Remedios Caseros para el Asma.

Dentro de la medicina alternativa existen remedios caseros para el asma con gran eficiencia. El asma afecta a millones de personas alrededor del mundo, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la enfermedad crónica más común en los niños. Este padecimiento se distingue de otros trastornos porque las vías respiratorias se contraen y estrechan temporalmente, lo que provoca dificultad para respirar y una sensación de opresión en el pecho.

Se calcula que un 7 % de las personas del mundo padece asma. Si eres parte de la población afectada, tienes que saber que el estrechamiento de las vías respiratorias es reversible y que existen remedios caseros para aliviar los síntomas.

Se calcula que un 7 % de las personas del mundo padece asma.

Síntomas del asma.

Por lo común, el asma se inicia durante la infancia, pero se puede desarrollar a cualquier edad y en personas aparentemente sanas. Un individuo con asma presenta ataques desencadenados por ciertas situaciones o sustancias generalmente inofensivas para los demás. Estos ataques duran desde minutos hasta unos días, y se intercalan períodos con síntomas y sin síntomas.

Los síntomas típicos son dificultad para respirar, sibilancias, opresión en el pecho, tos (seca o con flemas) y retracción de la piel entre las costillas durante la respiración. Los ataques graves se manifiestan mediante un aumento del pulso, falta de aliento, coloración azulada en los labios y el rostro y mayor dificultad para respirar. Estos últimos síntomas son una emergencia y requieren atención médica.

Causas.

Este padecimiento se desarrolla como resultado de la inflamación de las vías respiratorias o bronquios, debido a que reaccionan de forma exagerada a sustancias y situaciones específicas. Durante un ataque de asma, los músculos que controlan las vías respiratorias se contraen y dificultan la entrada y salida de aire, entonces, las vías se inflaman y pueden obstruirse con moco (flema).

Algunos desencadenantes del asma son ciertos medicamentos y sustancias alérgenas (que producen alergia) como los ácaros del polvo, el polen, el humo del tabaco y los hongos.

Tratamiento.

En muchas ocasiones, el asma se desvanece por sí solo a medida que un niño entra en la adolescencia, pero no suele desaparecer completamente. El tratamiento médico incluye fármacos para aliviar los síntomas e inhaladores que dilatan las vías respiratorias. Por supuesto, también se recomienda evitar al máximo los desencadenantes.

6 Remedios caseros para el asma.

1. Bebida de tinturas.

Mejora tu respiración mediante una mezcla de tinturas. Debes tener:

  • 1 parte de aceite esencial de anís (Pimpinella anisum),
  • 12 partes de tintura de agripalma (Leonurus cardiaca),
  • 24 partes de tintura de grindelia (Grindelia camporum),
  • 24 partes de tintura de Euphorbia hirta,
  • 10 partes de tintura de efedra (Ephedra sinica),
  • 12 partes de tintura de regaliz (Glycyrrhiza glabra),
  • 12 partes de tintura de cerezo negro americano (Prunus serotina) y
  • 12 partes de tintura de lobelia (Lobelia inflata).

Mézclalas y toma el preparado 5 ml 2 o 3 veces al día cuando se te dificulte respirar.

¿Cómo hacer una tintura?

2. Bebida de cúrcuma.

Si padeces continuos ataques de asma, es mejor prevenir. Añade 1 cucharilla del rizoma molido de la cúrcuma (Curcuma longa) a 1 taza con leche caliente vegetal o de vaca, y bébela.

Toma hasta 3 tazas al día. La cúrcuma es una hierba antiinflamatoria, y puede ser útil en el tratamiento del asma. Pruébala.

3. Alimentos con carotenoides.

Los alimentos  con carotenoides, como las zanahorias, las calabazas y los pimientos de color amarillo a anaranjado, tienen poderes antioxidantes que apoyan la función del sistema inmunitario y reducen la inflamación. Inclúyelos también en tu dieta.

4. Té de tomillo.

El tomillo (Thymus vulgaris) es una hierba expectorante, antioxidante y relajante, y se le ha usado para aliviar muchas dolencias del sistema respiratorio.

Prepara té según las indicaciones recomendadas, y bebe hasta 3 tazas al día.

Aprende a preparar tés medicinales.

5. Masaje con aceite de oliva y eucalipto.

Alivia la dificultad respiratoria leve con una mezcla de 2 gotas de aceite esencial de eucalipto (Eucalyptus globulus) y 1 cucharada de aceite de oliva (Olea europaea).

Úntala en el pecho dando un suave masaje y tratando de inhalar el aroma que despide. El eucalipto es útil porque tiene propiedades antiinflamatorias y expectorantes.

6. Tintura de lobelia.

¿Repentino ataque de asma? Ten a la mano tintura de lobelia, una hierba antiespasmódica que relaja las vías respiratorias. Deposita 5 gotas en un vaso con agua.

Bebe este remedio 3 o 4 veces al día durante los ataques de larga duración.

Recomendaciones.

  • Beber muchos líquidos para adelgazar el moco (si tienes) que obstruye las vías respiratorias.
  • Consumir alimentos y hierbas con propiedades broncodilatadoras, como la cebolla, el ajo, el rábano y el jengibre.
  • Evitar inhalar aire frío y salir a la calle cuando los niveles de contaminación son altos.

Otras opciones…

  • 1 taza de té negro (Camellia sinensis) para dilatar las vías respiratorias al inicio de un ataque de asma. Puedes beber el té 2 veces al día, en la mañana y en la tarde.
  • 1 compresa sumergida en té de jengibre (Zingiber officinale) caliente, y colocada en el pecho durante unos minutos durante un ataque de asma.
  • Jugo de ½ limón en un vaso con agua para adelgazar las secreciones. Bebe 1 vaso 2 veces al día.

Remedios caseros para el asma (No herbales).

1. Masajes con aceites.

-Mezcla 2 cucharadas de aceite de lavanda y 2 cucharadas de aceite de oliva, y masajea el pecho suavemente para ayudar a descongestionar la nariz. También puedes masajear la espalda a la altura de los bronquios para tratar de relajar los músculos.

2. Bebe café.

-Para abrir las vías aéreas durante un ataque de asma, bebe 1 taza de café bien cargada. Tómala cuidadosamente. La cafeína que contiene es similar a la teofilina, la cual está presente en muchos medicamentos para el asma.

3. Consume magnesio.

-Toma diariamente 600 mg de magnesio en cápsulas. Este mineral parece contribuir en la relajación de los músculos de las vías aéreas superiores, por lo que llega a ser muy útil para las personas con asma.

 

Fuentes

http://www.who.int/respiratory/asthma/es/

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000141.htm

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos: DK Publishing.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Mark Stengler, James F. Balch, Robin Young Balch. (2016). Prescription for natural cures. Third edition.  Turner Publishing Company.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.