Remedios Caseros para la Conjuntivitis.

Nuestros ojos poseen una delgada membrana mucosa que cubre la parte frontal del globo ocular y la superficie interior de los párpados. La inflamación de la conjuntiva es conocida como conjuntivitis y puede evitarse con remedios caseros. Es una enfermedad muy común entre la población mundial. Algunas personas la llaman simplemente “ojo rojo”, debido a que uno de los signos más visibles es el enrojecimiento de la esclerótica, es decir, la parte blanca del ojo.

La conjuntivitis es un padecimiento leve, pero si no se trata adecuadamente la inflamación puede extenderse hasta la córnea y afectar el sentido de la vista.

Síntomas de la conjuntivitis.

Además del enrojecimiento del ojo, una persona con conjuntivitis suele sentir comezón, ardor y sensibilidad a la luz brillante. Con frecuencia tiene la sensación de tener arena dentro, y es que el ojo produce mayor cantidad de secreciones o legañas. A veces las legañas se acumulan tanto que forman costras durante la noche y llegan a pegar los párpados, por lo que abrirlos resulta un poco doloroso. También se produce lagrimeo, dolor de ojos, y, algunas veces, visión borrosa.

Si una conjuntivitis no se trata adecuadamente, la inflamación puede extenderse hasta la córnea y afectar el sentido de la vista.

Causas.

La causa más común de la conjuntivitis es un virus que causa una infección (conjuntivitis viral), pero también puede ser ocasionada por bacterias (conjuntivitis bacteriana), sustancias irritantes como el cloro de las piscinas, los rayos ultravioleta del sol, hongos, parásitos, el polvo, el calor y reacciones alérgicas a sustancias variadas, como el polen (conjuntivitis alérgica). En raras ocasiones ciertas enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea causan inflamación de la conjuntiva, y las madres con herpes genital pueden contagiar a sus recién nacidos y causarles oftalmia neonatal, un tipo especial y grave de conjuntivitis.

Tratamiento.

Con reposo y cuidados básicos una conjuntivitis viral se cura sola en aproximadamente una semana, pero la conjuntivitis alérgica requiere eliminar el alérgeno específico, por lo que el afectado tendría que evitar su exposición al polvo o al polen, por ejemplo. Es importante acudir al médico para que él haga el diagnóstico y prescriba un tratamiento, que suele incluir medicamentos antibióticos o antivirales en forma de colirio, ungüento o pastillas, según el caso.

6 Remedios caseros para la conjuntivitis.

Puedes tratar tu conjuntivitis con remedios elaborados con algunas hierbas. La más recurrida es la manzanilla (Matricaria recutita o Chamaemelum nobile), cuyas flores tienen propiedades antiinflamatorias. Los líquidos preparados con esta planta son frescos y proporcionan alivio a la comezón y el ardor. Antes de usar un remedio con manzanilla asegúrate de no ser alérgico a ella.-Prepara una infusión con hojas de manzanilla, déjala enfriar y lava suavemente los ojos con ella dos veces al día.

A continuación, veremos los mejores remedios caseros para la conjuntivitis.

1. Infusión de manzanilla.

Prepara un té con partes iguales de lavanda (Lavandula angustifolia, L. officinalis), manzanilla y toronjil (Melissa officinalis), y bébelo varias veces al día. Aunque no lo creas, ayuda a calmar la irritación y comezón.

2. Cataplasma de papa.

Elabora una cataplasma fresca con una papa roja cruda y rallada y una manzana rallada, y coloca sobre el ojo cerrado una vez al día. Déjala entre 30 y 45 minutos para disminuir la hinchazón.

Prepara un cataplasma.

3. Compresas de té verde.

Coloca una bolsa de té verde (Camellia sinensis) húmeda y fría sobre el ojo cerrado durante unos minutos. Si haces esto al despertar, tus ojos pueden despegarse de forma más fácil.

4. Compresas de rosas.

Prepara una mezcla de agua de rosas (Género Rosa) y hojas avellano de bruja (Hamamelis virginiana) a partes iguales en un recipiente con agua caliente, y aplica fría con un paño.

Esto alivia la irritación y refresca la zona.

5. Gotas de consuelda.

Lava tus ojos con el siguiente preparado: una cucharada de raíz de consuelda (Symphytum officinale) en polvo y una cucharilla de hidrastis (Hydrastis canadensis) orgánico en polvo. Coloca los ingredientes en una taza de agua hirviendo y deja reposar durante unos 10 minutos, posteriormente filtra y deja enfriar el líquido a la intemperie. Cuida que no quede ningún residuo sólido, ya que podría agravar más la conjuntivitis. Después, aplica con un gotero varias veces al día durante unos 3-5 días.

6. Infusión de flores de saúco.

La infusión de flores de saúco negro (Sambucus nigra), usada para lavar los ojos, es útil para aliviar la irritación y reducir la inflamación.

Recomendaciones.

  • Evitar compartir ropa de cama, toallas y pañuelos con personas sanas, ya que la conjuntivitis es muy contagiosa.
  • Evitar el uso de lentes de contacto mientras se reduce la inflamación. Y tira los que usaste el día que inició la infección.
  • Lavarte las manos frecuentemente.
  • Evitar aplicar líquidos en los ojos con algodón o paños que sueltan pelusa.

Prueba también con:

Una tintura de equinácea para estimular el sistema inmunitario. A veces, las personas con un sistema inmunitario débil son más vulnerables a la conjuntivitis bacteriana y viral. Bébela una vez al día durante dos semanas.

Remedios caseros para la conjuntivitis (No herbales).

1. Lavado de ojos.

-Si la inflamación de la conjuntiva se debe a alguna infección por virus o una alergia, vierte ½ cucharilla de sal no yodada en 240 ml de agua destilada tibia. No uses agua del grifo a menos que la hayas hervido para así eliminar las bacterias. Deja enfriar la solución en una taza estéril durante unos 30 minutos, y lava los ojos con ayuda de una copa ocular o una jeringa estéril. Hazlo 5 veces por día, tratando de mantener la solución tapada y la copa limpia entre cada lavado de cada ojo.

2. Gasas sobre los ojos.

-¿Demasiada cantidad de secreción en los ojos? Hierve 1 taza de agua y moja en ella 1 o 2 gasas estériles. Colócalas ligeramente calientes sobre los párpados cerrados durante 2 o 3 minutos. Hazlo las veces que lo necesites.

3. Limpieza de secreciones.

-Diluye 1 cucharada de champú para bebé en 10 cucharadas de agua tibia previamente hervida. Moja un algodón o gasa estériles en el líquido y pásalo suavemente por los párpados y la base de las pestañas para desincrustar secreciones secas y limpiar la zona.

 

 

 

Fuentes

http://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/conjunctivitis?sso=y

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Rosemary Gladstar. (2012). Medicinal herbs. A beginner’s guide. Storey Publishing.

(1997). Remedios, curaciones y tratamientos médicos. México: Reader’s Digest México.