Alholva – Trigonella foenum-graecum

La alholva o fenogreco figura como una de las hierbas medicinales de más antiguo uso. Se ha encontrado semillas carbonizadas que datan de la Edad de Bronce, y el médico griego Hipócrates la consideró una valiosa hierba calmante. La especie es nativa de la región mediterránea, incluido el norte de África, pero se cultiva extensamente en el subcontinente indio, Irán, Pakistán, Marruecos, Turquía y España, entre otros países. En el sur y centro de Europa se cultiva especialmente como forraje.

Trigonella foenum-graecum es una planta del orden Fabales, de la familia Fabaceae y del género Trigonella. En Egipto se preparan muchos remedios con ella; es muy popular como remedio para el dolor de la menstruación, y su uso no es raro en las medicinas china y ayurvédica. En otras partes, con los frutos se elabora una sopa que tradicionalmente se consume para prevenir gripe y resfriado común.

También tiene muchos usos culinarios; con las hojas frescas se preparan currys y secas son ingrediente aromatizante. Las semillas germinadas se emplean en ensaladas.

¿Cómo es la alholva?

La alholva es una hierba anual muy aromática de tallos verticales, que crece hasta alcanzar alrededor de 50-80 centímetros de altura. Tiene hojas trifoliadas con folletos de forma oblonga a lanceolada, de color verde brillante. Las flores, que aparecen en primavera y verano y crecen en las axilas de las hojas, miden entre 12 y 18 milímetros de longitud. Presentan una forma ligeramente triangular, color verde amarillento y tintes violetas en la base. Pueden aparecer solitarias o en pares.

Los frutos son cápsulas con el extremo puntiagudo y pronunciado. Dentro contienen semillas amarillas a marrones de forma oblonga.

El consumo interno de las semillas puede contribuir a combatir el mal olor corporal.

Cultivo y cosecha.

La alholva es resistente y tolera una amplia gama de suelos, con la condición de que estén bien drenados. Generalmente se propaga por semillas en primavera, previo remojo en agua tibia durante 12 horas. Crece muy bien en suelos arcillosos y en sitios plenamente soleados.

La mejor época para recoger las hojas es verano, pero las semillas se recolectan una vez maduras, más o menos entre agosto y septiembre.

Constituyentes activos.

Aceite volátil, saponinas, alcaloides, mucílagos, flavonoides, aceite fijo, proteínas, minerales y vitaminas A, B y C.

Propiedades de la alholva.

Analgésicas, carminativas, anestésicas, antiinflamatorias, antisépticas, antiespasmódicas, antitumorales, astringentes, cardiotónicas, estrogénicas, colagogas, demulcentes, uterotónicas, digestivas, diuréticas, galactagogas, emenagogas, emolientes, expectorantes, hipotensivas, hipoglucémicas, laxantes, tónicas, hipocolesterolémicas, vermífugas y vulnerarias.

Partes utilizadas.

Únicamente las semillas.

Beneficios del alholva en el cuerpo humano.

Sistema digestivo.

Las semillas de fenogreco estimulan la digestión. Coadyuva en el tratamiento de gastritis, úlceras en la boca e intestino irritable, ya que los mucílagos tienen un efecto suavizante y protector en los tejidos.

Sistema respiratorio.

El té es un auxiliar en el tratamiento de infecciones y enfermedades (como la sinusitis, bronquitis y tuberculosis) en las que hay tos seca y congestión; ayuda a adelgazar y eliminar las secreciones mucosas (debido a que dilata los bronquios), combatir la infección y disminuir el dolor pectoral. Puede reducir la producción de moco espeso y la fiebre. Por sus propiedades analgésicas y antisépticas reduce el dolor e irritación de garganta.

Sistema cardiovascular.

El fenogreco estimula la circulación y reduce los niveles de colesterol. Al retrasar la absorción de glucosa, es un alimento benéfico para prevenir diabetes tipo 1 y 2. Es útil en el tratamiento para reducir los niveles de azúcar en la sangre, pero se recomienda consultar al médico antes de consumirlo en dosis terapéuticas.

Sistema reproductivo.

Desde siglos anteriores, muchas mujeres han consumido semillas de alholva para estimular la producción de leche materna. Tiene un efecto estrogénico que en algunas mujeres calma síntomas de la menopausia. Alivia las menstruaciones dolorosas.

Sistema tegumentario.

El consumo interno de las semillas puede contribuir a combatir el mal olor corporal. La pasta con semillas trituradas, muy mucilaginosa, sirve para tratar o curar úlceras, quemaduras leves, abscesos y forúnculos.

El té tiene un efecto calorífero; es bueno beberlo para mitigar o evitar la hipotermia. Con el polvo molido se prepara un té tónico destinado a personas convalecientes o débiles. Las semillas son muy nutritivas, así que también son adecuadas para tratar la anorexia.

Preparaciones comunes.

Las semillas se administran en tés (decocciones), en cápsulas o solamente trituradas. El sabor es desagradable para muchas personas, por lo que puede ser necesario mezclarlo con otros ingredientes.

Contraindicaciones.

No usar durante el embarazo, ya que estimula el útero. Consultar con el médico antes si se está tomando fármacos para la diabetes o anticoagulantes.

Puede causar malestar gastrointestinal.

Curiosidades de la alholva.

-En el antiguo papiro Ebers, un tratado médico egipcio, figura una receta para quemaduras que incluye alholva, y aparecía como hierba para inducir el parto.

Foenum-graecum significa “heno griego”, probablemente porque la planta se cultivó en Grecia como forraje.

-En India y Oriente Medio las semillas han sido usadas como sustituto de café.

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Fenugreek

http://www.pfaf.org/user/Plant.aspx?LatinName=Trigonella+foenum-graecum

http://www.fao.org/ag/agp/agpc/doc/Gbase/data/pf000412.htm

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

Rosemary Gladstar. (2008). Herbal recipes for vibrant health. Storey Publishing.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.