Remedios Caseros para Alergias de la Piel

Las erupciones en la piel son afecciones relativamente comunes, pero si su causa es una alergia, hay que tener mucho cuidado. La buena noticia es que existen remedios caseros para alergias de la piel muy efectivos.

Las alergias de la piel se conocen así debido a que este órgano es el principal afectado al contacto, no solamente directo, con sustancias inofensivas para la mayor parte de las personas, y que despiertan una reacción exagerada en el sistema inmunitario.

Algunos tipos de alergias de la piel son la alergia al látex, la dermatitis alérgica por contacto, la dermatitis atópica y la alergia al níquel. Hay que considerar que la dermatitis atópica puede ser producida por medicamentos e infecciones y que la urticaria es una reacción de varios tipos de alergias, incluidas las alimentarias.

Síntomas de las Alergias de la piel.

El más común es la aparición de erupciones rojizas o protuberancias que rezuman un líquido claro. Las ronchas tienen un borde blanquecino, mientras que la urticaria suele aparecer y desaparecer intermitentemente.

Puede haber comezón, escozor, descamación, resequedad, irritación y desarrollo de ampollas. No es común que aparezcan síntomas en el tracto respiratorio, pero es posible que haya congestión o secreción nasal, sibilancias y dificultad para respirar.

En caso de presentar sibilancias y dificultad para respirar, es importante acudir rápidamente al consultorio médico.

Causas.

Evidentemente, las alergias de la piel son causadas por alérgenos como el látex, níquel, maquillaje, champús, oro, cloruro de cobalto, cremas y protectores solares y, en general, sustancias químicas o productos que tienen contacto con la piel.

Cuando el sistema inmunitario detecta el alérgeno, de alguna manera, y equivocadamente, lo reconoce como un agente dañino para el cuerpo, y entonces libera anticuerpos e histaminas para combatirlo. Las histaminas son las principales responsables de los síntomas.

Tratamiento.

Este tipo de alergias se tratan normalmente con medicamentos antihistamínicos que bloquean la acción de las histaminas y detienen los molestos síntomas. Cremas con hidrocortisona también son muy útiles. En todo caso, solo el médico puede prescribir un tratamiento para este problema.

En caso de presentar sibilancias y dificultad para respirar, es importante acudir rápidamente al consultorio médico, porque podría ser signo de anafilaxia, una emergencia médica potencialmente mortal.

10 Remedios caseros para alergias en la piel.

Estos remedios funcionan para reducir las molestias en la piel, pero si los síntomas son demasiado molestos o existen dificultades respiratorias, es completamente necesario visitar al doctor.

Remedio con avena

-Vierte 1 cucharada de hojuelas de avena (puede ser precocida) en el procesador de alimentos o licuadora. Cuando la avena esté finamente molida, mézclala con 1 cucharada de bicarbonato de sodio y agua suficiente para formar una pasta espesa. Úntala sobre las lesiones de la piel con las manos limpias y déjala secar. Retírala con agua templada (sin tallar) al cabo de unos 30 minutos.

Té de diente de león

-Prepara un té con hojas y raíces de diente de león (Taraxacum officinale), que promueven la función del hígado y el bazo y la eliminación de toxinas del cuerpo. Además, la hierba es antiinflamatoria. Coloca 3 cucharillas de la raíz seca y cortada en un recipiente con el contenido de 1 taza de agua, y cuece hasta que el líquido hierva. Después puedes agregar 1 cucharilla de hojas y dejar reposar para que pueda tomarse. Bebe 3 tazas a lo largo del día.

Ungüento de caléndula

-Haz un ungüento de caléndula (Calendula officinalis) con aceite de oliva, según nuestras recomendaciones. Aplícalo sobre la piel 3 veces al día, incluyendo una inmediatamente después de bañarte para que la piel lo absorba mejor.

Infusión con pamplina

-Prepara 1 l de infusión con 10 cucharadas de hojas de pamplina (Stellaria media). Debe quedar concentrada. Guárdala en el refrigerador, o bien, prepárala justo antes de bañarte porque debes agregarla al agua de la tina. Báñate como normalmente acostumbras, usando un jabón neutro. Aliviará la comezón.

Cataplasmas de hierbas

-Corta finamente 1 o 2 puñados de hojas de pamplina y vierte sobre ellas un poco de agua hirviendo. Trata de que se forme una especie de pasta. Después, colócala en medio de dos trozos de tela de algodón limpia, y aplica la cataplasma tibia sobre la piel para aliviar la comezón y la irritación. Repítelo 2 o 3 veces al día.

También puedes usar una cataplasma de flores de caléndula o preparar un ungüento. Para esto, haz un aceite herbal con las flores y por cada taza de este agrega ¼ de taza de cera de abejas rallada. Calienta todo a fuego lento, agrega 5 gotas de aceite esencial de lavanda (Lavandula officinalis) y apaga cuando adquiera la consistencia untuosa. Aplícala fría sobre la piel varias veces al día. Guarda el resto en un frasco y colócalo en un sitio fresco y seco.

Té de ortiga

-La ortiga (Urtica dioica) es una de las hierbas con propiedades antihistamínicas. Para aliviar tus lesiones cutáneas desde adentro, vierte 3 cucharillas de hojas secas por cada taza de agua hirviendo, deja reposar durante 20 minutos y bebe el té. Consume 3 veces al día durante 1 o 2 días.

Tintura de hierbas

-Combina 2 cucharillas de hojas secas de amor de hortelano (Galium aparine), 2 cucharillas de hojas secas de ortiga y 2 cucharillas de flores secas de trébol rojo (Trifolium pratense) y haz tintura con vodka o brandy. Procura tener lista esta tintura para cualquier evento de reacción alérgica en la piel, porque debe macerarse durante unas 4 semanas. Toma 5 ml 3 veces al día.

Aplicaciones con salvia

-Vierte 2 cucharillas de hojas secas de salvia (Salvia officinalis) en 1 taza con agua hirviendo. Cuando se enfríe, moja un paño limpio con el líquido y presiónalo suavemente contra la piel. Hazlo varias veces al día.

Cápsulas de cúrcuma

-Prepara cápsulas con raíz de cúrcuma (Curcuma longa) según nuestras recomendaciones generales. Una vez que estén listas, toma 1 cápsula 3 veces al día.

Baño con avena

-Pon a cocer 2 puñados de granos secos de avena en 1 l de agua. Cuando esté todavía caliente, envuelve los granos en una bolsa de muselina o una gasa y amárrala al grifo de la bañera para que el chorro de agua lleve los componentes de la avena al agua de baño. Vierte el líquido en la tina y báñate para aliviar los molestos síntomas en la piel.

Tratamientos naturales para alergias en la piel.

Recomendaciones.

-Evitar el estrés. Sabemos que es difícil mantener la calma al ver la piel afectada con feas ronchas, pero la ansiedad y el estrés pueden empeorar su apariencia.

-Asegurarte de no ser alérgico a las plantas mencionadas o al polen, ya que el remedio podría tener el efecto contrario.

Otras opciones…

-30 ml de jugo de sábila (Aloe vera) después de cada comida. Ayuda a desinflamar desde adentro.

-Loción de calamina. Aplica generosamente.

-Acupresión. Puedes probar presionar firmemente la zona entre los dedos índice y pulgar durante 5 segundos, soltar y volver a presionar. Hazlo varias veces durante 2 minutos en cada mano.

 

Fuentes

http://acaai.org/allergies/types/skin-allergies

http://acaai.org/allergies/types/skin-allergies/hives-urticaria

(1997). Remedios, curaciones y tratamientos médicos. México: Reader’s Digest México.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.