Remedios para las Quemaduras

Existen diversos remedios para las quemaduras, pero estas son empleadas mayormente para accidentes leves. Las quemaduras son lesiones o heridas de los tejidos orgánicos causadas por diversos factores como calor de vapor, radiación, fuego, electricidad, sustancias corrosivas, etcétera. Se identifican varios tipos y grados.

Generalmente las producidas por fuego, electricidad o elementos corrosivos requieren atención médica inmediata por el severo daño a los tejidos externos e internos que pueden causar, lo cual pondría en riesgo la vida de la persona afectada. Algunas heridas tardan mucho tiempo en curarse o quedan plasmadas para siempre. En este caso, los remedios naturales podrían ser útiles en el tratamiento de cicatrices, siempre y cuando el médico indique que la sustancia natural que se aplicará no causará reacciones adversas.

Aunque la quemadura sea menor, hay que atender la zona afectada.

Las quemaduras más comunes son aquellas que provienen de accidentes por alguna fuente de calor, seguidas de las quemaduras por exposición solar. Ambas también podrían ser peligrosas y esto depende del tiempo de contacto entre la piel y el elemento a elevada temperatura, pero es frecuente que se suscite de forma leve.

Tres grados de Quemaduras: Qué hacer en cada caso.

Aunque las quemaduras ligeras no ponen en peligro la vida y normalmente no requieren valoración médica, no debe darse por hecho que sanarán solas. Es importante darles un seguimiento para que la piel pueda regenerarse más rápido, de manera que el proceso genere menos ardor, resequedad y dolor.

Remedios naturales para quemaduras.

Quemaduras por accidentes.

En el mundo de la medicina natural es posible encontrar plantas y hierbas que al ser aplicadas de forma directa, o al ser mezcladas con un poco de agua, generan alivio en las zonas afectadas, haciendo que la piel tenga una mejor apariencia y humectación.

A continuación te daremos algunas soluciones muy efectivas para todo tipo de quemaduras de poca gravedad.

Los 6 remedios para quemaduras

Aloe vera

El Aloe vera o sábila es la planta que más se utiliza para el cuidado de la piel. Entre sus múltiples propiedades están las antiinflamatorias y calmantes que alivian principalmente los síntomas de las quemaduras solares, refrescando y lubricando la zona afectada. Con el paso de los días, la piel lucirá más suave y menos enrojecida.

Aloe Vera para quemaduras.

Si en su jardín no hay una planta de sábila, consígala lo más pronto posible. No se arrepentirá cuando confirme que tiene una gran medicina en casa. Si por el momento no es posible obtenerla, puede adquirir gel de Aloe en el supermercado o en una herbolaria.

El procedimiento es muy sencillo. En caso de usar la planta, solo hay que extraer el gel del interior de la hoja de sábila y meterla al refrigerador por media hora, de preferencia en un recipiente de vidrio cerrado con su tapa. Después, con delicadeza y con las manos limpias, se aplica el gel sobre la piel irritada y se deja secar. Si se realiza de cinco a seis veces diarias, los resultados serán más visibles en poco tiempo.

Para los que utilizan el producto envasado, es importante seguir las dosis recomendadas en la etiqueta.

Harina de avena

La avena tiene muchas propiedades que benefician al cuerpo más allá de la alimentación. También es una efectiva medicina natural para reducir la irritación y deshidratación de la piel que se mantuvo mucho tiempo bajo los rayos del Sol.

Los pasos a seguir quizá no sean tan rápidos como el caso del Aloe vera, pero los resultados son igual de extraordinarios. Para el siguiente procedimiento se requiere una tina de baño y una taza de harina de avena.

Cuando la tina tenga la suficiente agua fría, se agrega la harina de avena y se mezcla hasta unificar. Por media hora, usted debe sumergirse sin tallar su piel. Una vez que abandone la tina, seque al aire el cuerpo y evite frotarlo con toalla. Puede darse algunos golpes suaves para secar. Se recomienda hacerlo una vez al día hasta que la piel luzca más sana.

La avena es una efectiva medicina natural para reducir la irritación y deshidratación de la piel.

Si no se cuenta con una tina de baño no hay problema. Puede simplemente cocinar la harina de avena en agua y dejar enfriar. Posteriormente, la mezcla se aplica cuidadosamente sobre el enrojecimiento, sin frotar, y se enjuaga con agua fría. Esto puede realizarse de dos a tres veces al día.

Lavanda

La lavanda posee propiedades anestésicas, antibacterianas y antiinflamatorias (entre muchas otras) que van a ofrecer la mejor sensación para una piel quemada, ya sea por Sol o por pequeños accidentes en casa, además de que será muy poca la probabilidad de que queden cicatrices.

Para este remedio solo basta con verter de 4 a 5 gotas de aceite esencial de lavanda en un trozo de gasa y aplicarlo directamente en la lesión. Se recomienda que cada tres horas por varios días, la gasa se cambie por una nueva y se siga el mismo procedimiento. Además de curar, el aroma que emana esta sustancia es tranquilizante.

Remedios caseros para quemaduras.

Lavanda para las quemaduras.

Miel

La miel es una de las creaciones más increíbles de la naturaleza. Esta sustancia viscosa sirve para muchas cosas, pues además de su delicioso sabor, contiene propiedades muy saludables para el cuerpo y el organismo. Con el poder de la miel es posible aliviar desde una irritación de garganta hasta una quemadura.

La revista The Cochrane Library reveló que la miel tópica es más económica y segura que otras soluciones que pueden generar efectos secundarios, refiriéndose especialmente a los medicamentos químicos.

La miel alivia la piel desinfectando las heridas y limpiando el área quemada. El procedimiento es muy parecido al anterior con la lavanda. Solo hay que untar un poco de miel en una gasa limpia y enseguida colocarla donde deseamos. Se puede repetir de tres a cuatro veces al día cambiando siempre la gasa.

Uso de la miel para quemaduras.

La miel puede aliviar quemaduras.

Manzanilla

La manzanilla es una hierba muy tradicional dentro de la medicina natural. Muy probablemente nuestras abuelas elaboraron un remedio casero con un té de manzanilla para aliviarnos de algún síntoma o malestar. Si no fue así y usted tiene una pequeña quemadura, es momento de que pruebe el poder de esta milenaria hierba.

Para los casos de quemaduras, los taninos de la manzanilla calman el ardor y limpian la piel afectada.

El procedimiento para elaborar este remedio para quemadura es muy sencillo. Se requiere preparar uno o dos litros de té de manzanilla, dependiendo de cuánta zona del cuerpo se vaya a abarcar, y debe dejarse enfriar por completo. Como sugerencia, pueden añadirse algunos hielos para apresurar el proceso, pero tome en cuenta esto al momento de comenzar a elaborar su té, de manera que no vaya a quedar muy diluida la manzanilla.

Posteriormente aplique el líquido sobre la piel con una esponja suave o una tela se algodón limpia. Recuerde nunca tallar sobre una zona con quemadura.

Más remedios para quemaduras…