Pasiflora o Pasionaria (Passiflora incarnata)

La pasionaria, pasiflora o flor de la pasión es una especie vegetal del género Passiflora, cuyos representantes crecen en las zonas tropicales y subtropicales de Asia, Australia y parte de América. Passiflora incarnata es nativa de América, pero ahora se cultiva en muchas regiones europeas. Pertenece al orden Malpighiales y a la familia Passifloraceae, y es, como sus parientes, una planta trepadora.

En el presente es muy apreciada por sus propiedades sedantes, por lo cual se agrega a fórmulas caseras y comerciales para tratar el insomnio. Además de esto, algunas personas la cultivan por sus bonitas y exóticas flores.

¿Cómo es la pasiflora?

La pasiflora es una hierba trepadora de hojas perennes con largos tallos delgados lisos o con pelillos, con numerosos zarcillos para asirse a las estructuras. Tiene hojas dispuestas de forma alterna a lo largo de los tallos, con 3-5 lóbulos, que miden entre 6 y 15 centímetros de longitud. Crece muy rápido, y puede alcanzar hasta 6 metros de altura.

El período de floración tiene lugar en verano y a veces se extiende hasta principios de otoño. Son flores de color blanquecino a lavanda, de fragante y delicado aroma y numerosos apéndices concéntricos delgados. Miden hasta 6 centímetros de ancho. Poco después se desarrollan frutos carnosos ovalados de unos 5 centímetros de diámetro en cuyo interior se halla una pulpa de sabor dulce y varias semillas.

Cultivo y cosecha de la Pasiflora o Pasionaria

Para cultivar esta especie se requiere propagarla por semillas en algún momento durante principios de primavera o a finales de invierno, previo remojo durante 12 horas en agua. Necesita un suelo arenoso pero bien drenado, más húmedo durante su crecimiento, y un sitio bien soleado. Puede germinar lentamente. Es una de las especies de Passiflora más resistentes; no obstante, no tolera bien las heladas.

Las hojas se recogen justo antes de que las flores se abran, generalmente a finales de verano. Las plantas del suelo para arriba pueden recolectarse cuando aparecen los frutos. Una vez recolectadas, se ponen a secar a la sombra en un lugar seco.

Constituyentes activos de la Pasiflora o Pasionaria

Esteroles, flavonoides (incluidos quercetina, apigenina, isovitexina, luteolina, orientina y kaempferol) y alcaloides (harmina, harmol, harmalina, harmalol y passiflorine).

Propiedades

Entre algunas otras, tiene propiedades analgésicas, antibacterianas, anodinas, antisépticas, antiinflamatorias, antiespasmódicas, cardiotónicas, digestivas, estimulantes, eméticas, hipnóticas, fungicidas, hipotensivas, narcóticas, sedantes y tranquilizantes.

Partes utilizadas

Solamente las hojas, generalmente secas.

Usos medicinales tradicionales

Sistema nervioso.

La pasiflora es una de las plantas más efectivas para tratar el insomnio, ya que induce la relajación y permite entrar en un sueño profundo. Esto es resultado de la estimulación de una sustancia química que disminuye la actividad de ciertas células cerebrales, lo que lleva a la relajación. Algunos de sus componentes se unen a las áreas del cerebro afectadas por un neurotransmisor conocido como Ácido γ-aminobutírico (GABA), que reduce la excitabilidad de las neuronas.

Como remedio, es seguro y no produce adicción, y su efectividad está respaldada por estudios clínicos. Sin embargo, la intensidad de la eficacia puede variar de individuo a individuo. Por lo general, cuando la pasiflora relaja, induce el sueño con sus características normales, y la persona se despierta de forma natural, sintiéndose más descansado y sin pesadez.

Se emplea también para aliviar el nerviosismo, la irritabilidad, la taquicardia nerviosa, la ansiedad y las palpitaciones asociadas. Relaja la tensión muscular. Dado que es un suave analgésico, ayuda a reducir el dolor de cabeza por tensión, la migraña y el dolor neurálgico. Se le ha usado para tratar las convulsiones (incluso cuando la persona tiene Parkinson), la histeria y el dolor causado por virus del herpes zóster, el cual entra en el sistema nervioso.

El uso de pasiflora para tratar las convulsiones de la epilepsia no debe administrarse a menos que un médico lo recomiende.

Sistema circulatorio.

Sus propiedades sedantes ayudan a prevenir taquicardia y a estabilizar o reducir temporalmente la presión sanguínea y el pulso. Alivia los calambres en las piernas.

Sistema reproductivo.

Su actividad antiespasmódica puede aprovecharse para reducir los cólicos menstruales. Puede administrarse para disminuir la tensión premenstrual.

Sistema respiratorio.

Passiflora incarnata puede ser usada en casos de asma asociados con tensión nerviosa.

Usos y propiedades de la pasiflora.

Preparaciones comunes

Se administra básicamente en tés (infusiones), tinturas, cápsulas y tabletas.

Contraindicaciones

Puede causar reacciones alérgicas en algunas personas. Si se consume en exceso provoca náuseas y vómitos. Su uso debe evitarse durante el embarazo y lactancia, debido a que estimula el útero.

Puede aumentar el efecto de medicamentos sedantes. Personas que toman fármacos inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) deben abstenerse de tomar pasionaria.

Curiosidades de la Pasiflora o Pasionaria

-En la India, su uso se extiende al tratamiento de la adicción a la morfina.

-Se sabe que ya era una hierba utilizada antes de la llegada de los colonizadores a América. La tribu Houma, por ejemplo, la consumía como tónico.

-El nombre común de la planta le fue dado por jesuitas misioneros españoles en el siglo XVII, cuando afirmaron haber visto símbolos de la crucifixión de Cristo (la Pasión) en sus flores.

-Fue hasta el siglo XVIII que se popularizó como remedio contra el insomnio, cuando se presentó durante una convención de medicina americana.

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Passiflora_incarnata

http://www.pfaf.org/user/Plant.aspx?LatinName=Passiflora+incarnata

http://www.missouribotanicalgarden.org/PlantFinder/PlantFinderDetails.aspx?kempercode=q280

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos. Healing Arts Press.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

James A. Duke. (2002). Handbook of medicinal herbs. Second edition. CRC Press.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.