Estos son lo mejores y más básicos remedios naturales aplicados por las expertas del hogar: las madres y las abuelas. 

Ya sea como forma de prevención o como tratamiento de padecimientos en sus primeros síntomas, los remedios naturales o remedios caseros juegan un papel importante en la salud externa e interna del cuerpo humano. 

Aunque la validez científica de este método alternativo se cuestiona, los numerosos resultados favorables que se han obtenido desde hace cientos o miles de generaciones, le confieren un valioso reconocimiento y reputación que no ha podido disolverse a pesar de las polémicas en torno a su eficacia. 

Los remedios naturales juegan un papel importante en la salud externa e interna del cuerpo humano. 

Para afecciones más graves o de manifestaciones más prolongadas, es indispensable consultar a un médico. De igual forma, no hay que olvidar hacer pruebas en alguna parte de la piel para descartar algún tipo de alergia o reacción desfavorable. El antebrazo es la zona más recomendable para realizar pruebas de reacción.

Recetas de remedios caseros.

Los remedios naturales no actúan como cura de todas las enfermedades, mucho menos aquellas que son crónicas, degenerativas o que ya tienen un gran avance. Tampoco son aptas para todo tipo de personas, pues individuos con extensos antecedentes clínicos podrían empeorar su situación con la contraposición de ciertos activos de las plantas y medicamento recetado y cuidadosamente controlado. 

Para personas sanas la mayor parte del tiempo que por algún descuido inicien síntomas de malestares o padecimientos, se recomienda la aplicación de remedios caseros una o dos semanas. Nunca es bueno ignorar señales. Si después de ese período, los síntomas continúan o empeoran, la mejor opción es consultar a un médico. Cabe recordar que el cuerpo se manifiesta hasta que logre obtener el nivel de atención que necesita.

Remedio para la tos.

Un remedio excelente y de sabor muy agradable para los primeros signos de tos con flemas o tos seca, es la elaborada a base de jengibre. Para una taza, solo se necesita:

1 trozo mediano de rizoma de jengibre.

1 cucharada de jugo de limón.

Medio diente de ajo.

1 cucharadita de miel de abeja.

Una vez que el agua está caliente, se añade el jengibre y el ajo. Se deja actuar unos minutos más antes de que llegue al hervor y se incorpora el jugo de limón y la miel cruda a la taza ya servida. Se bebe caliente, dos veces por día. 

Este remedio es uno de los más efectivos y saludables. La combinación de sus poderosos ingredientes es eficaz contra las primeras bacterias del sistema respiratorio.

+ Remedios para la tos…

Remedio para el dolor de cabeza.

La primera recomendación para el dolor de cabeza es la hidratación. La falta de agua por varias horas interfiere en el buen funcionamiento del cerebro, por lo que es importante hidratarlo adecuadamente. 

Si se acompaña esta acción con una bolsa de hielo o un trapo frío en la zona afectada, el dolor disminuirá. La respiración es importante, pues un buen flujo de oxígeno al cerebro alivia la tensión. 

Para los amantes de los aceites naturales, el masaje con esencia de rosas o lavanda servirá para la relajación de los músculos de la cabeza, además de que el aroma ayudará a olvidar el dolor.

Remedios para el dolor de muelas.

El clavo de olor es el componente estelar para casos de dolor de muelas. Puede masticarse un clavo natural y dejarlo actuar a un lado de la pieza dental afectada, pero si el sabor es demasiado fuerte, una opción es la mezcla de una parte de aceite de clavo con media parte de aceite de oliva para atenuar la sensación en la boca.

El dolor de muelas no es un malestar que deba durar más de tres días. Si es así, es muy importante acudir al dentista.

Remedios para el mal olor corporal.

Sudar es inevitable y es necesario para que el cuerpo libere toxinas, pero el mal olor no es algo que deba formar parte del día a día. 

La alimentación es la primera causa de mal olor corporal en hombres y mujeres. Una dieta con alto contenido de carnes rojas, condimentos, frituras, grasas y alcohol y/o cigarro, expedirá un aroma mucho más penetrante, a diferencia de la que genera una dieta más ligera y rica en agua y fibra.

El bicarbonato es el remedio que nunca falla. Su aplicación es ideal para pies y axilas, que son las principales zonas con mal olor. Durante las noches, la aplicación de limón con bicarbonato en aquellas áreas problemáticas, irá disminuyendo el olor gradualmente. Durante las salidas, es válido aplicarlo como talco para pies, o en las axilas, una vez que el desodorante habitual ya está seco.

Más remedios para acabar con el olor de axilas…

Existe un remedio moderno y 100% eficaz. Todo aquel que lo prueba, jamás lo vuelve a dejar. Se trata del desodorante o roll-on en piedra de alumbre. No irrita y no mancha. Su costo es ligeramente más elevado pero tiene una larga duración de varios meses. Elimina por completo las bacterias que provocan el mal olor aunque se haya corrido una maratón.

Remedios para el mal aliento.

Nada más incómodo que sentir que tenemos mal aliento. Si el problema es generado por una comida pesada o condimentada, por cigarro o porque simplemente no es posible la higiene bucal en cierta situación, se recomienda masticar hojas de perejil desinfectado. Esto ayudará a camuflar el olor por varias horas. 

La pasta dental con bicarbonato es excelente para aquellos momentos donde el alimento dejó mal olor, pero se aproxima un importante compromiso donde debemos estar presentables. Si el aroma es muy fuerte, este remedio en combinación con la hoja de perejil salvará el día.

Ahora bien; si la halitosis es un problema cotidiano que persiste aún con higiene bucal, el problema podría provenir desde adentro. El alimento o algún problema gastrointestinal podría estar afectando el buen funcionamiento, generando un olor desagradable. El médico es la única persona que puede valorar y resolver el problema.

Remedios para el sangrado de las encías.

Algunos alimentos o un lavado incorrecto puede ocasionar inflamación y/o sangrado de encías. Aunque no suele ser doloroso o incómodo, no es algo que deba ignorarse. El problema podría tornarse a gingivitis de no ser tratado. 

Para remediarlo, debe bastar un enjuague bucal a base de bicarbonato y agua, dejando actuar por unos segundos en la boca y desechando las sobras.

Si no hay bicarbonato, la sal es un buen sustituto que aliviará la inflamación. Se requiere realizarlo de 2 a 3 veces al día después del cepillado habitual hasta que se note una mejoría. Si no es así, visitar al dentista es el siguiente paso. 

Remedios para las quemaduras.

No es necesario ir a la playa para recibir quemaduras en la piel. Salir a la calle en horas calurosas o tener contacto con la olla caliente, es suficiente para que el cuerpo manifieste ardor y enrojecimiento.

3 grados de quemadura y qué hacer en cada caso.

Nada mejor para la piel que Aloe vera o miel. Ambas se aplican crudas y sobre el área afectada. No es necesario el enjuague ya que son fácilmente absorbidas por la piel. A los pocos días, la piel lucirá suave sin ningún tipo de arruga o mancha roja.

Remedios para las ojeras.

Existen muchos remedios para las ojeras, pero todo depende de la urgencia con la que necesitemos lucir bien.

Ante una mala noche o exceso de alcohol, las ojeras pueden atenuarse con hielo o algún objeto frío como una bolsa de verduras. Esto restaurará la piel hundida y ofrecerá un alivio refrescante al poco tiempo. 

Si hay más tiempo disponible, rodajas de papa, kiwi o pepino sobre las ojeras ayudarán a hidratar la piel para que regrese a la normalidad. Se recomienda que cualquier opción esté previamente fría antes de cortarse; es decir, se coloca en el refrigerador de forma entera y tras unas horas, se procede a su corte, ya que los trozos partidos dentro refrigerador, pueden absorber olores y sustancias de otros alimentos.