Remedios Caseros para las Várices.

Las várices, varicosidades o venas varicosas son más comunes en las mujeres que en los hombres, y muchas veces son causa de inseguridad puesto que su aspecto no está bien visto. Existen varios remedios caseros para las várices.

Estas son típicas en las pantorrillas y la parte interna de las rodillas, pero también pueden desarrollarse en otras partes del cuerpo.

Es fácil reconocer várices. Son venas dilatadas, protuberantes, de forma irregular o torcida y frecuentemente de tono azulado. En la mayoría de los casos son un problema más bien estético que, aunque molesto, no compromete la vida; sin embargo, en algunas personas se agravan, causan úlceras y dolor y aumentan el riesgo de padecer flebitis o inflamación de las venas y otros problemas circulatorios.

Síntomas de las várices.

Una persona con várices siente las piernas pesadas, cansadas y a veces adoloridas, los pies y tobillos se hinchan, encuentra úlceras o cambios en la piel de sus piernas, siente comezón y hasta calambres musculares.

Causas.

Las várices aparecen como resultado de un mal funcionamiento de las válvulas que se encuentran dentro de los vasos sanguíneos (venas y capilares); cuando esto sucede, un poco de la sangre retrocede y se acumula, por lo que los vasos resaltan. Las personas con obesidad, de la tercera edad, embarazadas y con antecedentes familiares de várices corren riesgo de sufrirlas. También aparecen en quienes pasan mucho tiempo sentados o de pie.

Tratamiento.

Si las várices no producen gran dolor o malestar, no requieren un tratamiento médico, pero sí es importante mantener las piernas activas para evitar que su estado empeore. De lo contrario, se tratan con escleroterapia, por la que se inyecta en la vena una solución irritante, o se realiza una cirugía para extirpar la vena safena magna, ubicada en el muslo.

8 Remedios caseros para las várices.

Quizá la hierba más famosa en el tratamiento de venas varicosas es el castaño de Indias (Aesculum hippocastanum), cuyas semillas son astringentes y antiinflamatorias, reducen la retención de fluidos y endurecen y tonifican las paredes de las venas y capilares. A continuación veremos los mejores remedios caseros para las várices.

1. Té de castaño de indias. (Muy recomendado)

Coloca 2 cucharillas de frutos y hojas secas de castaño de Indias en una taza de agua hirviendo, y deja reposar durante 15 minutos.

Al final, cuela el líquido y bébelo. Toma hasta 3 tazas del té al día.

Atención: No consumas productos de castaño de Indias si padeces una enfermedad del hígado o riñón, si estás embarazada o si estás amamantando.

2. Compresas de avellano de bruja. (Muy recomendado)

Combina:

Una vez que se forme una pasta, introdúcela dentro de dos trozos de tela de algodón para hacer una cataplasma, y presiónala firmemente en la zona de las várices durante 30 minutos.

3. Tintura de espino navarro.

Toma 5 ml de tintura 3 veces al día. Prepárala con:

4. Compresas de gordolobo. (Muy recomendado)

La pesadez de piernas y el dolor ocasionado por las várices se alivia con una compresa elaborada con un té de:

Mezcla las hierbas a partes iguales y elabora la infusión; una vez que esté tibia moja con ella un paño de algodón y aplícalo sobre las várices durante 13-20 minutos. La compresa debe estar tibia; mójala las veces que sea necesario.

5. Jugo de casis.

Algunas personas tienen más probabilidades de padecer venas varicosas si alguien cercano a su familia, como la madre o un hermano, las tienen. Para disminuir el riesgo, toma diariamente 1 vaso de jugo de casis o grosellas negras (Ribes nigrum). Endúlzalo ligeramente.

6. Bálsamo de consuelda.

La consuelda es una hierba antiinflamatoria, astringente y demulcente, por lo que coadyuva en el tratamiento de úlceras y várices. Prepara un ungüento o bálsamo con las hojas tal como se indica, y aplícalo todos los días, de preferencia en la noche.

7. Decocción de castaño de indias.

Haz una decocción de 8 cucharadas de corteza de castaño de Indias en 1 l de agua. Una vez que esté lista, guárdala y úsala diariamente sobre las várices como loción.

8. Té de cola de caballo.

Otro té que ayuda a reforzar el tejido conectivo y prevenir o tratar várices es el de cola de caballo (Equisetum arvense). Bebe 946 ml a lo largo del día, todos los días.

Recomendaciones.

  • Aplicar los ungüentos y lociones con suaves masajes de movimientos circulares.
  • Mantenerte activo. Toma descansos de tus actividades para sentarte (si pasas mucho tiempo de pie) o elevar las piernas con la intención de estimular el flujo sanguíneo de regreso al corazón.

Otras opciones…

  • Una compresa mojada en té de avellano de bruja durante 15 minutos, 2 veces al día.
  • 150 mg 3 veces al día de rusco (Ruscus aculeatus) para aliviar el dolor, la comezón y la hinchazón de las piernas.
  • 1 a 5 gotas 3 veces al día de tintura de castaño de Indias.

Remedios caseros contra las várices (No herbales).

1. Bebida en ayunas.

-Bebe todas las mañanas en ayunas 1 vaso con agua tibia y el jugo de 1 limón fresco. Los componentes del limón, en especial la vitamina C, tienen un efecto benéfico sobre el sistema circulatorio al ayudar a mantener flexibles los tejidos de los vasos sanguíneos.

2. Pasta con sal de mar.

-Mezcla 1 taza de arcilla roja, 3 cucharadas de sal de mar y un poco de agua fría para hacer una pasta espesa. Aplícala sobre las várices y déjala actuar durante 1 hora; enjuaga después con agua fresca. Hazlo cada vez que sientas molestias.

3. Mejora la circulación de las piernas.

-Levanta las piernas diariamente durante 10 minutos para estimular la circulación de la sangre hacia la parte superior del cuerpo y el corazón. Si trabajas sentado, inclina la silla hacia atrás y levanta los pies del suelo. Si estás en casa, recuéstate boca arriba y levanta las piernas; puedes colocarlas sobre una pared.

4. Agua caliente y fría.

-Deja correr diariamente, durante 5 minutos, agua fría y agua caliente sobre las piernas para activar la circulación por la contracción y dilatación de los vasos sanguíneos. Coloca un recipiente debajo del grifo o llena la tina para no desperdiciar el agua.

Fuentes

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/varicose-veins/home/ovc-20178078

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001109.htm

(1997). Remedios, curaciones y tratamientos médicos. México: Reader’s Digest México.

Rosemary Gladstar. (2008). Herbal recipes for vibrant health. Storey Publishing.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos: DK Publishing.

Larousse. (2014). El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas. Larousse Ediciones.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.