Las arrugas pueden esperar, pero no para siempre.

Las arrugas son las marcas que nos ha dejado el tiempo; aquellas que al aparecer nos demuestra que nuestra piel está en una etapa más madura y que debemos tomar otra serie de medidas para conservarla saludable.

Si bien, las arrugas son parte de nuestro proceso natural, algunas suelen ser muy profundas o marcadas, aportando un aspecto cansado y desprolijo que quizá nos añada más años de los que en realidad tenemos. 

Cómo cuidar el rostro para evitar arrugas.
Cuidado del rostro para evitar arrugas.

Los surcos pueden aparecer tanto en el rostro, como en el cuello y otras zonas visibles, pero son los de la cara los que se conocen como líneas de expresión, ya que son provocados por  movimientos musculares activados al sonreír, expresar molestias o cualquier otro movimiento facial que se haga cotidianamente.

Somos lo que comemos y el cuerpo nos responderá de acuerdo a la calidad con que lo tratemos. 

La aparición de las arrugas es inevitable y no existe fórmula mágica o cirugía que pueda mantener una piel totalmente lisa para toda la vida. No obstante, sí es posible retardar su aparición mediante una serie hábitos muy sencillos. 

Tema relacionado: Remedios Caseros para las Arrugas.

Es válido combinar algún tratamiento de rejuvenecimiento facial como exfoliaciones o aplicaciones de ácido hialurónico, con tareas hechas en casa. Es decir, estos tratamientos son efectivos, siempre y cuando los “ayudemos” a mantenerse por más tiempo.

Si se desea retardar el envejecimiento de la piel del rostro no es necesario dejar de sonreír, pero sí es importante modificar una serie de hábitos en nuestra vida diaria. Solo hace falta disciplina y constancia para que los resultados sean favorables.

Hábitos para retardar las arrugas (VIDEO).

Hábitos que evitarán arrugas por mucho más tiempo.

1. Dejar de desvelarse / Dormir bien.

Los desvelos o las malas noches por falta de sueño, son inevitablemente reflejados a través de nuestro rostro. Si ya contamos con algunas arrugas y además añadimos ojeras, bolsas, así como párpados y comisuras de los labios caídos, es un hecho que luciremos poco atractivos o poco enérgicos. Hacer esto con constancia crea un aspecto demacrado y cansado que entre más repitamos, más complicada será la recuperación de la apariencia que teníamos tiempo atrás.

Trata el Insomnio con Remedios Caseros…

Es primordial tratar cualquier trastorno del sueño para recuperar el descanso, el cual debe ser de 7 a 8 horas diarias. Establece horarios y utiliza música y/o aceites esenciales si es necesario para conciliar el sueño. Concéntrate en vivir el momento y no pensar en problemas o preocupaciones… que es otra razón por las que aparecen las molestas arrugas.

2. Evitar el estrés.

El estrés enferma y desgasta el cuerpo. Aprender a lidiar con él no es fácil, pero debe hacerse por el bien de la salud interna y externa. En cuanto al rostro, el estrés provoca brotes en la piel, resequedad, manchas, irritación y arrugas, por lo que no existe el aporte de un beneficio al cuidado personal. 

Hay maneras efectivas de manejar las tensiones por medio de la meditación, el yoga, la respiración o con alguna actividad o deporte que libere la energía acumulada. No hay que tomarse nada personal ni tampoco molestarse al instante por asuntos que al poco tiempo quedarán atrás.

Elimina el Estrés con Remedios Caseros…

Hábitos para evitar las arrugas.
Realiza actividad física.

3. Hacer actividad física.

En el punto anterior mencionamos la actividad o el deporte como una manera de eliminar el estrés. Sin embargo, este también ayudará a activar el cuerpo y a que el organismo mejore la circulación y la oxigenación, dando a la piel una textura y apariencia más suave y nutrida.

4. Secar adecuadamente.

Nada más erróneo que tallar el rostro para secarlo profundamente con el fin de eliminar todo rastro de brillo facial o suciedad. O peor aún, lavarlo continuamente para lucir mejor. Lo único que esto provoca es una fuerte resequedad que favorece la aparición de arrugas, pues una piel sin humedad va creando surcos. Otra cosa que podría pasar es que la piel produzca más grasa como forma de protección, lo que hará que a lo largo del día estemos dañando la cara con lavada tras lavada.

Siempre hazlo con pequeños golpecitos y procura que la toalla no libere pelusa. El secado no es lo que determinará nuestro brillo facial a lo largo del día.

Cuidado de la piel.
Mascarillas para el cuidado de la piel.

5. Utilizar mascarillas faciales. 

Las mascarillas faciales con algún componente activo como ácido hialurónico, ácido retinoico o ácido glicólico, es suficiente para que la piel de la cara se vea fresca y luminosa. Una vez a la semana será suficiente para comenzar a ver cambios favorables. 

¿Qué es la Mascarilla de Carbón Activado?

6. Hidratar la piel.

No hay que olvidar hidratar la piel después de cada proceso que se realice, ya sea lavar la cara, usar mascarilla o antes de aplicar maquillaje. La hidratación permite la elasticidad de la piel, evitando esa sensación de estiramiento y rigidez que es tan favorable para el comienzo de la formación de arrugas. 

Lo más recomendable es un producto dermatológico. Los jabones provocan resequedad y las cremas comerciales no suelen aportar la hidratación y humectación adecuadas.

7. Disminuir o abandonar el consumo de alcohol.

El alcohol es sinónimo de resequedad y deshidratación. Es por ello que todos aquellos que se pasan de copas en una noche de celebración, lucen muy mal al día siguiente. El dolor de cabeza, el rostro pálido y la resaca, no es más que una serie de consecuencias a raíz de la deshidratación. No está mal una copita de vino tinto de vez en cuando, pero los cócteles muy dulces y pigmentados, la cerveza o los tragos directos, son muy dañinos para el cuerpo.

El alcohol es sinónimo de resequedad y deshidratación.

Beber alcohol con frecuencia empeora la dilatación de los vasos capilares y genera la pérdida de antioxidantes, favoreciendo la acción de los radicales libres que son los principales causantes del envejecimiento prematuro.

Cómo tener una piel bonita.
El consumo de cigarro favorece la aparición de arrugas.

8. Olvidar el cigarro.

Casi siempre, el consumo de alcohol está ligado a un ambiente de consumo de cigarro. Este favorece la disminución de niveles de colágeno y elastina, necesarios para la elasticidad y luminosidad de la piel. Además, fomenta la deshidratación, la dentadura amarillenta y la aparición de pequeños y numerosos surcos alrededor de la boca que no lucen nada bien.

9. Usar protector solar.

Este punto debería ser básico en la vida diaria. La radiación solar actuando en la piel desprotegida, es causa directa de resequedad, oscurecimiento, aparición de manchas, pérdida de antioxidantes y por lo tanto, envejecimiento prematuro. No olvidemos también la posibilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer por falta de cuidado. 

El uso de protector solar debe ser básico en la vida diaria.

No todas las cremas solares protegen como señalan. Para asegurarnos de cuál es la adecuada para piel corporal y facial con base a su estado o historial clínico, debemos acudir a un dermatólogo. Puedes preguntar sobre aquellos de la marca Umbrella o Bioderma que han tenido gran aceptación por su acción eficaz.

10. Beber agua.

Bajo ninguna circunstancia debe faltar agua en nuestro día a día. El agua es el único recurso por excelencia que va a hidratarnos y a reponernos como ninguna crema, pastilla o cirugía podrá hacerlo jamás. La falta de agua en el organismo se percibe a través de una piel agrietada y opaca.

¿Por qué sirve tomar agua?

Para evitar tener sed, que es el primer aviso de una mala hidratación, consumamos porciones moderadas cada 2 horas. Si hacemos esto, el cerebro se desempeñará mejor, nuestro estado de ánimo mejorará, la piel lucirá suave, y lo mejor, las arrugas se quedarán en espera por mucho tiempo.

11. Dejar de maltratarse la cara.

Aunque no lo parezca, dormir mal, ya sea boca abajo o siempre de lado, tocarse constantemente la cara arrugando la piel, acostarse con maquillaje y/o usar maquillaje de dudosa procedencia es una vía fácil para obtener arrugas permanentes. 

Procura dormir siempre boca arriba, untar cremas o productos para la piel con el dedo anular (es el que menos fuerza tiene; el que toca más suave), y da golpecitos suaves, sin tallar o apoyar demasiado. Además, por ningún motivo se debe dormir con maquillaje, ya que las bacterias comienzan a hacer lo suyo. 

De igual manera, un maquillaje muy económico y de extraña fabricación, podría contener ingredientes muy dañinos como plomo y mercurio. A mediano o largo plazo, la piel lucirá maltratada, deshidratada y llena de arrugas y reacciones alérgicas.

Alimentos que previenen arrugas.
Alimentos para prevenir arrugas.

12. Comer saludable.

El último punto no es el menos importante, sino todo lo contrario. Somos lo que comemos y el cuerpo nos responderá de acuerdo a la calidad con que lo tratemos. 

Los alimentos influyen mucho en el aspecto de nuestra piel en general. Si la mayor parte de la dieta que consumimos está compuesta por alimentos fritos o azucarados, gaseosas, galletas, panes y demás procesados, solo se estaremos almacenando “equipaje” inútil y pesado en nuestro interior que va a ralentizar los movimientos, crear deficiencias e impedir una vida plena. 

Cuando en las comidas propias nos olvidamos de añadir nuez, semillas de girasol, pescado, naranja, mango, toronja, mora, fresa, zanahoria, brócoli y calabaza, por mencionar algunos ejemplos, solo estamos retardando los efectos… pero de tener una piel bonita.

Dichos alimentos son la clave para que cualquier acción que hagamos en contra de las arrugas del rostro, pueda tener un efecto positivo y duradero.