El té verde es uno de esos regalos que nos brinda la naturaleza para mantenernos saludables. Este té ha sido protagonista de numerosos estudios a nivel mundial por sus asombrosas propiedades medicinales que trabajan favorablemente contra diversas enfermedades, malestares y dolencias que aquejan a un elevado porcentaje de la población mundial.

Esta popular bebida está hecha de hojas de Camellia sinensis que no han sido sometidas a procesos de oxidación como es en el caso del té negro. No solo hay un tipo de té verde, este varía de acuerdo a las condiciones de su cultivo, a los métodos empleados, al procesamiento, a la cosecha y su manejo en general.

El té verde es de origen chino pero actualmente se produce en varios puntos de Asia, siendo China, Japón e India los países que más lo utilizan dentro de su medicina tradicional. No obstante, los estudios científicos a los que sigue sometida la planta, revelan cada vez más beneficios hacia afecciones más graves y mortales, permitiendo a los pacientes una mejora muy visible de su salud y un retraso en el desarrollo de sus enfermedades.

El té verde permite el retraso en el desarrollo de muchas enfermedades.

A continuación te mencionaremos 12 beneficios del té verde para que te animes a incluirlo en tu dieta.

1. Promueve la pérdida de peso

El té verde contiene epigalocatequina-3-galato (EGCG), un poderoso antioxidante que limita la absorción de grasas y permite que los desechos se liberen vía fecal. No obstante, esto no significa que el té verde sea el remedio mágico contra el sobrepeso y la obesidad; es importante siempre mantener una dieta equilibrada con grasas saludables, una hidratación adecuada y una actividad física constante. Con esto ayudamos a que el té verde utilice mejor los elementos grasos y deseche o almacene lo que necesita.

Té verde para adelgazar.

2. Contra la diabetes tipo 2

Como parte de la pérdida de peso, el té verde también genera efectos positivos en pacientes con diabetes tipo dos. En un estudio realizado en Japón, se encontró que las personas que consumían seis o más tazas de té verde al día, tenían 33 por ciento menos riesgo de desarrollar diabetes tipo dos, a diferencia de aquellos que consumían menos de una taza por semana.

Un estudio similar fue llevado a cabo en Taiwán, donde personas que habían consumido esta bebida natural por al menos 10 años, mostraron menores porcentajes de grasa corporal y una menor circunferencia en la cintura que aquellos que no consumían el té.

Con estos resultados, se sugiere que el té verde pudiera ser una estrategia segura para el tratamiento o prevención de la obesidad y la diabetes.

3. Reduce el colesterol

Las enfermedades cardiovasculares cobran la vida de más de 17 millones personas alrededor del mundo, según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La pérdida de peso controlada mejora mucho nuestra calidad de vida. Los antioxidantes del té verde inhiben la absorción de colesterol desde el intestino grueso y esto conlleva a tener un sistema cardiovascular más sano, lo que por supuesto, incluye al corazón, uno de los órganos más importantes del cuerpo humano.

Té verde para la salud.

Té verde, útil en el Alzheimer.

4. Es útil contra el Alzheimer

Investigadores de la Universidad de Leeds, en Inglaterra, sugieren que los antioxidantes podrían ser la clave para tratar el Alzheimer, pues descubrieron que los químicos naturales presentes en el té verde pueden alterar e interrumpir el desarrollo de esta enfermedad que sufren generalmente las personas de la tercera edad.

Estos antioxidantes también se encuentran en el vino tinto y otras fuentes naturales, pero en el té verde se concentran en mayor cantidad.

El Alzheimer es la forma más frecuente de demencia que concentra entre un 60% y un 70% de los casos, según datos de la OMS.

5. Es excelente para el cerebro

Esto se relaciona en parte con el punto anterior. Se ha comprobado que el té verde mejora las funciones cognitivas del cerebro, lo que se refleja en una mejor memoria y concentración para distintas situaciones y en diversas etapas de la vida.

Se cree que en un futuro, las propiedades del té verde puedan fungir como soluciones eficaces al deterioro cognitivo asociado a trastornos neuropsiquiátricos que no solo incluyen la demencia, sino también la depresión o la amnesia.

6. Té verde vs. Cáncer de próstata

Polyphenon E es una sustancia química hallada en el té verde que posee componentes anticancerígenos que según científicos del Reino Unido, pueden actuar favorablemente contra el desarrollo de cáncer de próstata al controlar tumores de bajo riesgo. O bien, en pacientes con ese tipo de cáncer ya detectado, el avance de la enfermedad podría retrasarse considerablemente.

Esto se supo gracias a un experimento en el que varios hombres con cáncer de próstata detectado presentaron un mejor estado de salud después de haber ingerido 4 cápsulas de Polyphenon E por 34 días. Lo mejor, es que los efectos secundarios fueron muy escasos y el hígado no presentó alteración o daño alguno.

Los estudios también demuestran la eficacia del té verde contra el cáncer de páncreas y cáncer oral, así como en pacientes que se exponen a quimioterapias debilitantes, pues muchos de ellos aseguran sentir menos decaimiento que en aquellas sesiones donde no consumían té verde.

7. Mejora la vista

Siempre hemos sabido que las zanahorias son las mejores para cuidar nuestros ojos, pero recientemente se descubrió que los antioxidantes del té verde también son capaces de penetrar en los tejidos oculares para prevenir problemas comunes y afecciones más graves, como la ceguera por cataratas. Otra razón más para consumir esta magnífica bebida.

El té verde previene problemas oculares comunes y graves, como la ceguera por cataratas.

8. Ideal para personas con alergias

El té verde es un excelente antialergénico natural, pues al contener polifenol, esto es, un compuesto bio-sintetizado por las plantas, ayuda a reducir significativamente la alergia al polen. La quercetina es un flavonol que también se encuentra en el té y trabaja en la histamina, quien interviene en las reacciones de hipersensibilidad inmediata y alérgica.

9. Fortalece el sistema inmunitario

Los antioxidantes, más las vitaminas y los minerales que se concentran en el té, son los mejores aliados contra problemas del sistema inmunitario, desde problemas respiratorios como la gripe o el resfriado, hasta la artritis, donde el té verde actúa como un poderoso analgésico y antiinflamatorio que reduce significativamente los dolores causados por esta última y mejora la movilidad de quienes la padecen.

Propiedades medicinales del té verde.

10. También fortalece los dientes

Apare de combatir el mal aliento, el té verde protege la boca y encías de infecciones y enfermedades periodontales al controlar cantidades de bacterias y reducir acidez de la saliva y la producción de placa dental. Los polifenoles y las catequinas concentrados en el té, hacen posible una dentadura sana.

11. Protege de rayos solares

Pocos saben que el té verde también nos protege de los rayos UV. British Journal of Nutrition realizó un estudio que comprueba que hasta con un mínimo de 540 mg de té verde al día, junto con junto con 50 mg de vitamina C durante 12 semanas, se logra reducir el efecto de la radiación solar en la piel que suele provocar deshidratación, quemaduras, manchas y envejecimiento prematuro.

Cabe mencionar que el té verde y la vitamina C no deben sustituir los gorros, las gafas de Sol y la protección solar en crema o spray, sino que todo en conjunto hará que el daño por exposición sea mínimo.

El té verde es la bebida natural que te permite vivir más tiempo.

12. Te permite vivir más tiempo

Como último beneficio y no por menos importante, sino todo lo contrario, está el del té verde como la bebida natural que te permite vivir más tiempo. Si analizamos todos los beneficios que el té nos ofrece en los puntos anteriores que acabamos de mencionar, podemos observar que es cierto.

En Japón se comprobó que la gran mayoría de los ancianos que en su juventud y/o adultez consumieron té verde de manera frecuente, tuvieron una mejor calidad de vida y no desarrollaron enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer.

Beneficios del té verde.

Precauciones

Aunque el té verde es natural, debemos tomar en cuenta algunas precauciones, en especial para aquellas personas que ya tienen un historial clínico con ciertas afecciones, pues los activos de sus medicamentos químicos o de otros suplementos o hierbas, podrían interactuar de manera desfavorable con los componentes del té.

No se recomienda en personas con:

-Problemas cardíacos.
-Presión arterial alta.
-Úlceras estomacales.
-Problemas hepáticos.
-Problemas renales.
-Ansiedad.
-Mujeres embarazadas o lactantes.

Se recomienda consultar al médico si la persona padece:

-Anemia.
-Glaucoma.
-Osteoporosis.

Los consumidores de café en grandes cantidades también pueden sufrir malestares y reacciones poco agradables al beber té verde, por lo que las dosis deberán ser controladas.