Punica granatum

El granado, el árbol de la granada, es una especie nativa de la región de Irán, de la zona montañosa del mar Caspio-Transcaucasia, pero se cultiva desde hace varios siglos en la región mediterránea y en el norte de la India, y actualmente en muchas partes del mundo como el norte y las zonas tropicales de África y el sureste de Asia. La granada fue muy apreciada en el mundo antiguo y existen múltiples referencias simbólicas de ella en el arte griego, egipcio y del cristianismo europeo. En la época clásica, el fruto se convirtió en símbolo de fertilidad, y muchas mujeres sin hijos acostumbraban consumirlo.

Según escritos sumerios, el árbol se cultiva en Oriente Medio desde 3000 a. C, aproximadamente, aunque es posible que su cultivo como alimento y medicina se haya suscitado durante la Edad de Bronce. En una región donde el crecimiento de frutas es menos fácil que en las tropicales, la granada se convirtió en un bien muy preciado, y gracias a su resistente piel exterior las personas pudieron transportarla a través de distancias largas sin que llegara descompuesta a su destino. Era llevada en caravanas hacia muchas partes de la región, en donde se valoraba su sabroso y nutritivo jugo.

El árbol se clasifica en el orden Myrtales, la familia Lythraceae y el género Punica.

Según escritos sumerios, el árbol se cultiva en Oriente Medio desde 3000 a. C.

¿Cómo es?

Un arbusto denso o árbol pequeño, el granado es una planta con muchas ramas que terminan en espinas. Por lo regular mide entre 6 y 10 metros de altura, y tiene tallos delgados. En zonas tropicales es perenne o siempreverde, mientras que en las templadas es caduca. Sus hojas son ovado-lanceoladas, de un color verde claro brillante y de 3 a 7 centímetros de longitud.

Florece de junio a septiembre. Sus flores en forma de embudo miden alrededor de 3 centímetros de diámetro y poseen 3-7 pétalos de color rojo-anaranjado y superficie cerosa. Tiempo después aparecen frutos de piel coriácea de color rojo ligeramente marrón y con matices de rojo más intenso o más claro. En su interior se halla una pulpa rosada, jugosa y con numerosas semillas pequeñas rodeadas de una pulpa delgada.

Se han desarrollado varios cultivares de la planta, algunos de los cuales poseen flores blancas.

Cultivo y cosecha

La planta es semirresistente y fácil de cultivar, excepto en países fríos, en donde se desarrolla en invernaderos. Requiere temperaturas de alrededor de 22 ºC, un suelo fértil y bien drenado y un sitio soleado. Tolera condiciones secas. La propagación por semillas se lleva a cabo en primavera y por esquejes semimaduros en verano.

Las granadas se recogen en otoño, cuando ya están maduras. Para usarse frescas simplemente se extrae la pulpa, pero la cáscara puede ponerse a secar para preparar decocciones o hacer polvo.

Constituyentes activos

Alcaloides, triterpenoides y elagitaninos.

Propiedades

Amebicidas, analgésicas, estomacales, antioxidantes, antipiréticas, antisépticas, diuréticas, antivirales, astringentes, hemostáticas, cardiotónicas, hipoglucémicas, citotóxicas, fungicidas, emenagogas, hemolíticas, hipocolesterolémicas, parasiticidas, estimulantes, uterotónicas y vermífugas.

Partes utilizadas

De la planta se aprovechan frutos y semillas.

Usos medicinales tradicionales

Sistema cardiovascular. Por su alto contenido de polifenoles, la granada es una excelente fuente de antioxidantes, los cuales, entre sus beneficios, se encuentra el de promover la salud del sistema cardiovascular. Contribuye a reducir la presión arterial y promueve la correcta función del corazón y la circulación. Las antocianinas, compuestos antioxidantes, fortalecen los vasos sanguíneos. El consumo regular del jugo y la pulpa ofrece protección contra enfermedades cardiovasculares, como la enfermedad arterial coronaria.

El jugo puede ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer.

Sistema digestivo. La granada se ha utilizado para aliviar disentería amebiana y diarrea crónica y para expeler lombrices intestinales. De hecho, debido a sus propiedades parasiticidas, es un antiguo remedio para eliminar varios tipos de parásitos del sistema digestivo. Para la diarrea, el tratamiento típico es el de jugo mezclado con semillas.

Los componentes de la granada se acumulan en la sangre y ayudan a fortalecer el hígado. También puede contribuir en la prevención del cáncer de colon.

Sistema tegumentario. El jugo ayuda a combatir bacterias, por lo que es un remedio para las llagas de la boca y las infecciones de garganta. Los flavonoides ayudan a reforzar los tejidos conectivos internos.

Sistema urinario y reproductivo. La granada es un alimento antiinflamatorio indicado en casos de infecciones en la vejiga, ya que combate microorganismos y proporciona un suave alivio al tracto urinario. Sus compuestos brindan una ligera acción antiinflamatoria.

Por otra parte, estudios de laboratorios sugieren que el jugo, la cáscara y el aceite del fruto obstruyen la propagación de tumores cancerosos; es probable que el jugo sea un buen auxiliar en el tratamiento del cáncer de próstata. Los compuestos del jugo promueven la muerte de las células cancerosas y evitan que se muevan hacia otras partes del cuerpo.

Para uso terapéutico contra el cáncer de próstata, suele recomendarse beber aproximadamente 8 onzas de jugo de granada al día.

Usos y propiedades de la granada.

Preparaciones comunes

Se administra el jugo de la granada, de la cual también puede elaborarse cápsulas. El consumo del fruto también forma parte del tratamiento de problemas de salud.

Contraindicaciones

El consumo de las hojas, los tallos, la corteza y las raíces está contraindicado, ya que son tóxicos. Dosis excesivas de granada pueden provocar mareos y escalofríos.

En dosis terapéuticas no se conocen efectos secundarios. En algunos países el extracto de corteza está sujeto a restricciones legales.

Curiosidades

-La palabra “punica” tiene como base dos términos del latín: punicum malum, que significa “manzana de Cártago”. En épocas antiguas, Cártago era una ciudad famosa por la producción de granadas.

-El uso medicinal de la fruta aparece en la obra Miscellaneous Records of Famous Physicians (Ming Yi Bei Lu), de Tao Hongjing.

-En el Papiro Ebers, uno de los tratados médicos más conocidos de la antigüedad, se menciona a la granada como cura para la tenia.

-Se calcula que la granada contiene 3 veces más antioxidantes que el vino tinto y el té verde.

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Pomegranate

http://www.nhs.uk/Livewell/superfoods/Pages/is-pomegranate-a-superfood.aspx

https://hort.purdue.edu/newcrop/morton/pomegranate.html

Rebecca Johnson, Tieraona Low Dog, Steven Foster y David Kiefer. (2012). Guide to medicinal herbs. National Geographic Society.

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.