Hierbas contra el Cáncer

El Cáncer, por desgracia, es una de las enfermedades de mayor incidencia en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el número de casos aumentará en un 70 % en los siguientes 20 años (a partir de 2015), lo que significa a un incremento bastante grande.

El cáncer se describe como el crecimiento, división y multiplicación descontrolados de células anormales y malignas fuera de su espacio natural. Si estas células se extienden hacia otras partes del cuerpo, es decir, hacen metástasis, se corre el riesgo de afectar otros órganos y perder la vida. Entre los tipos de cáncer más comunes están el de pulmón, de mama, de próstata y de colon.

Los avances científicos desarrollados durante los últimos años han permitido que un diagnóstico de cáncer no sea sinónimo de muerte, pues ya existen muchas posibilidades de tratamiento con expectativas positivas. Si el cáncer se encuentra en etapas iniciales se puede optar por una cirugía para eliminar el tumor del cuerpo; si no es así se trata con quimioterapia o con radioterapia.

Estos tratamientos suelen ser agresivos con el organismo, y traen efectos secundarios como debilidad y pérdida de cabello. Por eso, muchas personas con cáncer desean evitarlos y prefieren utilizar la medicina alternativa.

Entre los tipos de cáncer más comunes están el de pulmón, de mama, de próstata y de colon.

¿Se puede curar el cáncer con hierbas medicinales?

No existe hasta ahora un fármaco o una sustancia que cure definitivamente el cáncer. Las terapias de medicina convencional suelen tener éxito cuando la enfermedad no está en las últimas etapas, pero el riesgo de que vuelva a formarse un tumor canceroso siempre está latente.

Muchos de tipos de cáncer son fácilmente tratables, y la mayoría de ellos son prevenibles. Por ende, la clave de todo está en la prevención, y en esto la medicina herbal sí tiene un papel clave. Si esto es lo que deseas, debe interesarte conocer algunas hierbas que, por las sustancias que contienen y sus propiedades, ayudan a mantener la salud del cuerpo y a prevenir la formación y desarrollo de células cancerosas.

Hierbas que pueden prevenir el cáncer

Las hierbas con propiedades antioxidantes son muy útiles. Los antioxidantes son sustancias químicas que evitan el daño celular que los radicales libres, átomos o grupos de átomos con uno o más electrones impares, producen cuando aparecen en exceso. Investigaciones recientes sobre polifenoles (que tienen antioxidantes) indican que estos tienen actividad contra tumores y cáncer. Las bajas tasas de cáncer en Japón podrían estar relacionadas con el alto consumo de té, aunque hacen falta más estudios para asegurarlo.

Algunas de las hierbas útiles para la prevención o tratamiento del cáncer son:

  • Planta de té (Camellia sinensis).
    Esta hierba contiene altos niveles de polifenoles. Su consumo regular en té la hace una de las mejores en la prevención de esta enfermedad.
  • Cúrcuma (Curcuma longa).
    El rizoma contiene altos niveles de curcumina, un agente poderoso contra varios tipos de cáncer como el de mama, próstata, colon y piel.
  • Ganoderma lucidum.
    Este es un hongo utilizado por la medicina herbal, especialmente en Asia. Su extracto alcohólico y su fracción triterpénica tienen efectos anticancerígenos. El extracto estimula la función del sistema inmunitario y promueve la actividad antitumoral del cuerpo.
    Atención: Su consumo puede tener efectos secundarios, así que es importante tomarlo bajo asesoramiento profesional.
  • Granado (Punica granatum).
    El jugo de granada, rico en polifenoles y antioxidantes, puede prevenir cáncer de colon y de próstata. En cultivos celulares, el extracto inhibe el crecimiento de cáncer de mama, colon, pulmón y próstata.
  • Shiitake (Lentinula edodes).
    Otra especie de hongo cuyo extracto puede prevenir el cáncer.
  • Linaza (Linum usitatissimum).
    Es una hierba con gran cantidad de fitoestrógenos. Por eso, puede prevenir los cánceres relacionados con los estrógenos, como el de mama.
  • Trébol rojo (Trifolium pratense).
    La infusión de flores estimula la limpieza del sistema linfático, por lo que podría ayudar en la prevención. No debe tomarse muy concentrado durante embarazo y lactancia.
  • Brócoli (Brassica oleracea italica).
    Esta crucífera es alta en glucosinolatos, que una vez en el cuerpo se convierten en sustancias anticáncer.
  • Chiles o pimientos (Género Capsicum).
    Algunas investigaciones recientes sugieren que los frutos pueden potenciar la actividad anticancerígena de otras sustancias antioxidantes. En un estudio, científicos combinaron 1 parte de preparación de chile con 25 partes de té verde, y el resultado fue que la actividad anticancerígena de la mezcla fue 100 veces mayor que la del té verde solo. Si incorporas bebidas anticancerígenas, podrías añadir también alguna preparación con chiles.

Medina herbal como terapia complementaria

Cúrcuma.

También es útil para complementar tratamientos convencionales: de acuerdo con un estudio reciente, la curcumina puede inhibir el crecimiento de células del linfoma y de tumores, y en 2009 la revista médica British Journal of Cancer publicó que, según un estudio, la curcumina es eficaz para matar células de cáncer de esófago en 24 horas de tratamiento. No obstante, pregunta al médico antes de entusiasmarte y comenzar a tomar remedios con cúrcuma para tratar de eliminar un cáncer.

Eleuterococo o ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus).

Esta hierba de propiedades adaptógenas, tónicas y estimulantes del sistema inmunitario es útil para pacientes que se están recuperando de la radioterapia o cirugía; sin embargo, debido a que puede interactuar con otros medicamentos debe consultarse antes al médico.

Linaza.

Es posible que reduzca la reabsorción de estrógenos en el colon, por lo que también funcionaría en el tratamiento de cáncer de colon.

Shiitake.

Muchos herboristas recomiendan tomar altas dosis de extracto para complementar el tratamiento convencional del cáncer; es muy eficaz si se toma junto con la quimioterapia. Promueve la función inmune y protege el hígado.

Ginseng (Panax ginseng).

Por sus propiedades adaptógenas y tónicas, los remedios elaborados con su raíz ayudan a la recuperación de los pacientes con cáncer.

Un estilo de vida saludable es lo más adecuado para sortear esta enfermedad.

Aumenta la posibilidad de éxito

Las uvas, los arándanos y los frutos rojos son ricos en antioxidantes; consúmelos frescos, deshidratados o en jugo como parte de tu dieta regular. Las uvas rojas contienen resveratrol, una sustancia anticáncer. Otras hierbas que podrías añadir a tu dieta son el ajo (Allium sativum, los dientes) y la bardana (Arctium lappa). Al tener antioxidantes, el café es un buen agente de prevención, pero bébelo con moderación.

No está de más recomendar que un estilo de vida saludable es lo más adecuado para sortear esta enfermedad. Come adecuadamente, incluyendo las hierbas mencionadas, haz ejercicio regularmente, mantén la mente y el cuerpo libre de estrés y aléjate de los carcinógenos, como el tabaco y la luz solar.

 

Fuentes

http://www.cancer.gov/espanol/cancer/que-es

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs297/es/

Rosemary Gladstar. (2008). Herbal recipes for vibrant health. Storey Publishing.

Rosemary Gladstar. (2012). Medicinal herbs. A beginner’s guide. Storey Publishing.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos: DK Publishing.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos: Elsevier Butterworth-Heinemann.

David J. Owen. (2002). The herbal internet companion. Herbs and herbal medicine online. EstadosUnidos: The Haworth Press, Inc.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.