Cohosh Negro – Actaea racemosa o Cimicifuga racemosa

Cuando se habla de hierbas medicinales para la salud de la mujer, el cohosh negro figura siempre en la lista. Esta planta, oriunda de Norteamérica, fue utilizada primero por los nativos americanos como remedio para varias dolencias, y especialmente como tónico para problemas propios de las mujeres. Los europeos la conocieron en territorio americano y después la integraron a su propia medicina tradicional. Hoy en día es muy común en recetas comerciales para la menopausia, el síndrome premenstrual y la menstruación, debido a que alivia síntomas físicos y mentales.

El cohosh negro se clasifica científicamente como parte del orden Ranunculales, de la familia Ranunculaceae y del género Actaea o Cimicifuga. Crece en bosques y terrenos rocosos con matorrales norteamericanos; como se recolecta principalmente de la naturaleza, se teme por su supervivencia en el futuro.

En algunos países, la hierba está bajo restricciones legales.

¿Cómo es el cohosh negro?

Actaea racemosa es una planta herbácea perenne con rizoma leñoso y tallos erectos. Mide entre 25 y 60 centímetros de altura, pero a veces crece hasta los 2 metros o más. Tiene hojas compuestas de pequeños folíolos trilobulados, de bordes dentados y de color verde oscuro.

En primavera-verano crecen pequeñas flores blancas en espigas alargadas, que despiden un aroma ligeramente desagradable pero atrayente para insectos polinizadores. Desarrolla pequeños frutos agrietados en su parte superior, llamados folículos, que contienen dos filas de semillas lisas y marrones. Cada fruto mide de 10 a 15 milímetros de longitud.

Cultivo y cosecha.

La planta se cultiva de forma relativamente fácil, y es resistente en condiciones adecuadas. Se propaga por semillas maduras a cubierto en otoño, o bien, por división en cualquier época del año. El suelo debe ser húmedo y rico en humus, y el sitio parcialmente sombreado.

Las raíces o los rizomas se recolectan en otoño, después de que los frutos maduran, y se secan o se utilizan frescos.

El cohosh negro se emplea en fórmulas para la menopausia, el síndrome premenstrual y la menstruación.

Constituyentes activos.

El cohosh negro contiene glucósidos triterpenos (incluye acteína y cimifugósido), isoflavonas (formononetina), taninos, ácido salicílico y ácido isoferúlico.

Propiedades del cohosh negro.

Analgésicas, estrogénicas, antiespasmódicas, alterativas, nervinas, antibacterianas, sedantes, antiinflamatorias, antipiréticas, antirreumáticas, antitusivas, amargas, astringentes, depurativas, diaforéticas, hipoglucémicas, diuréticas, emenagogas, expectorantes, hipotensivas, narcóticas, lactagogas, estomacales, tónicas, tranquilizantes y uterotónicas.

Partes utilizadas.

Raíces y rizomas.

Beneficios del cohosh negro en el cuerpo humano.

Sistema reproductivo.

El cohosh negro se emplea en fórmulas para la menopausia, el síndrome premenstrual y la menstruación, ya que su actividad estrogénica regula la producción de hormonas. La planta es rica en fitoestrógenos, que en el cuerpo femenino se unen a sitios de receptores de estas hormonas.

Su consumo es ideal para prevenir o reducir los síntomas del síndrome premenstrual. Si se toma con dos o tres semanas antes de la menstruación, la hierba regula el estrógeno hasta llevarlo a niveles adecuados. Si los niveles son bajos, los aumenta; de lo contrario, los baja. En general, reduce los sofocos y los sudores nocturnos; su uso para los sofocos es efectivo ya que reduce los niveles en la sangre de la hormona luteinizante (LH), que dilata los vasos sanguíneos y envía el calor hacia la piel.

Si se toma en tintura o cápsula, puede reforzar las membranas mucosas de la vagina, brindando mejoría en casos de sequedad vaginal.

Alivia la tensión nerviosa antes del período menstrual. Como auxiliar en síntomas premenopáusicos, Actaea racemosa se ha estudiado en varias ocasiones, con resultados mayormente positivos. Al ser sedante y relajante muscular, proporciona alivio a sensación de tristeza, irritabilidad, cambios de humor, dolor de cabeza, trastornos del sueño, edema y palpitaciones cardíacas.

Al ser antiespasmódico, el cohosh negro relaja el útero y evita los calambres o cólicos menstruales. Puede favorecer la llegada de la menstruación si está atrasada, así como dolores de cabeza y espasmos musculares generales, aun si no son por período menstrual. Si se combina con cohosh azul, sirve para estimular las contracciones uterinas.

Se ha ofrecido a las mujeres embarazadas durante la última semana de gestación, con la intención de facilitar el parto y disminuir los dolores.

Sistema musculoesquelético.

Algunas personas lo emplean con eficacia para tratar el dolor de la artritis, osteoartritis, muscular, reumático y neurológico.

Sistema digestivo.

Si se toma en dosis pequeñas y esporádicas ayuda a mejorar la digestión y a estimular el apetito.

Sistema nervioso.

Brinda los beneficios mencionados por su acción relajante: alivia dolores de cabeza, irritabilidad, cambios de humor, etcétera. Es adecuado cuando el dolor de cabeza es crónico o hay migraña o vértigo, e incluso si se experimenta depresión ligera. En general, es una hierba excelente para el sistema por sus propiedades nervinas.

Sistema respiratorio.

Es raro que se le use para el tratamiento de dolencias del tracto respiratorio, pero se le ha empleado en casos de infecciones bronquiales.

Preparaciones comunes.

Tinturas, tés (decocciones), tabletas y cápsulas.

Contraindicaciones.

Estrictamente contraindicado para mujeres embarazadas y que están amamantando, así como para personas que padecen del corazón o consumen medicamentos para la hipertensión. Asimismo, no debe consumirse durante más de 6 meses continuos. Su uso como preparación del parto debe ser exclusivamente supervisado por un profesional.

Puede causar diarrea, malestar y dolor estomacal, dolor de cabeza, aumento de la presión sanguínea y bradicardia. En grandes dosis puede ocasionar vértigo, náuseas, vómitos y afectaciones en la circulación sanguínea y la visión.

Curiosidades del cohosh negro.

– Los nativos cheroqui consumían cohosh negro para tratar la fatiga y la tuberculosis y como diurético.

– La planta también se ha cultivado con motivo ornamental, debido a sus bonitas flores y elegante apariencia general.

– La tribu de los Penobscot lo usaba para aliviar problemas de riñones.

– La palabra “cimicifuga” se deriva de dos términos del latín: cimex, que significa “insecto”, y fugere, cuyo significado es “escapar”. Se dice que las hojas mantienen lejos a muchos insectos.

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Actaea_racemosa

http://www.pfaf.org/user/Plant.aspx?LatinName=Cimicifuga+racemosa

http://www.kew.org/science-conservation/plants-fungi/actaea-racemosa-black-cohosh

Rebecca Johnson, Tieraona Low Dog, Steven Foster y David Kiefer. (2012). Guide to medicinal herbs. National Geographic Society.

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

Edward Mills, Jean-Jacques Dugoua, Dan Perri, Gideon Koren. (2006). Herbal medicines in pregnancy and lactation. United Kingdom: Taylor & Francis Medical.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.

Editors of Reader’s Digest. (2004). 1,801 home remedies.