13 impresionantes Beneficios del Neem.

Azadirachta indica o nimbo de la India, es mejor conocido como neem. Es un árbol originario de regiones tropicales y subtropicales de Asia, abarcando India, Nepal, Bangladesh, Sri Lanka y Maldivas. No obstante, actualmente se está cultivando en otras zonas subtropicales como Florida y California, en Estados Unidos de América, así como Brasil, Nicaragua y México, entre otros.

No es una planta moderna, pero su popularidad se acrecentó en los últimos años gracias al descubrimiento de sus múltiples propiedades y beneficios.

A continuación, mencionaremos 13 impresionantes beneficios del Neem.

1. Sirve como insecticida.

Las hojas y semillas de neem han mostrado compuestos repelentes muy efectivos hacia varios tipos de insectos. Esta es la razón por la que varias empresas, principalmente Estadounidenses, están elaborando insecticidas orgánicos hechos a base de neem, que a diferencia de los comunes, no serían tóxicos en el medio ambiente.

Este insecticida espera beneficiar a trabajadores agrícolas que tienen problemas de mosquitos, garrapatas, moscas, pulgas y otros tipos de insectos o ácaros parásitos que afectan al ganado y a los animales de granjas.

La semilla es el órgano de la planta con mayor proporción de compuestos bioinsecticidas.

2. Posee diversas propiedades.

Las investigaciones extraídas de las distintas partes de la planta, concluyen en que el neem posee propiedades nematicidas (para limitar nemátodos, gusanos parásitos) fungicidas, bactericidas y acaricidas, aunque de esta última aún faltan pruebas para asegurarlo completamente.

3. Tiene hojas nutritivas.

Las hojas de neem contienen carbohidratos en un 50 por ciento, fibra en un 20 por ciento, proteínas en 5 por ciento y diversos aminoácidos esenciales como alanina y ácido espártico.

4. Cuenta con una corteza medicinalmente valiosa.

La corteza cuenta con polisacáridos, ácido gallico, nimbina, nimbidina, entre otros componentes que son útiles para cerrar heridas y provocar el vómito en caso de alguna reacción desfavorable que así lo requiera. También sirve para enfermedades cutáneas, para la acidez estomacal y reflujo gastroesofágico.

Planta de neem

5. Contiene químicos importantes.

Los químicos naturales del Neem están presentes en cada una de sus partes. Ya vimos que las hojas tienen alanina y ácido espártico, pero además, se halla triptófano y taurina, otros aminoácidos esenciales.

La corteza cuenta con arginina, ácido aspártico, treonina y triptófano, mientras que la semilla es muy rica en ácidos grasos al tener más de 100 tipos de terpenoides. La azadiractina, se considera el compuesto químico más importante del neem. Pertenece a los limonoides y está presente en las semillas del árbol.

La nimbina es otro compuesto químico responsable de varias actividades biológicas del neem, y del que se han encontrado propiedades antiinflamatorias, antipiréticas, antifúngicas , antihistamínicas y antisépticas.

6. Neem para la psoriasis.

Estudios revelan que el aceite de semillas de neem, al igual que el extracto de sus hojas, favorece a la solución de la psoriasis disminuyendo la comezón producida, así como el dolor y el enrojecimiento. La psoriasis es una afección de la piel que inicia con sarpullido y piel escamosa.

7. Neem para la diabetes.

El neem proporciona buenas noticias para las personas que padecen diabetes, ya que reduce los requerimientos de insulina en un porcentaje del 30 al 50%.

8. Neem para el cáncer.

Los polisacáridos y limonoides hallados en la corteza, en las hojas y en el aceite de neem, tienen componentes que reducen los tumores cancerosos.

9. Para el herpes.

Los extractos que se obtienen de las hojas de neem, combaten al virus del herpes y sanan rápidamente las heridas producidas por la sarna humana.

10. Para los dientes.

El neem también es eficaz en la dentadura, ya que previene la formación de caries y trastornos dentales como aftas, gingivitis y por supuesto, periodontitis.

arbol de neem

11. Neem contra alergias.

Con el neem se reduce la reacción de ojos llorosos, lagrimeo y estornudos por alergias recibidas del entorno.

12. Depura la sangre.

Las hojas de neem eliminan toxinas corporales y purifican la sangre, previniendo daños causados por radicales libres, elementos químicos que provocan el envejecimiento prematuro y que detonan varias enfermedades, entre ellas el cáncer, la ateroesclerosis, el asma, la diabetes y la demencia senil.

13. Poderosas semillas.

Las semillas son ricas en lípidos compuestos de ácido oleico, ácido palmítico, ácido esteárico, ácido linoleico y ácido araquídico, los cuales proporcionan compuestos con usos antisépticos, antivirales, antiinflamatorios, anti-úlceras y antifúngicos.

Otros beneficios del neem

Existen otros beneficios del neem que también nos benefician en otros sentidos. Es decir, no son parte de algo medicinal sino de una ayuda para algunas actividades humanas. Además del bioinsecticida del primer punto, también es usado para las siguientes funciones:

  • Como complemento alimenticio para el ganado.
  • Como fertilizante natural.
  • La pulpa es útil en la producción de gas metano.

¿Dónde comprar neem?

En el mercado es posible hallar el neem en forma de cápsulas, aceite y hasta jabón. Si no es posible que la encuentres en tiendas naturistas de tu ciudad, las tiendas en línea te dan una amplia gama de opciones a diversos precios.

La tienda online evitamins.com (disponible en idioma español) exhibe varias marcas de cápsulas de hojas de neem a precios que oscilan entre $120 y $150 pesos mexicanos. Ese misto sitio web ofrece también aceite y jabones.

Ahora, para más alternativas, Mercado Libre tiene más productos relacionados con el neem; incluso plantas por alrededor de $150 pesos mexicanos. También existe una pasta dental orgánica a $95 pesos y jabón de corteza de neem al mismo costo. Las cápsulas y aceite de neem se presentan a diferentes rangos de precios y por si fuera poco, hay varias opciones de insecticidas orgánicos.

Fuentes

Duke, James A. La Farmacia natural. Rodale, 1 ene 1998.

Neem: A Tree for Solving Global Problems. National Academies, 1 ene 1992.

http://vinculacion.dgire.unam.mx/Memoria-Congreso-2016/trabajos-ciencias-biologicas/medio-ambiente/12.pdf

https://cdigital.uv.mx/bitstream/123456789/39514/1/MayahuaQuiahua.pdf