Salix alba

La corteza del sauce se ha utilizado al menos desde tiempos del médico Dioscórides para aliviar la fiebre y reducir el dolor, y es que entre sus componentes se encuentra la salicina, base de la mundialmente famosa aspirina, uno de los fármacos de mayor consumo desde el siglo XX.

El sauce blanco es oriundo del oeste y centro de Asia, así como de Europa. De acuerdo con su clasificación científica, es parte del orden Malpighiales, de la familia Salicaceae y del género Salix. Crece en abundancia desde el Reino Unido hasta el sur de la península Ibérica, en el norte de África, el Cáucaso, de Rusia a China y a través de parte del centro asiático. Su nombre común hace alusión al color blanquecino del envés de las hojas, fácilmente perceptible.

La salicina, que una vez en el cuerpo se transforma en ácido salicílico, se ha aprovechado con fines medicinales a lo largo de la historia. Los antiguos egipcios y asirios lo hicieron y en China la corteza era empleada desde el 500 a. C. En 1838, el químico italiano Raffaele Piria logró descomponer la sustancia en ácido salicílico.

¿Cómo es?

El sauce blanco es un árbol caducifolio grande, de 10 a 30 metros de altura. Posee un tronco grueso, de hasta 1 metro de diámetro, cuya corteza, con múltiples fisuras, es color marrón. Sus hojas son ascendentes y lanceoladas, de 5 a 10 centímetros de longitud y de un verde pálido. La superficie se cubre de pelos pequeños y finos de color blanco.

Al inicio de la primavera aparecen flores en amentos al lado de hojas nuevas. El árbol es dioico. Los amentos femeninos desarrollan pequeñas cápsulas con varias semillas.

Uno de los efectos más útiles de la corteza de sauce blanco es el de bajar fiebres.

Cultivo y cosecha

Aunque por ser árbol su crecimiento es más lento que el de las plantas herbáceas, es una especie resistente y sin requerimientos especiales, pero no tolera bien los suelos pobres. Se propaga por esquejes semimaduros en verano o por esquejes de madera o leña dura en invierno, en un suelo húmedo o mojado pero bien drenado. Crece mejor en suelos con pH ácido, neutro o alcalino.

El mejor momento para conseguir las hojas es durante la estación de desarrollo. Por otra parte, la corteza se retira en verano. Ambas partes pueden usarse frescas o secas.

Constituyentes activos

Glucósidos fenólicos (principalmente salicina), taninos, catequina, flavonoides y polifenoles.

Propiedades

Salix alba tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antiprostaglandínicas, antipiréticas, antirreumáticas, antisépticas, astringentes, amargas, contraceptivas, sedantes y tónicas.

Partes utilizadas

Únicamente la corteza. Los árboles jóvenes, de 2 a 3 años de edad, son los requeridos para preparar remedios medicinales.

Usos medicinales tradicionales

Al inhibir la producción de prostaglandina, la corteza de sauce reduce eficazmente la inflamación. Como analgésico, es un buen remedio para el dolor de espalda y de articulaciones, así como de la neuralgia y del dolor de cabeza.

Sistema digestivo. Con las hojas se preparan bebidas auxiliares en casos de cólico. La corteza alivia diarrea y disentería, especialmente el dolor, aunque no tiene un efecto antibacteriano, como otras plantas.

Sistema inmunitario. Uno de los efectos más útiles de la corteza de sauce blanco es el de bajar fiebres, que frecuentemente son resultado de infecciones.

Por sus propiedades antiinflamatorias, usado internamente ayuda a reducir el dolor y la inflamación que producen la gota, la artritis, el reumatismo y otras condiciones autoinmunitarias que producen inflamación. También permite que el dolor se reduzca significativamente.

Sistema tegumentario. En baños, ungüentos y compresas preparados con la decocción de la corteza, alivia el dolor reumático y artrítico, así como a secar y curar úlceras y pequeños cortes (superficiales). Es excelente para lesiones deportivas.

Sistema reproductivo. Al brindar al cuerpo un efecto de enfriamento, puede ser auxiliar en el alivio de síntomas de la menopausia, como los sudores nocturnos y los sofocos.

Los efectos de la corteza de sauce son más ligeros que los de la aspirina; sin embargo, es una mejor opción cuando el consumo de salicina llega a ser a largo plazo.

Usos y propiedades del sauce blanco.

Salix alba.

Preparaciones comunes

Con la corteza de sauce blanco se elaboran tinturas, tabletas y tés (decocciones). También se administran extractos estandarizados. A veces se usan las hojas para hacer remedios de uso interno.

Contraindicaciones

Debe evitarse su uso en grandes dosis durante el embarazo y la lactancia. Se recomienda consultar antes al médico si se padece asma, diabetes, nefrosis, hepatosis, gota, gastrosis, úlceras pépticas y hemofilia. En dosis excesivas puede provocar náuseas, dermatosis, gastrosis, vómitos y hemorragia en el recto. Puede producir reacciones alérgicas en personas hipersensibles.

En general, la corteza de sauce tiene las mismas contraindicaciones de la aspirina, por lo que está exceptuada en fiebres infantiles debido al riesgo del Síndrome de Reye y en condiciones que implican riesgo de hemorragia. No debe tomarse junto con medicamentos anticoagulantes.

Curiosidades

-En 1853, el químico francés Charles Gerhardt sintetizó la salicina en ácido salicílico, aunque no logró una sustancia pura. Tiempo después dejó de lado este descubrimiento.

-Antiguamente, el sauce se consideró símbolo de desolación y dolor.

-La palabra salix se deriva de una frase celta: sal lis, que significa “agua cercana”.

-El médico Hipócrates fue uno de los primeros expertos en advertir que la corteza del sauce blanco hacía reducir la temperatura corporal y aliviar el dolor de cabeza.

 

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Salix_alba

http://www.iucnredlist.org/details/203465/0

Rebecca Johnson, Tieraona Low Dog, Steven Foster y David Kiefer. (2012). Guide to medicinal herbs. National Geographic Society.

Andrew Chevallier. (2016). Encyclopedia of Herbal Medicine, 3rd Edition. DK Publishing.

Brigitte Mars, Chrystle Fiedler. (2011). The country almanac of home remedies. Fair Winds Press.

Anne McIntyre. (2005). Herbal treatment of children. Western and ayurvedic perspectives. Estados Unidos. Elsevier Butterworth-Heinemann.

David Hoffmann. (2003). Medical herbalism. The science and practice of herbal medicine. Estados Unidos. Healing Arts Press.

Jiri Stodola, Jan Volak. (1992). The illustrated encyclopedia of herbs. Their medicinal and culinary uses. Dorset Press.

Deni Bown. (1996). Enciclopedia de las hierbas y sus usos. España. Grijalbo Mondadori.

Andrew Chevallier. (2007). Herbal remedies. Estados Unidos. DK Publishing.