La sonrisa es la primer carta de presentación; es la conexión que reforzará el vínculo con otras personas y transmitirá parte de la personalidad propia. Es por ello que una sonrisa saludable habla mucho de un individuo.

Además del plano afectivo y social, una sonrisa agradable es reflejo de una buena salud bucal, resultado de correctos hábitos de higiene y de una importancia en el cuidado de la salud. Contrariamente, cuando los hábitos de limpieza bucal no son parte de una rutina diaria, se nota. El mal aliento, inflamación de encías, caries o acumulación de sarro, son problemas comunes que se derivan de un descuido de la salud dental y bucal. 

El sarro puede aparecer en el borde de las encías, irritando los tejidos gingivales.

La acumulación de sarro es uno de los resultados más comunes y también de los más incómodos, pues su aspecto es muy poco estético y puede contribuir a otros padecimientos de mayor gravedad.

El sarro o cálculo dental, podría definirse como una placa bacteriana calcárea y amarillenta que se forma sobre el esmalte de los dientes adhiriéndose a ellos, pero también puede aparecer en el borde de las encías, irritando los tejidos gingivales. 

No es lo mismo sarro y placa bacteriana.

Cabe mencionar que la placa bacteriana y el sarro no son lo mismo. La placa bacteriana es una película más delgada e incolora de consistencia pegajosa que se deposita continuamente en la superficie de los dientes.

Esta se forma de saliva, azúcares y restos de comida, que al combinarse con otros minerales, crean una formación que afecta la salud de dientes y esmalte. 

No es posible desaparecer por completo la placa bacteriana, ya que se forma después de cada comida, e incluso entre 4 y 12 horas después del cepillado dental. Sin embargo, es muy importante tener la higiene adecuada al término de cada alimento y al comenzar el día, de manera que la cantidad de placa sea la mínima posible.

Por su parte, el sarro es aquella placa bacteriana que no se eliminó correctamente y que con el paso del tiempo, se endureció hasta formar sarro. El aspecto del sarro varía de acuerdo al grado de acumulación. Puede distinguirse una leve capa amarillenta, una tonalidad amarillenta y pálida más intensa o en los casos más serios, un color marrón muy incómodo de mirar.

Tema relacionado: Remedios para las Encías Inflamadas.

Además del problema estético que el sarro representa, la acumulación de bacterias favorece el desarrollo de caries y la aparición de enfermedades periodontales como la periodontitis. 

Al ser de textura porosa, el sarro absorbe sustancias con mucha facilidad, lo que contribuye a la aparición de manchas. Con esto, las personas que consumen café, té negro o tabaco con regularidad, deben estar muy atentas a la formación de sarro.

La forma más fácil de quitar el sarro de los dientes.

Si el sarro ha invadido dientes y bordes de encías, no hay manera que pueda ser eliminado en casa. La textura rugosa del sarro, producto de los minerales acumulados, impide que instrumentos tan simples como el cepillo o hilo dental, puedan eliminarlo. Para ello se requiere de ayuda profesional.

Por ningún motivo debe intentarse retirar el sarro con objetos punzocortantes como aquellos que utilizan los dentistas, ya que el esmalte podría dañarse de manera permanente ante el desconocimiento de la técnica correcta. Este tipo de limpieza profunda solo debe ser realizado por profesionales que sepan manipular los instrumentos adecuados. A este tratamiento de eliminación de sarro y placa se le conoce como tartrectomía y tiene un costo aproximado entre $30 y $40 dólares.

Existe otra forma menos tecnológica a base de un raspado radicular, pero el proceso es más tardado, incómodo y doloroso en algunos pacientes, especialmente si existe inflamación de las encías. Se utiliza un aparato que remueve el sarro por medio de vibraciones y manualmente se retiran los residuos de la superficie de los dientes y debajo de las encías. Tal método puede culminar después de 2, 3 o 4 visitas al dentista.

La tartrectomía es el tratamiento para la eliminación del sarro bucal.

Si el costo para eliminar el sarro con ayuda profesional representa un obstáculo, se puede acudir a universidades odontológicas donde los estudiantes pueden aplicar sus conocimientos con apoyo y supervisión de profesores dentistas. En algunas instituciones académicas el servicio es gratuito, y en otras solo se cobra lo mínimo para la recuperación del material utilizado.

eliminar sarro dental

Cómo prevenir el sarro.

El sarro se combate con prevención. Para ello, se elimina la placa bacteriana cada vez que se termine de consumir alimentos, preferentemente si se trata de alimentos azucarados.

Remedios para la Gingivitis.

Para la higiene bucal son importantes cuatro cosas: el cepillado, el uso de hilo dental, el uso de enjuague bucal y la visita al odontólogo cada 6 meses.

El cepillado realizado de dos a tres veces al día, no logra llegar a las áreas que el hilo dental sí cubre. La mayor parte de la comida acumulada se encuentra en las zonas interdentales, así que si se deja mucho tiempo, comienza la aparición de mal aliento y acumulación de placa. El enjuague bucal es para eliminar el resto de bacterias que se pudieron haber quedado sueltas durante la limpieza con hilo dental. 

Remedio casero para eliminar el sarro.

Aunque ningún remedio casero puede eliminar el sarro por completo, sí existe manera de debilitarlo y prevenir que se acumule mayor cantidad.

Para esto, se recomienda remojar el cepillo dental en agua tibia e introducirlo en una mezcla de media cucharadita de bicarbonato y media cucharadita de sal de mar. Posteriormente, se cepillan los dientes como de costumbre pero enfocándose a las áreas con mayor acumulación de sarro. Puedes realizarlo tres veces por semana antes del cepillado con la crema dental de siempre.

Recomendación. 

En caso de encías sangrantes, es importante visitar al dentista, pues esta condición puede evitar un buen cepillado y un correcto uso de hilo dental, lo que con el paso del tiempo derivará en acumulación de placa bacteriana, mal aliento, caries y formación de sarro, entre otros problemas de salud bucal.

Si la economía del hogar lo permite, se recomienda el uso de cepillo eléctrico para mayor eliminación de placa dental. El cabezal se debe reemplazar cada 3 meses.

Fuentes

dentalcare.com/en-us/patient-education/patient-materials/what-is-tartar

colgate.com/es-ar/oral-health/conditions/gum-disease/dental-scaling-and-root-planing-to-keep-your-teeth-and-mouth-clean

clinicadentalsmc.com/blog/48-diferencia-entre-sarro-y-placa-bacteriana

crest.com/en-us/oral-health/tartar-plaque/plaque-tartar-causes-prevention-removal