Hamamelis virginiana

El avellano de bruja, escoba de bruja o simplemente hamamelis es una especie muy estimada en la industria cosmética por sus beneficios sobre la piel, pero sus propiedades no se limitan a ello. Hamamelis virginiana tiene su origen en el este de Norteamérica, y crece en los bordes de bosques húmedos o ligeramente secos.

Pertenece a un grupo de árboles pequeños o arbustos que también se encuentran en el este de Asia y en Europa. En estado silvestre es capaz de prosperar en orillas rocosas de flujos de agua. Es miembro del género Hamamelis, de la familia Hamamelidaceae y del orden Saxifragales.

Pese a su nombre común, la hierba no está relacionada con la brujería. La palabra “witch” de su nombre en inglés, witch hazel, proviene del término anglosajón wych, que significa “flexible”. Los nativos americanos usaban la corteza, las hojas y la leña para aliviar la irritación e inflamación de piel y mucosas.

¿Cómo es?

Hamamelis virginiana es un arbusto o árbol pequeño caducifolio que regularmente alcanza 4-6 metros de altura. En raros casos puede llegar a 10 metros. Tiene hojas ovadas verdes que en otoño se tornan amarillas, de 3.7 a 16.7 centímetros de longitud y con bordes dentados. Su nervadura central tiene unos pocos pelillos.

De septiembre a noviembre, después de la caída de las hojas, aparecen flores hermafroditas de color amarillo que se disponen en pequeños grupos de 2 a 4. Cada flor cuenta con 4 pétalos arrugados de hasta 4 milímetros de largo, y 4 estambres cortos. Despiden un aroma fragante. Después de la floración aparecen frutos de 10 a 14 milímetros de longitud protegidos por una cápsula leñosa y en cuyo interior se hallan 2 semillas oscuras.

El avellano de bruja es una planta resistente y relativamente fácil de cultivar.

Cultivo y cosecha

El avellano de bruja es una planta resistente y relativamente fácil de cultivar. Se propaga por semillas en otoño, por esquejes de leña blanda en verano o por acodos en otoño, en un suelo fértil, rico en humus, bien drenado, húmedo neutro a ligeramente ácido y en un sitio soleado o con un poco de sombra. Germina a un ritmo lento.

Las ramas suelen cortarse en primavera, mientras que las hojas se recolectan en verano.

Constituyentes activos

Taninos (hamamelitanino y catequinas), aceite volátil (solo en las hojas), saponinas, resina y flavonoides (astragalina, myricitrina, kaempferol y quercetina).

Propiedades

Analgésicas, astringentes, hemostáticas, alterativas, antiedémicas, tónicas, antihemorrágicas, depurativas, antiinflamatorias, antioxidantes, antimutagénicas, antisépticas, antipiréticas, antivirales, sedantes y vasoconstrictoras.

Partes utilizadas

Ramitas y hojas. A veces se usa la corteza.

Usos medicinales tradicionales

Hamamelis virginiana tiene un antiguo y extenso uso medicinal en padecimientos de la piel y las mucosas.

Sistema tegumentario. En general, se emplea para curar cortadas leves, eccema, picaduras o mordeduras de insectos, erupciones por varicela, quemaduras, escaldaduras, contusiones, forúnculos, hematomas y herpes en los labios. Compresas, cataplasmas o lavados preparados con sus hojas y ramas y aplicados sobre la piel ayudan a reducir la inflamación, dolor e irritación causados por artritis, reumatismo, dolor de espalda, esguinces, distensiones, dolor muscular y dolor de cabeza.

Contribuye a desinflamar los ojos y las mucosas de la boca y garganta; es eficaz como agente desinflamatorio de gargantas irritadas por laringitis y amigdalitis, encías inflamadas y sangrantes, hemorroides y venas varicosas. El líquido no debe tragarse. Se cree que podría combatir los efectos perjudiciales de las enzimas que dañan los tejidos conectivos de la piel y de los vasos sanguíneos. En el caso de las úlceras, venas varicosas y hemorroides, comprime las venas distendidas, ayuda a restaurarlas a su tamaño original, alivia la comezón y ayuda a acelerar la curación.

Debido a su potente acción astringente, gracias a la alta cantidad de taninos, el avellano de bruja es un remedio ideal para reducir hemorragias leves. Una vez sobre la herida, endurece las proteínas y forma una especie de capa protectora contra la introducción de agentes que pudieran infectarla e inflamarla. Cabe recalcar que es útil en heridas ligeras en donde la piel no está profundamente cortada.

Sistema digestivo. Por su astringencia, la tintura de Hamamelis virginiana se ha usado para aliviar la diarrea por enfermedades como disentería y cólera. También es eficaz en padecimientos inflamatorios, especialmente la colitis. Su consumo interno debe ser muy cuidadoso; los tés solamente se aplican sobre la piel.

Usos y propiedades del escoba de bruja.

Preparaciones comunes

El avellano de bruja se administra sobre todo como tintura, té (decocciones e infusiones), linimento, pomada, ungüento y agua destilada.

Contraindicaciones

El consumo interno no debe ser por períodos prolongados, ya que la acción astringente puede ocasionar estreñimiento y, en casos raros, daños en el hígado. No se recomienda su consumo durante el embarazo y lactancia. En algunas personas causa irritación leve en la piel.

Si se toma vía oral, puede afectar la absorción de efedrina, codeína, teofilina, pseudoefedrina y atropina.

Curiosidades

-Según antiguas creencias, el avellano de bruja tiene poderes ocultos.

-Los nativos americanos lo empleaban para tratar inflamaciones y tumores.

-Los Mohawk, una tribu nativa americana, mojaban la corteza y la usaban en contusiones de ojos.

-En 1744, el doctor norteamericano C. Colden escribió que curó una ceguera con una decocción de avellano de bruja. Sin embargo, es probable que no se tratara de una ceguera permanente.

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Hamamelis_virginiana

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

James A. Duke. (2002). Handbook of medicinal herbs. Second edition. CRC Press.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos. Healing Arts Press.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.