Urtica dioica

La ortiga mayor, ortiga verde u ortiga común es una hierba que crece naturalmente en la mayor parte de Europa, en partes de Asia, en el norte de África y en regiones de Norteamérica, si bien se le encuentra ahora sin problemas creciendo silvestre en muchas otras partes del mundo.

Forma parte del orden Rosales, de la familia Urticaceae y del género Urtica. Tiene 6 subespecies. Se le reconoce (y teme) por la presencia de unos pelos urticantes en la superficie de sus hojas, que al contacto con la piel producen intenso escozor. Más allá de esto, Urtica dioica no es una planta venenosa y sí sumamente útil y nutritiva.

¿Cómo es?

La planta es una herbácea perenne de tallo suave y vertical de color verde, con rizomas rastreros de un tono amarillo de los cuales crecen pequeñas raíces a lo largo. Puede alcanzar hasta 2 metros de altura. Tiene hojas de forma ovalada, de 3 a 15 centímetros de longitud y con bordes notablemente dentados, dispuestas de dos en dos de forma opuesta entre sí. Las hojas y los tallos tienen pelillos urticantes; en realidad son estructuras huecas con una base gruesa que contiene un líquido con varias sustancias químicas que en conjunto producen escozor, ardor y una sensación desagradable ahí en donde la piel fue tocada.

Desarrolla en verano pequeñas flores de 4 pétalos, de un color blanco ligeramente verdoso y que cuelgan en ramilletes (llamados inflorescencias) de unos 10 centímetros de longitud. Cada planta es femenina o masculina, es decir, una sola puede tener solo flores masculinas o solo flores femeninas. Generalmente florece de junio a agosto.

Cultivo y cosecha

La ortiga es una hierba resistente, no por nada se ha naturalizado fácilmente en lugares de donde no es nativa. Puede sembrarse por semillas o por segmentos con brotes (división) en primavera, en un suelo húmedo, a plena luz o con un poco de sombra.

Se recolecta la planta completa justo cuando comienza a desarrollar flores, aunque puede recolectarse solo las hojas. Estas se conservan mejor si se ponen a secar.

Constituyentes activos

Calcio, quercetina, flavonoides, hierro, ácido málico, betacarotenos, proteínas, potasio, ácido fórmico, vitamina K, azufre, acetilcolina, histamina, glucoquinina y clorofila.

Propiedades

Algunas propiedades de Urtica dioica son: alterativas, fungicidas, astringentes, vulnerarias, expectorantes, galactogogas, diuréticas, hemostáticas, analgésicas, amargas, antialérgicas, antibacterianas, antiedémicas, tónicas, antihistamínicas, antiinflamatorias, antipiréticas, antirreumáticas, antisépticas, antihemorrágicas, antiespasmódicas, astringentes, antivirales, emenagogas, laxantes, rubefacientes, vasoconstrictoras y vermífugas.

Partes utilizadas

Principalmente las hojas. Pueden usarse la raíz y las semillas.

Usos medicinales tradicionales

Sistema digestivo. Las propiedades amargas de la hierba ayudan a estimular la digestión y mejorar el funcionamiento del hígado. Por su acción astringente, es útil para tratar la diarrea.

Sistema inmunitario y urinario. Al ser consumida internamente, la planta estimula la acción del hígado y los riñones, lo que ayuda a eliminar toxinas y desechos del cuerpo. Esto permite el alivio de los síntomas de alergias respiratorias y problemas de la piel (incluidos la fiebre del heno, el eccema y la psoriasis), así como la retención de líquidos, la uretritis y la cistitis. También, al inducir la eliminación de ácido úrico, tratar la gota y los síntomas de problemas reumáticos, aliviando el dolor y la inflamación.

Se reconoce a la ortiga como una de las mejores hierbas para desintoxicar el organismo.

Sistema reproductivo. La raíz de ortiga puede coadyuvar en el tratamiento de problemas de agrandamiento de próstata. Debido a su acción antihemorrágica y su alto contenido de hierro ayuda a disminuir la abundancia del sangrado menstrual, a prevenir la anemia y a tratar hemorroides.

Sistema tegumentario. Se le usa en enjuagues y champús para tratar la caída del cabello, ya que estimula la circulación. El jugo de las hojas o el té se aplica en heridas, picaduras, quemaduras y mordeduras en la piel. En remedios externos sirve para reducir el dolor y la inflamación de articulaciones doloridas, ciática y neuralgia.

No hay que olvidar que las hojas de ortiga son muy nutritivas, por lo tanto, son ideales para agregar a ensaladas, sopas y jugos. Cocinadas también conservan propiedades medicinales.

Usos y propiedades de la ortiga.

Preparaciones comunes

Se prepara y usa frecuentemente en tés, tinturas, cápsulas y tabletas. Con las hojas puede prepararse sopas con fines medicinales.

Contraindicaciones

Cocida, la planta es completamente inofensiva y no pica, pero es esencial tener mucho cuidado al manipularla fresca ya que sus pelos producen leves lesiones en la piel. En algunas personas produce una reacción alérgica o dermatitis. Evita el consumo de la raíz durante el embarazo, y el de las hojas cuando hay edema ocasionado por una alteración del corazón o de los riñones.

Curiosidades

-La palabra “dioica” de su nombre científico significa “dos casas”.

-Se estima que la planta ha sido usada por el ser humano desde la Edad de Bronce.

-Durante la I Guerra Mundial, en Alemania se usó la fibra de la ortiga para confeccionar uniformes del ejército.

 
Fuentes

http://www.kew.org/science-conservation/plants-fungi/urtica-dioica-nettle

http://pfaf.org/user/Plant.aspx?LatinName=Urtica+dioica

http://www.arkive.org/common-nettle/urtica-dioica/video-10a.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Urtica_dioica

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

David Hoffmann. (1998). The herbal handbook. A user’s guide to medical herbalism. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.