas y después lava el oído. Es ideal para tratar la otitis media.

Atención: consulta con el doctor antes de usar el aceite de ajo, porque este puede interferir con el examen físico.

8. Cataplasma con cebolla.

-Corta rebanadas delgadas de una cebolla pequeña y colócalas entre dos trozos de tela para hacer una pequeña cataplasma. Deja que los jugos de la cebolla impregnen el paño, y ponlo en el oído, procurando que entre en contacto con la entrada del canal auditivo. Déjalo ahí durante unas 2 horas o hasta que la cebolla comience a desintegrarse, y después limpia la oreja con agua. Hazlo 2 veces al día.

No uses ningún aceite o líquido si tu tímpano está perforado o si tienes pus. En general, visita al médico antes para saber qué es lo que causa el dolor y no usar un remedio casero para los oídos de forma equivocada.

Cómo hacer un cataplasma.

Recomendaciones.

-Limpiar adecuadamente tus oídos, sin usar hisopos u objetos duros. La mejor forma de hacerlo es irrigando con un chorro de agua templada, manteniendo la cabeza inclinada, y dejándola salir momentos después.

-Beber muchos líquidos para estimular el movimiento de los músculos que rodean los huesecillos del canal auditivo y la Trompa de Eustaquio. Esto puede ayudar a liberar poco a poco el cerumen atrapado.

-No introducir líquidos o aceites muy calientes o muy fríos en el oído.

Tratamientos naturales para el dolor de oídos.

Otras opciones…

-2 gotas de aceite de oliva ligeramente caliente (35 ºC), en los oídos. Hazlo durante la noche.

-2 gotas de aceite esencial de albahaca o menta en los oídos.

-1 gota de tintura de mirra (Commiphora myrrha) diluida en alguno de los aceites anteriores.

Remedios caseros para el dolor de oídos (No herbales).

1. Compresa en el rostro.

-Aplica una compresa de agua caliente alrededor de la mandíbula hasta los oídos. Remójala cada vez que se enfríe, y repite la acción durante unos 10-15 minutos. Hazlo varias veces al día.

2. Remedio casero con zumo de limón.

-Moja 2 bolitas de algodón en agua caliente, vierte encima 3 gotas de zumo de limón, escúrrelas un poco y da suaves golpes con ellos a la zona que rodea el oído unas 3 veces al día.

3. Gárgaras con agua.

-Pon a calentar un poco de agua simple durante 1 o 2 minutos, a fuego bajo. Una vez que esté tibia, úsala para hacer gárgaras. Repite la acción varias veces al día si sufres de un leve dolor de oídos.

4. Aplicación de peróxido.

-¿Tienes peróxido de hidrógeno al 3 %, de grado comercial? Vierte 3 gotas en el canal auditivo cada 3 horas, durante 1 o 2 días, para reducir la inflamación y el dolor.

5. Aplicación de zumo de limón en los oídos.

-Parte 1 limón pequeño y aplícate 2 gotas del zumo directamente en los oídos, 1 vez al día. Este remedio casero es adecuado cuando aparecen los primeros síntomas de otitis al padecer un resfriado o gripe.

 

Fuentes

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003046.htm

http://www.nhs.uk/conditions/earache/Pages/Introduction.aspx

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000979.htm

Alice Roberts. El gran libro del cuerpo humano. La guía visual definitiva. Dorling Kindersley Ltd.

(2013). 88 Natural Remedies: Ancient Healing Traditions for Modern Times. National Geographic Society.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos: Elsevier Butterworth-Heinemann.

Anke Bialas. (2013). Homemade Health. Home remedies your grandmother knew. Natator Publishing.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.