Centella asiatica

En algunos países es mejor conocida por su nombre científico, pero tiene numerosos nombres comunes, desde gotu kola hasta pegaga, brahmi y antanan. Es una valiosa y destacada hierba medicinal en el continente asiático, y pese al escaso sabor de sus hojas, se agregan a ensaladas y bebidas de la gastronomía vietnamita, tailandesa y malaya.

Podría decirse que los asiáticos estiman a esta hierba como los europeos a la manzanilla, y se le considera una hierba para la longevidad. Es común en la medicina ayurvédica, y en la India se le conoce como brahmi, que significa “el que otorga el saber del Brahman”. También forma parte de la medicina china tradicional y de la medicina tradicional africana.

Centella asiatica es una especie de distribución pantropical nativa de India, Japón, China, Indonesia, Sudáfrica, Sri Lanka y la región del Pacífico Sur. Se le encuentra naturalmente en Laos, Malasia, Nepal, Pakistán, Bután y Tailandia, aunque gracias a su buena capacidad de adaptación prospera también en zonas tropicales y subtropicales de Australia, Sudamérica y el sur de África, entre otras. Se le encuentra en sitios húmedos, pantanosos o mojados, zonas rocosas y hasta muros.

¿Cómo es?

Es una hierba perenne rastrera con tallos delgados y suaves. Como miembro de la familia del perejil, guarda mucho parecido con este. Sus hojas, que crecen formando grupos profusos, son pequeñas, de bordes dentados, de hasta 5 centímetros de ancho y con forma de abanico que penden de pecíolos de unos 2 centímetros de longitud.

En verano desarrolla flores muy pequeñas, hermafroditas, de pálido color púrpura, rosa o blanco, y después aparecen frutos ovalados cuyas semillas maduran en agosto-septiembre.

Cultivo y cosecha

El cultivo de gotu kola debe ocurrir en un suelo húmedo o mojado, a pleno sol o con un poco de sombra. En regiones de clima templado es posible cultivarla en contenedores, siempre y cuando se le provea una cantidad abundante de agua. Puede propagarse por semillas en primavera, o bien, por división o esquejes con nudos. Una vez que germina no requiere grandes cuidados, salvo un suelo adecuado y cuidado contra insectos.

La planta completa o las hojas se recolectan en cualquier época del año según la necesidad, y después se usan frescas o se ponen a secar.

Constituyentes activos

Alcaloides, aceite esencial, taninos, principios amargos (vellarine), beta-sitosterol, flavonoides, polifenoles y saponinas triterpenoides (asiaticósido, brahmósido y thankuniside).

Propiedades

Adaptógenas, analgésicas, inmunoestimulantes, antibacterianas, antialérgicas, tónicas, antiedémicas, depurativas, emenagogas, antimicóticas, cardiotónicas, antiinflamatorias, antipiréticas, antirreumáticas, antisépticas, antiespasmódicas, amargas, antivirales, citotóxicas, diuréticas, digestivas, fungicidas, laxantes, narcóticas, nervinas, sedantes, estimulantes, antihelmínticas, anticonvulsivas, estomacales, tranquilizantes y vulnerarias.

Partes utilizadas

Toda la planta, pero principalmente las hojas.

Usos medicinales tradicionales

Sistema nervioso. Gotu kola es uno de los mejores tónicos nerviosos y una de las mejores hierbas para fortalecer la actividad del cerebro. Su acción antioxidante protege de los efectos nocivos de los radicales libres y evita la aceleración del proceso de envejecimiento. Se le ha usado para tratar demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer, epilepsia y comportamiento esquizofrénico. Es auxiliar en casos de pérdida de memoria, insomnio, estrés, ansiedad y debilidad nerviosa, y un gran apoyo para mejorar la memoria y la concentración, incluso en niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Puede contribuir en la disminución de la duración de los ataques de epilepsia. Tiene reputación como tónico rejuvenecedor.

Sistema tegumentario. Aplicada tópicamente, Centella asiatica promueve la regeneración de los tejidos, por eso se le usa en pequeñas heridas, forúnculos, úlceras y problemas como la psoriasis, eccema crónico y acné leve. El asiaticósido acelera la formación y síntesis de colágeno y promueve la de los vasos sanguíneos. También estimula la acción de los fibroblastos, células que ayudan a reparar la piel y a cicatrizar correctamente. Es posible que ayude a proteger la piel de la radiación.

Se le usa para tratar la esclerodermia, una enfermedad en la que se acumula, principalmente en la piel, tejido parecido al cicatricial, y que afecta las paredes de los vasos sanguíneos. Lo que hace es aliviar algunos síntomas de la enfermedad y ayudar a mejorar el estado de la piel y el tejido conectivo. En la medicina ayurvédica, la planta se aplica para evitar la formación de grandes cicatrices.

El consumo interno se ha realizado para aliviar problemas cutáneos crónicos como la lepra.

Sistema inmunitario. Algunas personas usan la hierba para reducir la inflamación, el dolor y otros síntomas de enfermedades inflamatorias, como la artritis, la gota y demás problemas reumáticos y de articulaciones, ya que favorece la limpieza del organismo. Puede combatir bacterias del género Pseudomonas y Streptococcus, así como virus.

Sistema circulatorio. Se recomienda para tratar problemas de venas varicosas, hemorroides e insuficiencia venosa crónica, debido a que el asiaticósido estimula la reparación de los vasos sanguíneos.

Preparaciones comunes

Polvos, tés (infusiones), cataplasmas, ungüentos, tinturas, cápsulas, tabletas y lociones son las preparaciones a través de las que la planta suele administrarse.

Contraindicaciones

Personas embarazadas, en período de lactancia o con epilepsia no deben consumirla o usarla antes de consultar con el médico. En algunas personas ha causado reacciones alérgicas o dermatosis e irritación gástrica. En exceso provoca dolor de cabeza y estado de inconsciencia durante breves momentos.

Puede interactuar con medicamentos para la hipertensión, la depresión y el colesterol alto, por lo que se recomienda consultar al médico antes de comenzar a usarlo. En algunos países la hierba está sujeta a restricciones legales.

Curiosidades

-El nombre chino de la hierba se traduce como “fuente de juventud”.

-En India, la hierba se usa para ayudar durante la meditación.

-En Asia se le consume como vegetal de hoja.

-Indonesia produce más de 125 toneladas de la hierba seca cada año, lo que lo hace uno de los países líderes en su comercio.

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Centella_asiatica

http://www.pfaf.org/user/Plant.aspx?LatinName=Centella+asiatica

Rebecca Johnson, Tieraona Low Dog, Steven Foster y David Kiefer. (2012). Guide to medicinal herbs. National Geographic Society.

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

James A. Duke. (2002). Handbook of medicinal herbs. Second edition. CRC Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.