Baja de Peso en solo 5 días Comiendo Avena Diario.

La avena es uno de los alimentos más completos que existen. Además, es nutritiva, tiene un sabor muy agradable y puede prepararse de diferentes maneras, así como combinarse con una amplia diversidad de ingredientes.

Sus flavonoides y buenas cantidades de calcio, vitaminas B, proteínas, al igual que sus propiedades digestivas, tónicas (vigorizan la actividad orgánica), antiinflamatorias y diuréticas, permiten un control de peso más saludable sin tener que recurrir a medicamentos o tratamientos milagrosos que no garantizan buenos resultados pero que sí pueden atentar contra la vida.

Si ayudamos a los componentes y propiedades de la avena con al menos 30 minutos de ejercicio o actividad física, nos hidratamos a lo largo del día y evitamos comida chatarra e hipercalórica, notaremos resultados sorprendentes de manera gradual.

Por si eso fuera poco, investigaciones de la Universidad de Harvard revelaron que por cada 28 g de cereales integrales al día, el riesgo de ataques al corazón se reduce un 9 %.

Así que si tienes kilitos de más y deseas bajarlos siguiendo una rutina deliciosa, sin pasar hambre y además cuidando el corazón, la avena es una excelente opción. Recuerda no saltar ninguna comida y si eres de los que cree que no cenar va a ayudarte a adelgazar más rápido ¡cuidado! eso puede ser contraproducente y ocasionarte problemas gástricos. Realiza 5 comidas al día y notarás la diferencia.

Otro consejo importante, es no adquirir productos light como forma de “cuidar la línea”. Igual tienen químicos y utilizan sustitutos de azúcar que a largo plazo se acumulan en el cuerpo de manera tóxica.

Las siguientes sugerencias de dieta son tan solo una guía a seguir, obtenida de varios especialistas en alimentación. Para algo más variado y adecuado a tus necesidades, visita a un dietista nutricionista que lleve control de tu peso y estado de salud.

¡A disfrutar de la avena!

avena beneficios

Dieta con avena para bajar de peso.

DÍA 1

Desayuno:

1 bol con avena desnatada, kiwi, arándanos, frambuesas, chía, coco rallado y yogurt natural sin azúcar.

Colación:

½ taza de arándanos.

Comida:

½ taza de yogurt desnatado.

1 plátano cocido al horno o natural, como prefieras.

½ taza de avena en hojuelas con agua o leche desnatada.

Colación 2:

½ taza de jícama o pepino con chile.

Cena:

Ensalada de vegetales verdes.

113 g de pechuga de pollo a la plancha o al horno.

1/2 taza de avena con agua.

DÍA 2

Desayuno:

Cereal de avena. Se requiere 1 de taza de leche de almendras, 3 cdas. de avena (no instantánea), 1 cda. de harina de avena, dátiles, semillas de calabaza y rodajas de fresas y moras.

Colación:

½ taza de zanahoria con pepinos.

Comida:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada con tomate, espinaca, brócoli, espárrago, cebolla, lechuga. 3 hojas de menta, aceite de oliva y una pizca de sal. Postre: 1 manzana o 1 naranja, con 2 cucharadas de queso fresco.

Colación 2:

1 fruta o 1 taza de té.

Cena:

1 vaso de agua de avena. Prepárala fácilmente.

Ensalada de espinacas, 8 nueces y 1 manzana picada, aceite de oliva y una pizca de sal.

DÍA 3

Desayuno:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

6 fresas cortadas en trozos.

Colación:

1 taza de café, té sin azúcar o 1 fruta.

Comida:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada hecha con jitomate, lechuga y espárragos.

Postre: 1 manzana con 2 cucharadas de queso cottage y 10 nueces.

Colación 2:

1 fruta o 1 taza de té sin azúcar.

Cena:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada hecha con espinacas, aceite de oliva y una pizca de sal.

DÍA 4

Desayuno:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada de frutas hecha con ½ plátano cortado en rebanadas y 6 fresas partidas en cuatro.

1 taza de té.

Colación:

6 fresas y 1 taza de caldo de verduras con elote, zanahoria, chayote, papa, ejote.

Comida:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada hecha con alubias verdes (ejotes) partidas en trocitos, y pedacitos de cebolla con orégano.

Postre: 1 manzana y 12 avellanas.

Colación 2:

1 fruta, 1 taza de té sin azúcar o 1 taza de caldo de verduras.

Cena:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada con 1 taza de chícharos y 1 taza de espinacas.

Postre: 1 manzana en cubos con 2 cucharadas de cualquiera de estas opciones: queso fresco, ricotta descremado, cottage descremado o yogur natural sin azúcar.

DÍA 5.

Desayuno:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

1 naranja y 6 fresas.

Colación:

Pepino y zanahoria con limón o 1 taza de caldo de verduras.

Comida:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada hecha con chícharos, brócoli y lechuga.

Postre: 1 manzana o 1 fruta de temporada.

Colación 2:

1 fruta o 1 taza de té sin azúcar.

Cena:

3 cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Una ensalada hecha con puerros (solamente la parte blanca), lechuga, aceite de oliva y una pizca de sal.

Postre: 1 manzana hervida, 3 nueces, 1 cucharada de yogur y un poco de miel opcional.