Se llama vitamina A a un grupo de compuestos que incluyen el retinol y el ácido retinoico. Es liposoluble, se almacena en el hígado y es importante para mantener la salud de la piel, los huesos, los dientes y las membranas mucosas.

Los seres humanos obtenemos vitamina A en forma de retinol o de provitamina A a partir de los alimentos. Encontramos retinol en alimentos de origen animal, y provitamina, comúnmente betacarotenos, en los de origen vegetal. Los betacarotenos, al igual que otros carotenoides, son abundantes en plantas, frutos y vegetales verdes, amarillos y anaranjados como las zanahorias y los pimientos amarillos. En general, el organismo es capaz de convertir alfacarotenos, betacarotenos y criptoxantina en vitamina A.

¿Qué efectos tiene la vitamina A en la salud?

Necesaria para la visión y reproducción y para la salud de dientes, huesos, cabello y sistema inmunitario. A menudo se le relaciona con la salud de los ojos y el sentido de la vista; efectivamente, favorece la visión, especialmente nocturna, al fortalecer las membranas mucosas de los ojos. Asimismo, está implicada en el desarrollo embrionario y la formación de órganos durante el desarrollo del feto.

La vitamina A mantiene la salud de la piel, los huesos, los dientes y las membranas mucosas.

La vitamina A y los carotenoides son eficaces neutralizadores de radicales libres, es decir, funcionan como antioxidantes, y promueven la reparación del tejido epitelial y la función inmunitaria al mejorar la resistencia de las membranas mucosas ante microorganismos. Además, ayudan a ciertas células a fagocitarlos.

La deficiencia de vitamina A en el organismo es poco común, pero sucede, y puede provocar resequedad de la piel, sequedad de los ojos y deficiencia visual. Por el contrario, un exceso puede conducir a un trastorno de la coagulación. Encuéntrala en leche entera y otros lácteos, verduras verdes y amarillas, frutas amarillas y anaranjadas, huevos, vísceras, carne de aves de corral y pescado.

Hierbas ricas en vitamina A:

Diente de león (Taraxacum officinale).  Es una hierba rica en provitamina A, y las flores contienen carotenoides. Las hojas destacan por su contenido y por sus propiedades antibacterianas. Pueden usarse en remedios para tonificar la piel y para beber en forma de té de limpieza.

-Rosa (Rosa eglanteria). El aceite de rosa mosqueta, obtenido de los escaramujos (frutos), tiene altos niveles de ácidos grasos y es el único aceite de una planta que contiene una forma de vitamina A. Esto lo hace ideal para tratar problemas de la piel.

-Espinacas (Spinacia oleracea). Es una de las hierbas más ricas en provitamina A.

Cúrcuma (Curcuma longa). Sus niveles de caroteno equivalen a 50 UI de vitamina A por cada 100 g. Es la responsable de su característico color amarillo intenso. Se le aprecia por su capacidad para ayudar a mejorar la salud del sistema inmunitario y por promover la circulación sanguínea.

-Verdolaga (Portulaca oleracea). Es una buena fuente de provitamina A.

-Cardo (Cynara cardunculus). En este caso, la provitamina está contenida en las hojas, cuyas propiedades destacadas son diuréticas y coleréticas. Con el jugo fresco de ellas se alivian algunos males de la piel.

-Berro (Nasturtium officinale). Esta hierba acuática o semiacuática es una buena fuente de betacarotenos. Se le usa en ensaladas y sopas. También es rico en vitamina B, hierro y calcio.

-Zanahoria (Daucus carota sativus). Por supuesto, las zanahorias, ricas en carotenoides, proporcionan una gran cantidad de provitamina A. Son vegetales muy comunes en casi todo el mundo, por lo que no es difícil conseguirlos, y además de saludables, son deliciosas crudas o cocidas.

Ortiga (Urtica dioica). Los tallos y las hojas tienen cantidades significativas de provitamina A, además de vitamina C, calcio y hierro. Sirve para preparar remedios medicinales de uso externo e interno, así como ensaladas, sopas y otros platillos.

-Bardana (Arctium lappa). Es la raíz de esta hierba la que contiene provitamina A, hierro, cinc y otros nutrientes valiosos para la salud humana. Por eso y otras propiedades se le usa para tratar fatiga y diversos problemas de la piel. Un té de bardana es útil en casos de deficiencia de vitamina A.

-Betabel (Beta vulgaris). La raíz, lo que popularmente conocemos como betabel o remolacha, es la que alberga una importante concentración de provitamina A, como sugiere su intenso color.

Hierbas con vitamina A.

Caléndula (Calendula officinalis). Las bonitas flores de esta hierba son amarillas, pues contienen carotenoides. Si tienes deficiencia de vitamina A consume regularmente una infusión de sus flores; ayudará también a limpiar el sistema linfático.

-Tomatera (Solanum lycopersicum). Los tomates son ricos en un antioxidante natural: el famoso licopeno, que le da su color rojo. El licopeno es un carotenoide.

Otras:

-Albaricoquero (Prunus armeniaca, frutos).

-Calabazas (Género Cucurbita, frutos).

Perejil (Petroselinum crispum).

-Brócoli (Brassica oleracea italica).

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Vitamin_A

http://lpi.oregonstate.edu/mic/vitamins/vitamin-A

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos: Elsevier Butterworth-Heinemann.

Walter Last. (2010). Heal yourself the natural way. Huckleberry Enterprises.

Jiri Stodola, Jan Volak. (1992). The illustrated encyclopedia of herbs. Their medicinal and culinary uses. Dorset Press.

Sof McVeigh. (2013). Treat yourself natural. David & Charles.

James A. Duke. (2002). Handbook of medicinal herbs. Second edition. CRC Press.