La preparación y uso de jarabes medicinales tienen una larguísima historia. Estos remedios, que se caracterizan por su agradable sabor, han sido unos de los favoritos debido precisamente a esto último y a que el azúcar y otros endulzantes tienen la capacidad de preservarlos durante mucho tiempo. Esto era muy útil en una época en la que no existían aparatos de refrigeración. La ventaja del sabor lo hace ideal para el consumo de niños, aunque también muchas personas mayores los prefieren.

Los jarabes medicinales herbales son extractos concentrados de hierbas a los que se agrega miel o jugo de frutas, o a veces ambos, para acceder directamente a sus constituyentes activos. A algunas personas les desagrada la miel o son alérgicas a ella, pero puede sustituirse por miel de maple o glicerina vegetal. Estos remedios herbales se usan mucho para tratar dolores de garganta y tos, es decir, funcionan principalmente como antitusivos y expectorantes.

La ventaja del sabor lo hace ideal para el consumo de niños, aunque también muchas personas mayores los prefieren.

Cuando el o la tintura tienen un sabor desagradable, o necesitas que un niño o un anciano beba un remedio, el jarabe es una excelente opción. Existen varios métodos para preparar un jarabe medicinal, y aquí te mostramos dos.

Receta 1

Esta receta es realmente sencilla y solo requiere hacer una base con agua y azúcar a la que después se agrega una tintura.

Necesitas:

  • 1.1 kg de azúcar.
  • ½ l de agua.
  • ½ l de tintura de hierbas.
  • Cacerola.
  • Recipiente de vidrio.

Prepáralo así:

1. Para hacer la base del jarabe, coloca primero el azúcar en una cacerola.

2. Pon a hervir el agua. Una vez que esté lista, agrégala a la cacerola con el azúcar.

3. Pon a cocer la mezcla a fuego lento y revuelve constantemente hasta que el azúcar se disuelva. Apaga el fuego al hervir y aléjalo del calor inmediatamente.

4. Vierte la mezcla en un recipiente de vidrio.

5. Para hacer el jarabe, mezcla una parte de la tintura con tres partes de la mezcla de agua y azúcar.

6. Coloca el líquido espeso en un recipiente con tapa y guarda en un lugar seco y fresco. Puedes preservarlo en el refrigerador.

7. También puedes agregar unos 350 gramos de azúcar a ½ l de una infusión o decocción y calentar a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva completamente.

Receta 2

Necesitas:

  • 60 ml o 2 onzas de hierba fresca o seca.
  • ¼ de agua.
  • ½ taza de miel.
  • Colador.
  • Recipiente o botella.
  • Cacerola.

Prepáralo así:

1. Mezcla la hierba y el agua en la cacerola, pon todo a fuego lento y tapa solo un poco. Apaga el fuego cuando el líquido alcance la mitad de su volumen original.

2. Cuela la hierba y vierte el líquido de nuevo en la cacerola. Puedes usar la hierba como composta.

3. Agrega la miel al líquido. Si te gusta más dulce, puedes añadir un poco más.

4. Calienta la mezcla a fuego lento durante unos 20-30 minutos. Procura revolver constantemente.

5. Retira del fuego la cacerola y coloca el nuevo jarabe en una botella o recipiente. Si lo guardas en el refrigerador, puede preservarse durante varias semanas y hasta 3 meses.

Si deseas que el jarabe dure mucho más tiempo, puedes agregarle un poco de ácido cítrico.

Atención: En Estados Unidos se recomienda no administrar miel a niños menores de 1 año, porque podría contener esporas de una bacteria llamada Clostridium botulinum que afecta el sistema digestivo. Esta bacteria es inofensiva para los adultos, pero para los bebés no, por lo que es mejor sustituir la miel por otro endulzante.

Son perfectos para jarabes:

-Rosa mosqueta (Género Rosa). Frutos.

-Marrubio (Marrubium vulgare). Hojas y flores.

-Moras (Género Rubus). Frutos.

-Trébol rojo (Trifolium pratense). Flores.

Fuentes:

Rosemary Gladstar. (2012). Medicinal herbs. A beginner’s guide. Storey Publishing.

David Hoffmann. (1998). The herbal handbook. A user’s guide to medical herbalism. Estados Unidos: Healing Arts Press.

James Green. (2000). The herbal medicine maker’s handbook. A home manual. Estados Unidos: Crossing Press.

Rosemary Gladstar. (2008). Herbal recipes for vibrant health. Storey Publishing.