Llagas en la Boca: ¿Por qué salen y cómo Curarlas?

Las llagas bucales, también conocidas como aftas orales, son pequeñas lesiones superficiales que se presentan dentro de la boca; suelen curarse fácilmente y no requieren atención médica a menos que sean muy frecuentes o abundantes. No deben ser confundidas por las úlceras causadas por el virus del herpes, pues estas últimas sí son contagiosas y su proceso de alivio es muy diferente.

Algunas desaparecen por sí solas en una o dos semanas, pero con tratamientos caseros se desvanecen en cuestión de días. La base de las encías parece ser el lugar más común de su aparición, pero también se han tratado sobre el paladar, la lengua, el interior de los labios o la parte interior de las mejillas.

Las llagas bucales afectan regularmente a personas entre los 10 y 40 años de edad, pero las mujeres son más propensas a desarrollarlas. No son contagiosas y son consideradas lesiones benignas.

Señales y síntomas.

Las señales que se presentan antes de su aparición son dolor leve en la zona donde brotará, enrojecimiento y picor intenso.

Los síntomas son visibles. No son más que pequeñas formaciones de contorno circular con color blanquecino y un halo delgado enrojecido alrededor. El dolor es inevitable, especialmente al entrar en contacto con algún objeto o un tipo de alimento, pero en algunas personas se produce una sensación intensa de comezón que muchas veces es aliviada con leves mordeduras o roces de dientes provocados, lo que, probablemente, pueda hacer el afta más grande, retardar su curación o formar otra.

Causas de llagas en la boca.

Las causas de las aftas están ligadas a varios factores:

Herencia. Los médicos señalan que los hijos de quienes los presentan tienen el 90% de desarrollarlas.

Lesiones. Una mordedura accidental o por tensión nerviosa, así como una raspadura inducen a su aparición.

Contacto. Algunos pacientes de dentistas han desarrollado llagas después de estar en contacto con los aparatos dentales cotidianos o por manipular la boca con algún objeto que no debería entrar en contacto con esta, como lápices o incluso los dedos.

Deficiencias nutricionales. La deficiencia de alimentos ricos en vitamina B12, vitamina C, zinc, hierro y ácido fólico se manifiestan por medio de llagas en la boca.

Síntomas de padecimientos. Las llagas pueden aparecer en un individuo con reflujo gastroesofágico, con alteraciones hormonales, estrés o insomnio y otros problemas tanto del sueño como de otras áreas corporales.

Medicamentos. Algunas llagas aparecen por reacción a ciertos medicamentos.

Recomendaciones para evitar la aparición de llagas en la boca.

Mantener buena higiene bucal.

Comer más frutas y verduras.

Consumir menos comidas ácidas, picantes o muy condimentadas.

Moderar nuestro consumo de cítricos, en caso de que sea demasiado frecuente.

Tomar agua con regularidad.

Controlar las emociones y evitar situaciones de estrés.

Cómo curar llagas en la boca.

El autocuidado es la mejor manera de prevenir y tratar las llagas de la boca. Seguir las recomendaciones sugeridas ayudará a reducir su aparición. No obstante, algunos remedios caseros son excelentes para disminuir su tamaño y eliminarlas en pocos días. A continuación te diremos cómo curar llagas en la boca:

Bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio es el desinflamante natural por excelencia y su bajo costo no se compara al de ningún producto comercial de las farmacias.

Hay dos opciones. La primera es hacer enjuagues bucales con mitad de un vaso de agua y media cucharadita de bicarbonato. Se intenta concentrar el agua en la zona afectada por varios segundos y después se desecha. Puede hacerse diariamente o dos veces al día si la llaga es grande.

La otra opción es un poco más directa. Con ayuda de los dedos limpios, se toma un poco de bicarbonato y se aplica directamente alrededor de la llaga. No importa si toca un poco la parte blancuzca. Hay que esperar unos segundos a que actúe cuidando que la saliva no vaya a removerla. Quizá arda un poco, pero algunas personas sienten una combinación de dolor placentero con comezón que no les incomoda.

Remedios caseros llagas en la boca.

Sal.

Este es muy parecido al anterior por ser tan rápido, económico y eficaz. Se requiere la combinación de sal de mar y agua templada en un vaso. Se realizan de dos a tres enjuagues diarios hasta que la llaga presente una mejoría visible.

Aloe vera.

El gel de Aloe vera o sábila no necesariamente es exclusivo para uso externo; existen remedios a base de licuados para aliviar problemas gastrointestinales. Pero en este caso, lo usaremos para hacer enjuagues bucales.

Se extrae la cantidad de una cucharada de Aloe vera de una hoja y se licúa con medio vaso de agua. Los enjuagues se hacen de dos a tres veces al día, procurando dejarlo unos segundos dentro de la boca para un mejor contacto con la llaga.

Vitamina C.

La vitamina C es obtenida de varios alimentos, no solo de los cítricos cuyos ácidos pueden propiciar la aparición de llagas en la boca. Se recomienda machacar pastillas de vitamina C y aplicar directamente en la lesión dos veces al día solamente durante tres días.

Existen muchos otros supuestos remedios, pero se desconoce su efectividad y en algunos casos, son sustancias que no deben ser manipuladas en la boca, pues serían peligrosas en caso de ingesta accidental. Es mejor ir por lo seguro y natural, o bien, simplemente cuidar de no rozar la llaga con ningún elemento ni pasar la lengua demasiadas veces para que pueda curarse sin ayuda con la propia capacidad de regeneración de tejido.

Si no se desea acudir a remedios caseros, en las farmacias se obtienen productos especializados con instrucciones muy precisas de su correcto uso, generalmente son pomadas y cremas. Con ellos se alivian las molestias como el dolor y la comezón intensa y además se acelera el proceso de cicatrización.

Realmente solo es necesaria la visita con el dentista en caso de que la llaga siga en las mismas o peores condiciones al paso de una semana o aparezcan más, pues podría ser señal de otro padecimiento que no percibimos. Si es así, es mejor no aplicar más ningún remedio casero y seguir las recomendaciones de un profesional.

 

 

RICHARDSON. MICHAEL. ENCICLOPEDIA DE LA SALUD: Qué debemos hacer para disfrutar de una buena salud. Editorial AMAT, Feb 6, 2004.

Wang, Lihua. 1,001 Remedios de Medicina China: La Sabiduria Tradicional Puesta Al Servicio de la Curacion. Ediciones Robinbook, Mar 4, 2010.

https://www.childrenscolorado.org/es/conditions-and-advice/conditions-and-symptoms/symptoms/ulceras-bucales-llagas-ulcerosas/