Elettaria cardamomum

Una de las más antiguas especias del mundo, el cardamomo o grana del paraíso, se obtiene de una planta ampliamente usada en Oriente Medio desde hace muchos siglos. El cardamomo ha sido conocido como “la reina de las especias”, y su uso culinario y medicinal se remonta a poco antes del siglo IV a. C. Actualmente se añade a platos dulces y salados, confiriendo un agradable sabor y un aroma único.

La especie, que no debe confundirse con otras especies también llamadas cardamomo o falso cardamomo, es nativa del sur de la India, específicamente de las Ghats occidentales, pero también crece naturalmente en Sri Lanka. Se introdujo en otras regiones de clima tropical, y hoy su cultivo se extiende a países como Tanzania, Indonesia, Guatemala y Papúa Nueva Guinea.

La planta del cardamomo se valora sobre todo por sus aromáticas semillas.

El cardamomo ha sido conocido como “la reina de las especias”.

¿Cómo es?

Es una hierba perenne que crece en torno a los 2-4 metros de altura, pero es capaz de alcanzar hasta 5 o 6 metros. Tiene hojas alternas de forma lanceolada, oscuras y alargadas y con la punta estrecha, de hasta 60 centímetros de longitud. Crece a partir de un rizoma grueso del que se desarrollan hojas en forma de lámina.

Sus flores son pequeñas, de un color verde pálido o casi blanco, con un pétalo blanco con franjas púrpuras o violetas. Posteriormente crecen frutos amarillos ovalados-alargados que son cápsulas con celdas en cuyo interior se encuentran semillas de unos 3 milímetros de largo.

Cultivo y cosecha

La planta se propaga por semillas en otoño o por división de raíces en primavera y verano. Las mejores semillas son frescas y se plantan en un lapso no mayor de 10 días, ya que de lo contrario su viabilidad se reduce significativamente. Crece en suelos húmedos, fértiles y bien drenados, en un entorno de clima mínimo de 18 ºC y bajo un poco de sombra.

Los frutos comienzan a recolectarse cuando la planta tiene 3 años, durante la estación seca. Después se ponen a secar y se recogen las semillas.

Constituyentes activos

Alcaloides, flavonoides, saponinas, esteroles y aceite volátil (incluidos borneol, alcanfor, pineno, eucaliptol, humuleno y sabinena).

Propiedades

Carminativas, antibacterianas, antimutagénicas, antisépticas, antiespasmódicas, antivirales, cardiotónicas, coleréticas, colagogas, diuréticas, digestivas, emenagogas, fungicidas, estimulantes, laxantes, tónicas y estomacales.

Partes utilizadas

Solo las semillas.

Usos medicinales tradicionales

Algunas personas agregan cardamomo a algunos remedios herbales para mejorar su sabor.

Sistema nervioso. El aceite esencial tiene un ligero efecto calmante que puede ayudar a aminorar el estrés, la tensión, la ansiedad y la fatiga si se aplica sobre la piel y se inhala el aroma. También estimula la mente, promueve la memoria y la concentración y contribuye a levantar el ánimo y restaurar la vitalidad.

En algunas partes del mundo, especialmente Oriente Medio, se agrega al café, lo que neutraliza un poco el efecto estimulante de este y en cambio le brinda un sabor muy especial.

Sistema digestivo. Las semillas, masticadas o en té, refrescan el aliento y ayudan a eliminar malos olores, por lo que son adecuadas para personas que sufren mal aliento. Tradicionalmente, se le usa para “asentar” el estómago o normalizar la función intestinal; en la medicina ayurvédica se le considera uno de los mejores remedios digestivos.

Son aliadas valiosísimas para aliviar la indigestión, los retortijones y los cólicos. Reducen los espasmos y los gases, ayudando a disminuir la distensión abdominal y el dolor. Es auxiliar cuando la diarrea se acompaña de espasmos y náuseas. De hecho, si el aroma del aceite esencial se inhala profundamente, puede reducir las náuseas y los mareos incluso si aparecen después de una cirugía, efecto similar al del jengibre, ya que relaja el músculo liso del tracto digestivo. Es posible que ayude a amainar las que ocurren tras la quimioterapia.

Además, estimula la secreción de jugos digestivos, por lo que promueve el apetito, mientras que contrarresta el exceso de acidez estomacal. Su efecto laxante es muy suave. En India se le ha usado en el tratamiento de la anorexia.

Sistema respiratorio. Al poseer propiedades antibacterianas y antivirales, el cardamomo es un ingrediente de algunos remedios para la el asma, la gripe, la bronquitis y otras infecciones respiratorias. Un té caliente de semillas de cardamomo, además de ser reconfortante por el efecto de calentamiento que se percibe desde que llega al estómago y se extiende a la garganta, ayuda a adelgazar y expulsar el moco, y así reducir la congestión. Esto gracias, en parte, a su ligero sabor picante. Gárgaras con el té alivian el dolor y la irritación de garganta.

Sistema cardiovascular y tegumentario. Las semillas de cardamomo disminuyen la adherencia de las plaquetas, lo que reduce el riesgo de que se formen coágulos de sangre. Estimula la circulación. Si el aceite se aplica sobre la piel, disminuye el dolor muscular.

El agradable y sensual sabor y aroma del cardamomo le han valido fama de afrodisíaco, aunque su eficacia no es un hecho científicamente comprobado. Lo que sí es cierto es que puede “despertar” los sentidos debido a la estimulación mental que promueve, y que contiene compuestos androgénicos que pueden ayudar a recuperar la vitalidad.

Usos y propiedades del cardamomo.

Preparaciones comunes

Con las semillas se preparan tés (infusiones) y tinturas, pero también pueden administrarse trituradas. El aceite esencial se aplica solo o diluido en otros aceites para elaborar ungüentos, cremas o pomadas.

El agradable y sensual sabor y aroma del cardamomo le han valido fama de afrodisíaco.

Contraindicaciones

El cardamomo es considerado muy seguro, pero sus usos medicinales deben evitarse si hay úlceras en el tracto digestivo. Grandes dosis están contraindicadas para personas con reflujo gastroesofágico y cálculos biliares.

El aceite esencial se aplica solo en remedios de uso externo; no debe consumirse internamente.

Curiosidades

-La reputación del cardamomo como afrodisíaco está muy extendida en Oriente Medio.

-En China, se preparan con las semillas remedios tónicos contra la incontinencia urinaria.

-En el antiguo Egipto, el cardamomo se usaba para elaborar perfumes.

-En parte de la India se acostumbra ofrecer semillas de cardamomo después de una comida.

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Elettaria_cardamomum

http://www.kew.org/science-conservation/plants-fungi/elettaria-cardamomum-cardamom

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

Rosemary Gladstar. (2008). Herbal recipes for vibrant health. Storey Publishing.

Linda B. White, Barbara Brownell Grogan, Barbara H. Seeber. (2013). 500 time-tested home remedies and the science behind them. Fair Winds Press.

David J. Owen. (2002). The herbal internet companion. Herbs and herbal medicine online.EstadosUnidos: The Haworth Press, Inc.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.