¿Para qué Sirve Tomar Agua?

No es exagerado decir que el agua es indispensable para vivir. Se dice que una persona puede resistir sin comida algunas semanas; pero sin agua, solo es cuestión de unos cuantos días.

El agua tiene muchas funciones. Más allá de ser un líquido incoloro, inodoro e insípido, nos proporciona la reposición de todo aquello que liberamos a través del sudor, pues, al estar compuestos por 70% de agua, requerimos una continua hidratación.

Tomar agua sirve para depurar nuestro cuerpo. Es como una barredora que elimina toxinas y que además reduce nuestra ingesta de calorías favoreciendo a la pérdida de peso. Esto es, que es más sano y favorecedor para nuestro organismo elegir beber agua simple en lugar de refrescos gaseosos o jugos con edulcorantes.

Además de prevenir la deshidratación, actúa como lubricante para articulaciones y huesos; regula la temperatura corporal y mantiene saludable al cerebro permitiendo una mejor concentración y memoria. Incluso, muchos dolores de cabeza se producen por falta de agua. Beber este líquido previene la fatiga, las alteraciones en el estado anímico, los cambios en la presión arterial, problemas digestivos, estreñimiento y colesterol elevado.

tomar agua

Algunas de las señales de que nos falta beber más agua es una orina de color oscuro y una piel reseca. Así que ante esas señales, hay que aumentar su consumo. Lo más recomendable es beberla tibia; ni caliente ni muy fría; pues el cuerpo podría descompensarse.

¿Todas las aguas son seguras?

No toda el agua es saludable. En algunas ciudades se acostumbra a beber agua del grifo al estar esterilizada, pero no en todos lados es posible. Los garrafones de agua purificada suelen ser parte del consumo habitual de millones de familias.

Beber electrolitos en lugar de agua, es una forma segura de reponer los nutrientes que se han perdido por intensa actividad física o por enfermedad. Para restablecer al cuerpo se requiere equilibrar los niveles de líquidos y minerales, pues de otra manera se estaría arriesgando la salud.

Muchas de las bebidas que se venden como “naturales y de manantial”, al igual que el agua mineral, contienen químicos añadidos que reducen su pureza y sus beneficios a la salud. Y aunque su consumo muy esporádico no produce riesgo, es importante leer la tabla nutrimental para conocer su contenido.

Sí existen exclusivas aguas embotelladas provenientes de manantiales vírgenes y acuíferos subterráneos de total pureza, pero su costo es más elevado al del resto de las aguas comunes. No obstante, sus consumidores señalan que es mejor invertir para prevenir. Algunas de las marcas más costosas son:

Bling H2O: La más costosa del mundo. Puede costar más de $9,000 pesos mexicanos.

Antipodes: Botella de 1000 ml a $115 pesos mexicanos (aprox.).

Veen: Aproximadamente a $180 pesos mexicanos.

Otras más accesibles y disponibles en algunos supermercados son:

Voss: 375 ml por $40 pesos mexicanos (aprox.)

Fiji: 500 ml por $26 pesos mexicanos.

Ciertas aguas embotelladas y simples, poseen altos niveles de sodio que a largo plazo pueden acumularse en el cuerpo y provocar hipernatremia. Un consumo equilibrado es lo más recomendable, pues el sodio tampoco debe ser eliminado por completo.

¿Cuanta agua debemos beber al día?

Esta cifra no puede ser generalizada. En otros medios suelen decir 8 vasos diarios sin tomar en cuenta edad, sexo, condiciones de salud, condiciones climáticas o nivel de actividad física. Con esto podemos decir que no existe una respuesta única para todas las personas.

beber agua

Existen medicamentos que provocan retención de líquidos; enfermedades donde se pierden grandes cantidades de agua (como diarreas) o personas que viven en ciudades muy calurosas y sudan con mucha frecuencia. Un deportista, un anciano, un niño y una persona con vida fitness, no pueden o no deben beber los mismos vasos de agua al día. Personas con insuficiencia cardíaca o problemas renales, deben consultar a su médico sobre cuánta cantidad deben consumir diariamente.

Por lo tanto, la ingesta de agua debe ser supervisada por un profesional en caso de llevar un estilo de vida muy específico. De lo contrario, solo se recomienda beber agua continuamente sin caer en el exceso. Por ejemplo, beber grandes sorbos cada hora y media o dos horas, evitará que el cuerpo sienta sed, que es el primer signo de deshidratación. La constancia a lo largo del día es más importante que beber una botella de un litro en cinco minutos.

Para aquellos que se ejercitan regularmente, los expertos recomiendan beber de forma moderada antes, durante y después de las actividades.

Cabe mencionar que el agua no solo está presente en forma simple, sino dentro de frutas, comidas y otros tipos de bebidas, por lo que también cuentan como formas de hidratación.

¿Qué pasa si bebemos demasiada agua?

Todo en exceso es malo; hasta lo saludable. Beber agua en demasía puede provocar hiperhidratación o intoxicación por agua. En pocas palabras, “ahogamos” a nuestro cuerpo con cantidades de liquido que no necesita. Esto altera el equilibrio de los electrolitos y disminuye los minerales de la sangre a niveles peligrosos.

Algunos síntomas de la hiperhidratación son las náuseas, vómitos, mareos y calambres. Suele remediarse al cabo de algunos días si los signos son atendidos a tiempo, pero si estos son ignorados, puede ser mortal.

Ahora que ya sabemos todos los beneficios de beber agua, incrementemos su consumo y dejemos de lado las bebidas que no aportan al bienestar.

Fuentes:

The importance of hydration

https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/how-much-water-should-you-drink

https://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/cuanta-agua-debemos-beber-al-dia-321406298436

https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/water-and-health-follow-your-thirst