Calendula officinalis

Su vibrante color amarillo o anaranjado la hace destacar entre la vegetación silvestre, y sus numerosos usos medicinales la hacen indispensable en la botica herbal. La caléndula, también llamada maravilla, botón de oro y mercadela, es una hierba aromática con bonitas flores que de vez en cuando caen en alguna delicia culinaria.

La planta es miembro del orden Asterales, de la familia Asteraceae y del género Calendula. No se sabe con exactitud su origen debido a que su extenso historial de uso y cultivo lo han vuelto muy difuso, pero se cree que es oriunda del sur de Europa. Crece ampliamente en el oeste de Asia, en Norteamérica y en la mayor parte de Europa, y se cultiva en muchos países del mundo.

¿Cómo es?

Se trata de una planta anual arbustiva con suaves tallos verticales y algunas ramas en su parte superior. Alcanza aproximadamente 60 centímetros de altura. Posee verdes hojas de forma lanceolada, cuya longitud es de 5 a 18 centímetros. Están dispuestas en forma de espiral a lo largo del tallo, y su superficie está cubierta por algunos cortos pelillos.

Las flores de la caléndula se conforman por flósculos radiales, por lo que mantienen una forma notablemente redonda. Miden entre 3 y 7 centímetros de diámetro, y su color es con frecuencia amarillo intenso o anaranjado. La planta florece a principios de casi todos los meses del año, por lo que en pocas ocasiones se encuentra totalmente verde.

La caléndula tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, diaforéticas, entre muchas otras.

Cultivo y cosecha

La caléndula es sumamente resistente y muy fácil de cultivar, ya que tolera una amplia gama de suelos (incluso pobres en nutrientes), siempre y cuando estén bien drenados. Se propaga por semillas en primavera u otoño, directamente en el suelo del jardín, y germina fácilmente en el transcurso de un par de semanas. Prefiere un ambiente a pleno sol, pero tolera una sombra mínima.

El mejor momento para cosechar es en verano, más o menos entre junio y septiembre, cuando las flores tienen una resina pegajosa. Pueden usarse inmediatamente o secarse para su uso posterior, pero una vez que se mojan o se dejan a la intemperie durante más de 1 día pierden buena parte de su valor medicinal.

Constituyentes activos

Triterpenos, flavonoides, ácido clorogénico, aceite volátil, mucílago, amargos, resinas, carotenoides y saponinas.

Propiedades

Antisépticas, inmunoestimulantes, carminativas, alterativas, antiinflamatorias, diaforéticas, digestivas, antioxidantes, amargas, vasodilatadoras, analgésicas, antihelmínticas, amargas, antieméticas, antipiréticas, antiespasmódicas, antivirales, astringentes, antiedémicas, hipotensivas, cardiotónicas, colagogas, diaforéticas, diuréticas, emenagogas, fungicidas, laxantes, sedantes, estimulantes, espermicidas, tónicas, estomacales y vulnerarias.

Partes utilizadas

Únicamente las flores.

Usos medicinales tradicionales

Sistema tegumentario. Sirve para tratar problemas locales de la piel como quemaduras, moretones (hematomas), úlceras, llagas, abrasiones, eccema crónico, mastitis, acné leve, erupciones, picaduras de insectos e infecciones leves. Puede usarse en casi cualquier problema de piel inflamada o lesionada, salvo que se trate de una herida abierta y profunda. Sus constituyentes estimulan la reparación celular y aceleran el proceso de curación, al tiempo que inhiben la infección, reducen la inflamación y evitan la formación de grandes cicatrices. Puede aplicarse incluso en contusiones y esguinces para disminuir el dolor y la inflamación.

Las flores de caléndula no solo sirven para aliviar problemas de piel, sino también para embellecerla, ya que brindan suavidad, limpieza y una apariencia sana. Por tal motivo, se añaden a muchos productos cosméticos comerciales.

Sistema digestivo. Funciona como tratamiento para dolencias gastrointestinales inflamatorias, como las úlceras pépticas, las úlceras duodenales y la gastritis. Alivia la indigestión y la diarrea gracias a sus propiedades amargas, carminativas y astringentes.

Sistema linfático y circulatorio. Es una de las pocas hierbas conocidas que ayudan a limpiar el sistema linfático y depurar el organismo, ya que permite eliminar toxinas desde el hígado y la vesícula biliar. Mejora la circulación sanguínea y especialmente el retorno de la sangre hacia arriba, beneficiando a las personas que padecen venas varicosas y hemorroides.

Sistema reproductivo. Puede tomarse remedios internos con flores de caléndula para reducir el dolor de los cólicos menstruales y estimular la llegada de la menstruación.

La infusión de flores es un efectivo enjuague bucal para el tratamiento de encías inflamadas y un buen líquido para lavar los ojos inflamados. Es adecuado para lavar la boca después de la extracción de un diente. Ayuda a disminuir la temperatura corporal, debido a que promueve la sudoración.

Preparaciones comunes

Se prepara frecuentemente en aceites herbales, tés (infusiones), ungüentos, tinturas, lociones, cataplasmas y cápsulas.

Contraindicaciones

La caléndula es una hierba segura y no tóxica, aunque se recomienda evitar consumirla durante el embarazo. Se ha reportado sensibilidad al contacto con la planta, y es posible que en algunas personas provoque reacciones alérgicas, pero esto es muy raro.

Curiosidades

-El término “caléndula” se deriva del término latín kalendae, que designaba el primer día del mes del calendario romano.

-Las flores se han usado como colorante de telas y como sustitutos del azafrán. Se pueden agregar a ensaladas.

-Los antiguos romanos usaron caléndula para tratar verrugas y reducir la fiebre.

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Calendula_officinalis

http://www.pfaf.org/user/Plant.aspx?LatinName=Calendula+officinalis

http://umm.edu/health/medical/altmed/herb/calendula

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos: Healing Arts Press.

Jiri Stodola, Jan Volak. (1992). The illustrated encyclopedia of herbs. Their medicinal and culinary uses. Dorset Press.

Rosemary Gladstar. (2012). Medicinal herbs. A beginner’s guide. Storey Publishing.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.