Llantén Mayor – Plantago major

El llantén mayor, lantel, lanté o carmel, entre otras denominaciones comunes, es una planta corta y poco llamativa, que tiende a crecer como maleza en bordes de caminos y campos. No obstante, es una hierba medicinal de amplio y antiguo uso, muy efectiva para el alivio de varias condiciones inflamatorias. Se trata de una de las plantas medicinales más versátiles.

Plantago major es oriunda de la mayor parte de Europa y del norte y centro de Asia; en este continente crece comúnmente en zonas templadas. Actualmente está muy extendida en el mundo, y crece sin problemas hasta en Norteamérica y el norte de África. Está clasificada como parte del orden Lamiales, de la familia Plantaginaceae y del género Plantago.

¿Cómo es el llantén mayor?

La especie es una hierba perenne que crece con una roseta cuyas hojas son elípticas, de color verde oscuro y que miden entre 5 y 20 centímetros de longitud y hasta 9 centímetros de ancho, si bien en raros casos pueden alcanzar 17 centímetros de ancho y 30 centímetros de largo.

Desarrolla flores pequeñas de color marrón verdoso en espigas alargadas, y minúsculos frutos en cuyo interior se alojan las semillas. La planta es polinizada por el viento.

El llantén suaviza y reduce la inflamación gracias a su contenido de mucílagos.

Cultivo y cosecha.

El llantén mayor rara vez se cultiva, ya que tiene una increíble facilidad para crecer y sobrevivir en buenas y malas condiciones. Es capaz de desarrollarse en pequeñas secciones de tierra, en terrenos poco profundos y entre bloques de cemento; soporta ser pisado varias veces. Es para muchas personas una planta invasiva difícil de eliminar, pero si crece por sí misma conviene aprovechar sus propiedades medicinales.

Para cultivarlo, se propaga por semillas o por división en primavera en un suelo húmedo y en un sitio soleado o parcialmente sombreado. Puede prosperar en casi cualquier tipo de suelo, incluidos los pedregosos y arenosos. Germina rápida y fácilmente y no requiere cuidados.

Las hojas se recolectan preferentemente antes del florecimiento de la planta y se ponen a secar o se usan frescas.

Constituyentes activos.

Flavonoides, taninos, mucilagos, iridoides, glucósidos y ácidos grasos.

Propiedades del llantén mayor.

Antibacterianas, antiinflamatorias, antidiarreicas, antiedémicas, antipiréticas, antioxidantes, antirreumáticas, antisépticas, antitusivas, astringentes, antiulcerantes, broncodilatadoras, candidicidas, vermífugas, demulcentes, cicatrizantes, diaforéticas, depurativas, diuréticas, digestivas, expectorantes, emolientes, fungicidas, hepatoprotectoras, inmunoestimulantes, tónicas, laxantes, uterotónicas y vulnerarias.

Partes utilizadas.

Puede usarse toda la planta, pero las partes más útiles son las hojas.

Beneficios del llantén mayor en el cuerpo humano.

Sistema tegumentario.

El llantén suaviza y reduce la inflamación gracias a su contenido de mucílagos, y estimula la reparación de los tejidos y la curación de pequeñas heridas de la piel. Por sus propiedades astringentes ayuda a controlar el sangrado.

Las hojas o los remedios externos están indicados para aliviar las molestias y los síntomas de picaduras de insectos, quemaduras leves, urticaria, daño cutáneo por contacto con plantas venenosas y ampollas. Calman el dolor, la irritación y la comezón y proporcionan una sensación agradable. El jugo ayuda a tratar el acné leve. Por otra parte, pueden reducir la apariencia de cicatrices y a aliviar inflamaciones de los ojos y orzuelos.

En ungüentos, baños de asiento o líquidos proporciona alivio a los tejidos afectados por las hemorroides. Al ser astringente, ayuda a reducir el sangrado, y evita la infección. Compresas de llantén mayor son muy útiles para desinflamar esguinces y torceduras.

En general, la planta fortalece las membranas mucosas.

Sistema respiratorio.

Se utiliza para desinflamar los tejidos cuando hay dolores de garganta (incluso por laringitis), tos crónica o aguda, sinusitis, gripe, resfriado común, congestión bronquial, asma, amigdalitis, fiebre del heno, rinitis alérgica o infecciones respiratorias diversas. Ayuda a aliviar la congestión nasal y, al tonificar las membranas mucosas, las protege de la irritación y disminuye la producción de mucosidad. Actúa como expectorante.

Evita la congestión e infección de los oídos en casos de gripe.

Sistema digestivo.

Las propiedades demulcentes de Plantago major son adecuadas para aliviar el dolor y la inflamación de estómago e intestinos, por eso se emplea en el tratamiento de la colitis aguda o crónica, gastritis, indigestión, acidez, síndrome de colon irritable y de las úlceras estomacales y pépticas. Si se consume durante una diarrea o disentería puede contribuir a aliviarla.

Tiene uso en infecciones estomacales e intestinales, aunque su acción es suave. En niños y bebés calma el cólico.

Sistema urinario.

Las hojas de llantén mayor se han utilizado para tratar la incontinencia urinaria y la cistitis, ya que fortalece las membranas y combate los microorganismos patógenos. También, por su acción diurética, permite la desintoxicación y descongestión del organismo, por lo que sus efectos en la piel pueden incluso producirse a partir de su consumo interno.

Preparaciones comunes.

Se administra frecuentemente en forma de tés (infusiones), tinturas y ungüentos. Las hojas pueden aplicarse aplastadas y húmedas como cataplasmas.

Contraindicaciones.

En algunos casos causa dermatitis. Por su acción uterotónica debe evitarse durante el embarazo.

Curiosidades del llantén mayor.

-En gaélico, el llantén mayor es conocido como “hierba curativa”.

-Antiguamente, se usaba como antídoto de venenos.

-Se cree que fue una de las primeras plantas del Viejo Mundo que llegaron a América.

-Una sola planta puede producir 15,000-20,000 semillas.

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Plantago_major

http://www.pfaf.org/user/plant.aspx?LatinName=Plantago+major

http://www.arkive.org/greater-plantain/plantago-major/image-A12706.html

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos. Healing Arts Press.

Jiri Stodola, Jan Volak. (1992). The illustrated encyclopedia of herbs. Their medicinal and culinary uses. Dorset Press.

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.